Cuerpo

El rascar se va a acabar

¿Por qué me pica la piel?

Piel muy seca, irritada, atópica, con psoriasis, urticaria, dermatitis de contacto... Son muchas las causas del picor en la piel. Descubre cuál es tu caso y cómo puedes prevenir o aliviar este problema.

Por Raquel González | Actualizado el 01 de marzo de 2018, 09:34

porque me pica la piel 1225

Si crees que es un problema poco común, te equivocas. El picor es el síntoma (que no enfermedad) más frecuente en dermatología y afecta a un tercio de la población mundial. Puede ser localizado, generalizado, ocasional o crónico (relacionado con enfermedades dermatológicas como dermatitis atópica, eccema de contacto, urticaria o psoriasis).

Pero, ¿por qué aparece el picor?

Las causas pueden ser muy diversas: desde alergia a algún alimento o tejido hasta la llegada de la menopausia o un problema en el hígado, pasando por la automedicación con antibióticos, pero lo más habitual es que se deba a un trastorno cutáneo (dermatitis atópica, psoriasis, urticaria...).

La consecuencia es que se produce una alteración en la piel porque la barrera cutánea está dañada. El sistema inmunitario intenta "defenderla" liberando gran cantidad de histamina. Esta hormona actúa como un potente dilatador de los vasos sanguíneos, y eso es lo que provoca las rojeces, el picor... La piel reacciona de manera exagerada ante estímulos que no afectarían a la piel normal, pero sí a la piel sensible. Esta reacción puede ser desde un leve desazón a una molestia insoportable, que obliga a rascarse de forma intensa, causando algunas veces lesiones.

A continuación hemos seleccionado las situaciones más habituales con las que podrías identificarte y algunas soluciones que podrías aplicar.

Solo siento picores en épocas concretas

Lo más probable es que se trate de dermatitis atópica. Se produce sobre todo en pieles secas (incluso rugosas y escamosas) o si se sufre rinitis o asma. Por eso es habitual que surjan durante períodos muy concretos, como cuando hace frío o en primavera, por las alergias al polen. En los casos de dermatitis atópica suelen aparecer rojeces que pican mucho.

Así que algo de verdad hay en “la primavera la sangre altera”, porque el sistema hormonal revive tras haber estado "hibernando", lo que suele alterar especialmente a muchas personas. Además, se está más tiempo al aire libre y la piel entra en contacto con sustancias diferentes, lo que favorece las alteraciones cutáneas

  • Para aliviar los picores. Hidratar la piel frecuentemente es fundamental para evitar el picor que se asocia a estos cuadros cuando duran mucho tiempo. Incluso 3 o 4 veces al día. En farmacia puedes encontrar cremas corporales y faciales hipoalergénicas. Y en casos concretos, cuando hay brotes severos, el dermatólogo puede recetar una crema con corticoides para aliviar el picor.

Me pica el cuerpo cuando toco determinadas cosas

Existen casi 3.000 agentes químicos (jabones, cosméticos, detergentes...) que en contacto con la piel pueden causar picor, hinchazón, enrojecimiento e incluso la aparición de ampollas. Les ocurre a las personas que sufren una patología llamada dermatitis por contacto. También puede reaccionar la piel con síntomas de tipo alérgico ante ciertos alimentos o metales presentes en joyas y accesorios.

  • Qué hacer. Lo fundamental es suspender el contacto con la sustancia que causa el picor y, si no puedes (por cuestiones profesionales, por ejemplo), usa guantes. Una vez que ha aparecido, para que remita puede ser necesaria una medicación como pomadas con corticoides o antihistamínicos orales. Y si no se está muy seguro de qué puede estar provocando la reacción, lo más indicado es ir al dermatólogo para someterse a pruebas de alergia con parches cutáneos que determinarán qué sustancia es la culpable.

Además de picor también aparecen puntitos rojos

Si en lugar de aparecer una zona enrojecida se ven unos pequeños puntos rojos que se asemejan a picaduras de insectos y que provocan también picazón muy intensa, significa que padeces urticaria. Esta manifestación cutánea también suele ser alérgica, pero en este caso es más habitual que la reacción esté relacionada con la ingesta de un medicamento (penicilina, antiinflamatorios...) o de un alimento (las fresas, la clara de huevo, el marisco, la leche...) que pueden desencadenar estas reacciones.

