Cuerpo

Cero estrés

La dieta para adelgazar sin sufrir que estabas buscando

¿Pesar la comida? ¿Horarios rígidos para comer? ¿Alimentos prohibidos? Si solo pensarlo entras en pánico... ¡Stop! Con esta dieta para adelgazar no vas a agobiar ni vas perder los nervios.

Por Clara Esmandía | Actualizado el 29 de agosto de 2019, 08:44

¿Sabes por qué con nuestra dieta para adelgazar no vas a sufrir? Porque no vas a cambiar de vida para perder peso. Nuestra dieta para adelgazar se adapta a tu ritmo para ponértelo fácil. Además, viene “aderezada” con magnesio y triptófano, dos aliados para mantenerte zen pase lo que pase, porque si hay una cosa que engorda por encima de todo es la ansiedad y los nervios.

LOS NERVIOS SE VAN A LAS CARTUCHERAS

La frase original dice que son los dulces, que pasan cinco minutos en tu boca y toda la vida en tus cartucheras, pero… son los nervios los que te llevan a comer esos dulces o bollos que van a hacerse fuertes en tu barriga y muslos… Y no es que demos crédito porque sí a la sabiduría popular –aunque el dicho lo hemos comprobado todas en nuestras carnes–, sino que la ciencia lo avala.

1 / 6

La trampa del chocolate

Cuando estás nerviosa o tienes ansiedad, liberas una hormona (el cortisol) que empuja a conseguir energía de forma rápido.

Un, dos, tres… responde: ¿qué te da energía de forma rápida? ¡Bingo! El azúcar.

Tu cerebro se pone enseguida a enviar imágenes de dulces, galletas, pasteles y también de patatas fritas y otros snacks calóricos, ¿te suena?

2 / 6

Cuanto más estrés, más chocolate y más hambre

Pues bien, seguro que ya lo sabes o lo has leído, cuando tomas algo con mucho azúcar libre, la glucosa en sangre sube hasta niveles peligrosos y el cuerpo reacciona con un bonito torrente de insulina, que baja esa glucosa peligrosa de forma brusca.

El problema es que la glucosa baja demasiado rápido y te da un bajoncillo que dispara el mecanismo contrario: "bajada de azúcar, necesitamos más comida" y vuuuuuelta a empezar.

Por eso comes y parece que tengas un agujero en el estómago que nunca se llena. Encima, esta acción-reacción se multiplica si estás nerviosa, porque el cuerpo sigue pidiendo más y más comida.

3 / 6

Las dietas engordan

Estás nerviosa, has engordado, no quieres engordar, quieres comer menos… ¿resultado? uno o dos kilos más. Y es que, hay quien dice –no sin razón– que no hay nada que engorde más que ponerse a dieta. Sobre todo si no sigues nuestra dieta.

4 / 6

¡Tenemos el antídoto!

Con nuestra dieta para adelgazar vamos a romper el círculo vicioso de nervios y hambre.

  • Porque, primero, no vas a pasar nada de hambre.
  • Segundo, los menús están repletos de alimentos saciantes y una buena dosis de magnesio y triptófano. Dos nutrientes que mantendrán tu ansiedad bajo control.
  • Y tercero, porque nuestra nutricionista, la doctora Beltrán, ha diseñado unos menús deliciosos, ¡ya lo verás!

5 / 6

La dieta para adelgazar sin sufrir

Si quieres seguir nuestra dieta solo tienes que rellenar el formulario que encontrarás en este mismo post y podrás descargarte gratis los menús completos para una semana en formato JPG o PDF. Pero antes, sigue leyendo porque tenemos muchas cosas que contarte de esta dieta para adelgazar sin sufrir.

6 / 6

¿Cuanto puedes adelgazar con esta dieta?

Con esta dieta para adelgazar sin sufrir puedes perder unos 4 o 5 kilos en la primera semana. Y luego seguir perdiendo entre medio y un kilo semanal. Eso sí, esto depende de tu punto de partida (del peso en el que comiences) y del tiempo que vayas a realizarla.

¿Cómo se hace la dieta para adelgazar?

Es muy fácil, primero no tiene ni recetas difíciles ni ingredientes raros y para hacerla solo tienes que descargarte gratis los menús que encontrarás a continuación. Si la vas a hacer durante varias semanas, cambia ingredientes por otros equivalentes, carne blanca por carne blanca, pescado azul por pescado azul, etc. Y, si tienes un momento, sigue leyendo porque te vamos a explicar qué te empuja a comer cuando estás nerviosa y –lo más importante– como evitarlo gracias a esta dieta para adelgazar.

Controlar la ansiedad por comer es posible

Cuando estás de los nervios, tu cuerpo libera cortisol. Esta hormona te empuja a conseguir energía de forma rápida, por lo que te apetecen alimentos muy ricos en azúcares y grasas (patatas fritas, dulces, galletas) que son los que te dan esta energía en forma de glucosa. Y tras comerlos tienes un ratito de tregua, en el que te sientes bien porque la glucosa y la serotonina, hormona de la felicidad, empapan tu cerebro.

