Relájate

Cómo hacer un spa en casa

Sigue estos consejos para conseguir un rostro y un cuerpo como recién salido de un balneario.

Actualizado a

Escrito por:

Laura Esteban

Actualizado a

2 / 6
Spa

Tu nuevo spa favorito: ¡tú casa!

Aprovecha estos días para preparar en casa una reconfortante sesión de spa. No creas que es imposible y no pienses que tu casa es demasiado pequeña, tu baño es incómodo o que no tienes todo lo que necesita un verdadero spa. Haznos caso: deja el móvil a un lado, cierra la puerta, apaga la luz, enciende una vela y date un baño relajante acompañada de un buen libro, tu playlist favorita, una copa de vino o un té.

Puedes elegir lo que más te guste, pero lo importante es que hagas este momento todo tuyo. Disfruta al máximo tu rutina de belleza, cuida tu piel y sácale partido a tus productos favoritos. Desconecta y regálate un momentazo solo para ti.

Hemos preparado este artículo con todo nuestro amor para que, en solo 3 pasos, conviertas tu casa en un auténtico spa relajante...

1 / 6

Mascarillas

PRIMER PASO: SPA FACIAL

Para que tu piel vuelva a sentirse feliz, solo necesitas tus productos de higiene facial diarios, un exfoliante, una ampolla de vitamina C y una mascarilla hidratante. Un tratamiento con vitamina C y antioxidantes que te teletransportará a una cabina de belleza sin moverte de casa...

  • El primer paso es limpiar la piel con el producto que tengas en casa (agua micelar, bálsamo desmaquillante...).
  • Aplica el tónico que normalmente utilices.
  • Tras esto, toca exfoliar. Puedes hacer un exfoliante casero con los productos que tienes en la despensa o bien utilizar el tuyo habitual.
  • Después de aclarar el rostro con abundante agua, aplica una ampolla o un sérum que contenga vitamina C por toda la cara, cuello y escote. La vitamina C es un potente antioxidante, previene el envejecimiento y aporta luminosidad a la piel.

2 / 6

Mascarilla

La importancia de ponerte una mascarilla

El último paso de la rutina facial en versión spa es la mascarilla, y nos encanta. Puedes utilizar cualquiera que sea hidratante y debes dejarla actuar al menos 15 minutos. En ese momento relájate más que nunca, ponte tus canciones favoritas (relajantes, claro) y no hagas nada durante ese tiempo. Hace unos días compartíamos contigo las claves para hacer una limpieza de cutis perfecta y hacer que sea súper efectiva, y este era uno de los  consejos: Es importante relajarse durante unos minutos, así que si te gustan las velas, la música suave o el incienso, es buen momento para utilizarlos. Además necesitas unas toallas grandes y una manta para no coger frío en la relajación, yo tengo una esterilla eléctrica de calor que me encanta ponerme en la espalda mientras la mascarilla hace efecto.

Te contamos cuál es la mejor mascarilla según tu tipo de piel.

3 / 6

Spa casero

Segundo paso: Spa Corporal

Una vez tengamos nuestro rostro listo, le toca el turno al resto del cuerpo. Para sentirte como en un spa, necesitas el "momento exfoliante corporal". Aquí tienes una selección con varios exfoliantes corporales por menos de 10 euros aunque siempre puedes hacerte uno casero. ¿Lo importante? Que además de ser eficaz, huela delicioso...

Este paso es básico para hacerle un "reset" a tu piel ya que al exfoliarla, eliminas células muertas e hidratas la piel en profundidad para que recupere su luminosidad.

4 / 6

Spa corporal

Automasaje corporal

Para completar el tratamiento relajante, una vez te hayas hecho el exfoliante y lo hayas aclarado, no hay nada mejor que un automasaje drenante corporal al salir de la ducha. Te ayudará a eliminar las retenciones y detoxificar del organismo.

  • Piernas: comienza masajeando circularmente los maléolos (huesos que sobresalen en la parte del tobillo) para, posteriormente, realizar arrastres ascendentes desde el tobillo a rodilla. Continua con movimientos ascendentes externos e internos hacia la zona de las ingles. Finalmente, sube tu pierna a una silla para poder masajear, de manera ascendente, el muslo por la parte de atrás, terminando en los glúteos y masajeando en esta zona, hacia afuera.
  • Abdomen: masajea en sentido a las agujas del reloj y si existe zona de acumulación de grasa, realiza un ‘pellizqueo’. En el área de los flancos o caderas (zona de retención de líquidos) primero pellizca la zona y termina con un masaje circular.
  • Brazos: con el brazo levantado por encima de la cabeza, masajea de codo hacia axila y también de codo a hombro. Masajea de manera ascendente hacia axilas, sin olvidar trabajar también la zona que queda al lado del pecho, cerca de la axila.

Fuente: Matriskin.

5 / 6

Manicura

Tercer paso: Spa en tus manos

Por último, y no por ello menos importante llega el turno de las manos. Estos días las estamos lavando continuamente y es importante dar un extra de hidratación a nuestras manos. Te recomendamos exfoliar tus manos en profundidad (puedes utilizar el mismo producto que para el resto del cuerpo) y utilizar crema de manos. ¿Has probado las mascarillas para manos? Son unos guantes impregnados de producto hidratante, exfoliante... que consiguen que tus manos vuelvan a lucir perfectas, hidratados y bonitas. Cuando termines, ya que estás puedes hacerte una manicura casera para dejar tus manos a la última.

Después de esta sesión de spa casero conseguirás un rostro y un cuerpo como recién salido de un balneario: relajado, hidratado, nutrido, luminoso, tonificado...

6 / 6

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?