  • Cómo remediarlo. Si tomas medicamentos y te suele salir urticaria informa a tu médico porque quizá pueda buscar una alternativa.
  • Y cuando sufras un brote. Prueba a realizar baños con avena para calmar la piel. Pon unas diez cucharaditas de avena en un saquito de tela y colócalo dentro del agua de la bañera. Si no tienes bañera otra opción es poner compresas de agua fría o probar el siguiente remedio natural: mezcla tres gotas de aceite esencial de caléndula y otras tres gotas de aceite de orégano en un poco de aceite de oliva. Aplica la mezcla sobre la zona a tratar varias veces al día con un gasa limpia. Te calmará y te ayudará a curar la lesión.

Solo me pica entre los dedos

En este caso es un hongo lo que suele causar el eccema. Este suele “instalarse” en zonas donde se acumula el sudor y el calor (como ocurre en los huecos de los dedos) porque son sus condiciones ideales para vivir. En concreto, es habitual que afecte al primer hueco interdigital (entre el pulgar y el índice) donde hay más espacio de ventilación.

  • Si tienes pie de atleta. O lo que es lo mismo, hongos en los pies, extrema las precauciones y cámbiate preferiblemente dos veces de calcetines (de algodón) al día para que los pies estén siempre secos. Usa también siempre chanclas en la piscina o el gimnasio, sécate a fondo, insistiendo en el espacio entre los dedos y no compartas la toalla para evitar contagios. La mejor fórmula para combatirlos es usar un spray o polvos antimicóticos de venta en la farmacia.

Me ha salido una "culebrina" y me pica muchísimo

El virus de la varicela puede permanecer en el organismo “dormido” y despertar años más tarde provocando lo que se conoce como herpes zóster. En este caso, además de una picazón intensa, esta alteración también se manifiesta con la aparición de vesículas dolorosas en forma de “culebrilla” que afectan solo a una mitad de la cara o el cuerpo. Aunque es más común en personas mayores de 50 años de edad, cualquier persona que haya tenido varicela puede padecer herpes zóster.

  • Tratamiento. Aunque se suele resolver por sí solo al cabo de una o dos semanas, el dolor y los picores se pueden mitigar con fármacos antivirales. Según el paciente, estos pueden administrarse por vía oral o intravenosa.

TrucoClara

Lo que siempre funciona

Sea cual el problema que produce picores en tu piel, mejorará si usas prendas 100% algodón, cremas libres de perfume y parabenos, y jabones y geles con pH neutro.

La piel se me descama y me pica mucho el cuerpo

Posiblemente sea un caso de psoriasis. Casi un 3% de la población mundial la sufre. Las células de la piel se renuevan cada mes, pero en las personas con psoriasis ese proceso se realiza en solo 3 días. Por eso aparecen escamas blanquecinas y se da una descamación exagerada. La psoriasis suele aparecer por “brotes”, sobre todo en períodos de estrés. Se trata de una alteración genética que tiene su origen en el sistema inmune: provoca que la piel se “ataque” a sí misma por error provocando inflamación.

  • Cómo se trata. Las cremas hidratantes, aunque sean hipoalergéncias, no curan la psoriasis, pero sí contribuyen a reducir el picor, la descamación y la sequedad. Como tratamiento, se suelen usar corticoides para evitar la inflamación en forma de pomadas muy grasas. El dermatólogo también puede recetar medicamentos o inyecciones para controlar la inflamación. Como terapia en centros médico-estéticos funciona muy bien la fototerapia: terapia con luz ultravioleta.
  • Si afecta al cuero cabelludo. El 70% de las personas que padecen psoriasis suelen padecerla también en el cuero cabelludo, causando desde una fina descamación a una caspa gruesa con placas rojas que causan mucho picor. La buena noticia es que en la farmacia hay champús y lociones específicas, con urea o ácido salicílico entre sus ingredientes, que la combaten. Es muy importante evitar rascarse, al igual que en otras localizaciones del cuerpo, para evitar provocar lesiones cutáneas.