Pero… esta felicidad es corta y al rato tu cuerpo ha conseguido hacer bajar la glucosa liberando insulina. Y toda la energía que no hayas quemado en este tiempo –¡horror!– se va al michelín y se convierte en esos kilitos rebeldes que luego cuesta quitarte de encima.

dieta para adelgazar sin sufrir como quitar hambre ansiedad comida picar

Como evitar los ataques de hambre

¿Qué podemos hacer para adelgazar sin pasar hambre entre las comidas y sin sufrir ataques de ansiedad? Pues, lo primero, comer alimentos ligeros pero que sean muy saciantes, así te sentirás más llena y comerás menos, como por ejemplo:

  • Aguacate. La cuarta parte de esta fruta es grasa, pero una grasa saludable, como la del aceite de oliva, súper saciante y menos calórica. El aceite tiene 9 kcal por gramo y el aguacate solo 2. Puedes tomar 1/4 al día sin sufrir por tu peso. Mira estas deliciosas recetas con aguacate.
  • Avena y semillas. Tanto la avena como las semillas de lino (y otros alimentos como las legumbres) tienen fibra soluble, que se hincha con el agua en tu estómago y forma una especie de gel que ralentiza la digestión y te llena durante más tiempo.
  • Carne magra. El pollo o el conejo son carnes ricas en proteínas y pobres en grasas. Necesitan un gran trabajo para metabolizarse, por lo que tardas en tener hambre tras comerlas, y más si las acompañas de verdura y pasta integral, ricas en fibra.

Tomar triptófano para adelgazar sin sufrir

Para seguir la dieta para adelgazar con una sonrisa en la cara necesitas también alimentos ricos en un aminoácido llamado triptófano, básico para que tu cuerpo produzca la serotonina, la “hormona de la felicidad”.

Y no solo eso, lo ideal es combinar este nutriente con otros, como el magnesio o las vitaminas del grupo B, para elevar aún más los niveles de serotonina. Y estas combinaciones las hemos tenido muy en cuenta en los menús de esta dieta para adelgazar.

Pero no solo te pone de buen humor, una dieta rica en triptófano te ayuda a conseguir un vientre liso, porque combate el cortisol, que como hemos visto, es el responsable del michelín.

Alimentos con magnesio para quemar grasa

Este mineral es el mejor amigo de todas las que queremos cuidar la línea: calma el estrés, ayuda a quemar más grasa al activar los músculos, depura, te quita la ansiedad por picar, te da energía e, incluso, te ayuda a ser más regular.

¿De dónde obtenerlo? Semillas de calabaza, girasol o sésamo, almendras, avellanas, nueces, soja, garbanzos, germen de trigo, cacahuetes, chocolate y verduras de hoja verde, entre otros, aportan magnesio en cantidad. ¿Quieres conocer otros alimentos con magnesio? No te pierdas este post.



Ten en cuenta… Consume productos ecológicos, ya que los fertilizantes químicos reducen la concentración de magnesio.Y los cereales, mejor integrales porque con el refinado se puede perder hasta el 80% del mineral.

Modera el consumo de café a 2 tazas al día, porque al ser diurético provoca que se elimine el magnesio.

Trucos para adelgazar sin sufrir

  1. Póntelo fácil. No pretendas cocinar cada día cuatro platos y dos postres. Si puedes, haz más cantidad y congela. Cuando no puedas, tira de ensaladas de bolsa, filetes de pescado que se hacen en dos minutos y otros ases en la manga que arreglan una comida en 10 minutos.
  2. Sé flexible. Si tus amigas deciden que ya está bien de quedar a tomar una infusión y que toca cenita, apúntate a la salida sin remordimientos. Debes dejarte un par de comidas libres para encajar tu vida social.
  3. No cocines doble. Nada de tu comida y otra para el resto de los tuyos. Hay recetas ligeras que podéis comer todos y chuparos los dedos, como pollo o un pescado al horno con guarnición de verdura y patatitas, paella de marisco, merluza en salsa verde...
  4. Si el viernes toca pizza… O el sábado, no renuncies a ella. Haz tú la base fina finísima (o cómprala preparada) y échale pocos ingredientes y ligeros (tomate, jamón dulce y poco queso o verduritas asadas y anchoas...). Puedes tomar tranquilamente un cuarto de una pizza mediana o hacer una versión ligera de pizza que no engorde.
  5. Nada de tremendismos. Si te saltas la dieta, no lo des todo por perdido. Esto no es un sprint, es una carrera de fondo. Date permiso para fallar de vez en cuando, pero vuelve a ocuparte –no a preocuparte– por comer bien.
  6. Para llevarlo sin nervios, apoya la dieta con deporte, que te sube el ánimo, lo mismo que dormir bien, ponerte cada día un rato al sol y tomarte las cosas con humor. Mírate estos trucos para estar de buen humor.

El gran secreto de esta dieta para adelgazar: las infusiones

¿Sabes la diferencia entre acabar de cenar y sentirte bien o seguir haciendo "visitas" a la cocina a picar a escondidas? Una infusión. Tan fácil y tan sencillo como lo lees. Y en los menús de nuestra dieta para adelgazar lo hemos tenido muy en cuenta, por eso se acaban casi todas las comidas con infusiones, pero no cualquier infusión, sino aquellas con propiedades relajantes y anti-estrés como estas de la imagen inferior.

infusiones relajantes dieta para adelgazar sin sufrir sin estres

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?