Activa tu circulación

Ahora sí: consigue las piernas que te mereces y despídete de la hinchazón, la pesadez...

Se acabó sentir pesadez en las piernas, notarlas hinchadas, aguantar el hormigueo o tener que taparlas porque no te gusta su aspecto. Si lees lo que hemos preparado para ti, estarás más cerca de que sean unas piernas con las que pisar fuerte.

Consigue las piernas que te mereces
GettyImages
foto carme del vado
Carme del Vado

Redactora Jefe de CLARA.

Actualizado a

Queremos unas piernas ligeras, descansadas, sin rastro de hinchazón ni hoyitos, y mucho menos de venitas visibles. Pero no siempre la realidad es tal y como nos gustaría. No pasa nada, en CLARA siempre buscamos hacer realidad lo que quieres. Veamos qué causa tus problemas y cómo solucionarlos.

De dónde vienen los problemas que notas en las piernas

Las varices, la hinchazón de los tobillos, la pesadez de las piernas, el hormigueo, los calambres... suelen ser síntomas de una insuficiencia venosa, que es a lo que solemos llamar “mala circulación”.

  • Qué pasa. El corazón bombea la sangre con fuerza hacia todo el organismo, pero la sangre lo tiene más difícil para hacer el “camino de regreso” al corazón por sí sola, y desde donde le cuesta más, por la distancia, es desde los pies.
  • Cuándo es un problema. Si las válvulas de las venas de las piernas cierran mal, la sangre se estanca y esta presión provoca la insuficiencia. Pero no sufras, te damos soluciones para acabar con las molestias que esto provoca.

Poner las piernas en alto no cura pero te alivia mucho

Si notamos pesadez en las piernas ponerlas en alto ayuda a aliviarla, aunque esto no baste para tratar el problema de base que pueda haber.

  • Alterna frío y calor. Es otra manera de combatir la pesadez. Puedes hacerlo tranquilamente con el rociador de la ducha de tu casa. El frío tonifica y hace que las venas se contraigan, mientras que el agua caliente provoca lo contrario, que se dilaten; y la combinación de las dos cosas estimula la circulación.

1 de cada 4 mujeres no va a la playa por no enseñar las piernas, según la Sociedad Española de Medicina Estética.

¿Te falta tiempo para ir al gym? Anda de puntillas

No te vamos a engañar, es importante hacer ejercicio regularmente porque sino los músculos de los vasos sanguíneos se debilitan y el retorno venoso de las piernas al corazón se ralentiza, pero andar de puntillas por casa es una alternativa para estimular la circulación. Activa los músculos de la pantorrilla, lo que contribuye al retorno de la sangre hacia el corazón. Andar descalza por la arena de la playa también provoca este efecto.

Pero si vas a sacar tiempo para entrenar no hagas esto...

No salgas a correr ni te apuntes a una clase de step o body combat con muchos saltos, que tienen mucho impacto del pie contra el suelo.

Si ya tienes problemas circulatorios, escoge rutinas deportivas de bajo impacto como nadar o hacer bicicleta y combínalas con máquinas de pesas para trabajar la fuerza y con yoga o pilates para estirar.

¿Necesitas hacer dieta o mejorar tu alimentación?

Si hay kilos de más es importante perderlos porque no solo “alimentan la celulitis” sino que, como las piernas deben soportar más peso, esto agrava la insuficiencia venosa.

  1. La hagas o no, tu alimentación debe ser buena. Puedes estar en tu peso y tener problemas de estreñimiento por ejemplo, porque este es uno de los agravantes de la insuficiencia venosa.
  2. Qué dieta es mejor. Por nuestra cultura, lo ideal es seguir la mediterránea, primero en versión hipocalórica para perder peso, y luego como alimentación habitual. Al ser rica en verdura, fruta, legumbres y cereales integrales, aporta suficiente cantidad de fibra para contribuir a la regularidad.
  3. Pon el salero bajo llave. Y más que del salero, cuídate de la sal oculta en alimentos como quesos, embutidos, precocinados, etc. El exceso de sal provoca retención de líquidos; y esta, pesadez e hinchazón en las piernas.
  4. ¿Y lo de beber 8 vasos de agua al día? Más que contar los vasos que bebes, debes asegurarte de estar bien hidratada. Así que no es solo tomar agua sino que la dieta también colabore. De nuevo, la dieta mediterránea ayuda a ello.

¿Pasas mucho tiempo de pie? ¡Balancéate!

El movimiento de balancín potencia la contracción y relajación muscular de los gemelos y esto ayuda a la buena circulación de la sangre desde las piernas al corazón.

Si pasas muchas horas sentada, usa un reposapiés para que las rodillas queden por encima de las caderas y trata de levantarte con frecuencia o mover los pies haciendo círculos hacia dentro y hacia afuera.

No te preocupes si de vez en cuando cruzas las piernas, no se ha demostrado que provoque sobrecarga ni varices.

¡Hay tantas cremas para las piernas...!

¿Con cuál me quedo? Busca productos específicos para el trastorno que tengas: geles fríos para la pesadez o drenantes para la hinchazón. Estas son nuestras favoritas:

Consigue las piernas que te mereces

La crema no es tan efectiva si no va con un buen masaje...

Date un automasaje circulatorio dos veces al día y verás qué alivio para tus piernas, sobre todo en verano cuando las molestias se acentúan mucho por el calor. El masaje debe durar unos 5 minutos por pierna y debes hacer movimientos de abajo hacia arriba. Combina deslizamientos ascendentes con toda la mano, con otros como de amasado pero hechos con la mano abierta, sin clavar los dedos.

¡En verano no quiero llevar medias para tapar las venitas!

Ni tienes que ponerte medias para disimular las arañitas vasculares ni usar el corrector verde de maquillaje del rostro para ello. Existen maquillajes para piernas y productos estilo “medias invisibles”. También es importante destapar tus piernas ya que con las altas temperaturas las venas se dilatan. Lleva ropa ligera y si estás en la playa o la piscina, remójalas con frecuencia.

  • ¿Y si llevo medias de compresión? Solo debes usarlas si tu patología está muy avanzada. Lo que sí puede aconsejarse es seguir una medicación tónicovenosa.

Si buscas una solución más definitiva consulta con el especialista. Si solo son arañas vasculares, suele recomendarse la escleroterapia o el láser percutáneo. En caso de varices, puede indicar terapia fotodinámica, radiofrecuencia o láser endovenoso antes de intervenciones quirúrgicas mayores.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?