Cuando tengo calor, me pican mucho los brazos y el escote

Aunque la afección tiene un nombre “raro”, urticaria colinérgica, es un problema muy común. Se produce cuando aumenta el calor corporal y aparece el sudor, como por ejemplo al hacer ejercicio, con baños o duchas muy calientes o al comer platos muy especiados. Suelen aparecer ronchas que pican mucho y que van precedidas de sensación de calor o quemazón. Y, aunque es más frecuente su aparición en los brazos y tórax, pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo.

  • Cómo tratarlo. Las ronchas y el picor aparecen a los pocos minutos de comenzar a sudar y pueden durar 30 minutos o más. Pero no es preocupante, en cuanto el cuerpo vuelve a la temperatura normal y desaparece el sudor, desaparece también el problema. Lo mejor es evitar las situaciones en las que se sude mucho, usar prendas de algodón, que transpiran mejor y darse duchas cortas con agua templada o fría.

¿Por qué me pica la piel después de la ducha?

Tu piel puede ser demasiado sensible o incluso puedes padecer dermatitis atópica. El trastorno en sí se llama prurito acuagénico. Se desencadena cuando la piel entra en contacto con el agua, pero puede haber otros factores que la desencadenen como el sudor, el cambio brusco de temperatura o el contacto con una prenda de fibras sintéticas. Si el agua es dura –con demasiada cal– o demasiado caliente y además usas jabones agresivos, la situación empeora.

  • Qué puedo hacer. Olvídate de baños prolongados en la bañera con agua muy caliente. Mucho mejor una ducha rapidita con agua templada o que esté a una temperatura similar a la de tu cuerpo. Usa geles neutros que respeten el pH de tu piel. En vez de secarte frotando, hazlo con suaves toquecitos de la toalla. Usa siempre una leche o aceite corporal calmante.

Al tomar el sol me sale una erupción que me pica muchísimo

Es lo que se conoce como alergia o intolerancia al sol, una reacción del sistema inmunológico a la luz solar. Ante la exposición directa al sol, muchas personas, sobre todo mujeres con piel muy blanca, sufren pocas horas después una erupción en cara, escote, brazos y pies, con una picazón muy desagradable. En algunas ocasiones suelen aparecer incluso pequeñas ampollas.

  • La mejor solución. La prevención. Es decir, evitar la exposición al sol, al menos durante las horas más perjudiciales (de del mediodía a 4 de la tarde), usar fotoprotección alta (FPS 50) y usar ropa que cubra el máximo de piel. También existen nutricosméticos que ayudan a preparar y reforzar la piel de cara a la exposición solar, disminuyendo su reactividad. Pero se ha de tomar varias semanas antes de ponerse bajo el sol. Aún así, el uso del protector solar es indispensable.
  • Para calmar la piel. Si los síntomas son leves, basta con aplicar compresas de agua fría o vaporizar la piel con sprays de agua termal. Pero si es más grave, el dermatólogo puede recomendar cremas con corticoides o antihistamínicos. También es muy eficaz la fototerapia: exposición a la luz ultravioleta.

¿Es verdad que el estrés empeora el picor?

Así es. La piel y el sistema nervioso comparten el mismo origen embriónico. O lo que es lo mismo, la piel y el cerebro proceden de las mismas células. Esta conexión, según los dermatólogos, hace que cuando estamos nerviosas, tensas o asustadas nuestra piel se "exprese" con síntomas muchas veces molestos, como picor, descamación o o rojeces.

  • El cortisol, el culpable. Esta hormona se libera cuando aparece una situación tensa. Desencadena una respuesta rápida de huida o lucha, una reacción que puede resultar muy útil ante un peligro o reto. Lo malo es que se repite en cada situación estresante del día a día… y si se disparan los niveles a menudo, aparecen los trastornos anímicos y los problemas cutáneos.
  • Relájate y diviértete. Recupera el bienestar dedicando parte de tu tiempo a hacer alguna actividad. Ya sea el baile, yoga, meditación, nadar, lo que te guste… reduce el estrés y estimula las hormonas de la felicidad, como la serotonina, dopamina o las endorfinas. Lo notarán tu mente y tu piel. Y si no, aprende a reducir siguiendo estos 5 (sencillos) pasos.

A veces me sube mucho calor a la cara y al cuello y me pican

Es muy posible que se trate de dermatitis seborreica o rosácea. La dermatitis seborreica a veces viene acompañada de escamas y puede deberse a la actividad de las glándulas sebáceas, a hongos que viven en la piel o a cambios en el funcionamiento de la barrera cutánea. En el caso de la rosácea suele afectar en casos de piel clara, sensible y grasa. El enrojecimiento es persistente en la parte central del rostro y los delgados vasos sanguíneos de la nariz y las mejillas a menudo se hinchan y se vuelven visibles.

En ambos casos, se agrava ante el estrés o cansancio, en casos de pieles muy acnéicas y en situaciones de mucho frío o mucho calor.

  • Tratamientos. Tanto para la dermatitis seborreica como para la rosácea se recomienda una limpieza facial muy suave (sin jabón) y cosmética hipoalergénica calmante (con texturas frescas y ligeras). En la rosácea funcionan también muy bien el tratamiento médico estético con láser.

Si no soy alérgica a nada, ¿por qué me pica la piel?

Muchas personas se han hecho pruebas de alergia o de intolerancias alimentarias sin que aparezca ninguna reacción significativa a ningún alérgeno y se preguntan por qué les sigue picando la piel. Es importante descartar también que la causa del prurito o picor no esté relacionada con una enfermedad del metabolismo, como la diabetes o el hipertiroidismo; una alteración de las hormonas (embarazo) o con un caso de trastorno renal (los riñones pueden no filtrar adecuadamente la sangre y las toxinas y sustancias de desecho circulan por todo el cuerpo provocando la picazón ).

Con el paso de los años la cosmética me irrita la cara... y antes no me pasaba

La contaminación, el estrés, las hormonas, una alimentación desequilibrada... te has expuesto a tantos factores que pueden alterar tu piel que, con la edad, su función barrera ha disminuido. Al bajar el umbral de tolerancia y reaccionar la piel de manera excesiva y exagerada a factores que habitualmente toleraba sin ningún problema (el clima, el agua del grifo, las cremas), lo mejor es variar tu ritual de belleza y decantarte por líneas para pieles maduras y sensibles.

Extrema las precauciones con tu rutina de belleza

Si de vez en cuando notas que aparecen rojeces en tu rostro y te pica después de usar algunos cosméticos (productos de higiene facial o cremas), cambia algunos hábitos y verás cómo tu piel mejora.

  1. Limpia con delicadeza. Preferentemente sin agua del grifo. Una buena opción es el agua micelar: empapa un algodón con el producto, déjalo reposar unos segundos en las zonas irritadas y retira. Para acabar, vaporiza con agua termal.
  2. Hidrata mañana y noche para reconfortar la piel. Elige una crema que sea a la vez reparadora de la barrera cutánea, calmante de las irritaciones y que refuerce las defensas de la piel. Si lleva antioxidantes que la protejan de los radicales libres, mejor.
  3. Revisa la etiqueta. Fíjate en la composición de tus cremas: deben ser hipoalergénicas y destinadas específicamente a la piel sensible. Usa fórmulas con menos de 10 ingredientes y que no lleven perfumes, colorantes ni parabenos.
  4. El protector solar ¡siempre! Con una piel tan frágil, hay que tener cuidado con los rayos UV. Aplica a diario un fotoprotector con alto índice UVB (SPF30 o 50+) y protección reforzada UVA. Opta por filtros 100% minerales, se toleran mejor que lo químicos.

¿Qué ingredientes debo buscar en mi cosmética para prevenir picores?

  1. Por su efecto antiinflamatorio y reparador: aceites vegetales ricos en omega 3 (onagra, borraja, girasol)
  2. Por su acción calmante: avena, aloe, algas, bisabolol, caléndula, regaliz y polidocanol
  3. Por hidratar en profundidad: ácido hialurónico, glicerina y dexpantenol
  4. Por su poder para reforzar los capilares de la piel: rusco, castaño de Indias y vid.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?