Actívate

Cómo andar para adelgazar: convierte tu paseo en un entrenamiento

No nos hemos vuelto locas… ¡Adelgazar y lucir una figura 10 cuando podamos salir es una cuestión de andar! Caminar (bien) puede ayudarte a lucir algún kilo menos y presumir de una forma física inmejorable. ¡Así de sencillo!

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

entrenar caminando desconfinamiento

Con esto del confinamiento, se nos está echando encima la operación bikini otra vez, pero ya está bien… ¡se acabaron las excusas! Y es que parece que a partir del día 2 de mayo –si no hay un repunte importante de nuevos contagios–, podremos salir a hacer deporte al aire libre y eso nos ayudará a mantenernos en forma. Eso sí, sin olvidar mantener la distancia de seguridad con otras personas y extremas las medidas higiénicas, claro...

Pero antes de que te lances a la calle a correr como una loca, debes saber que puedes adelgazar caminando, si sabes cómo hacerlo. Si tú también quieres perder ese kilito de más que hemos cogido por culpa del confinamiento, toma nota porque puedes combinar tus entrenamientos en casa con caminatas al aire libre para estar en forma.

Caminar también es entrenar: 4 claves para estar en forma

Elena García, entrenadora personal de “The Power of Mami“ , explica cómo convertir una caminata en un entrenamiento cómodo y eficaz para perder peso y ponerse en forma. “Sí es posible adelgazar andando, pero no hay que perder de vista que los milagros no existen. Es fundamental ser constante y cuidar la dieta. Para conseguir buenos resultados es necesario que la actividad física vaya de la mano de una buena alimentación”, advierte la profesional.

La Organización Mundial de la Salud recomienda dar 10.000 pasos al día, que viene a ser el equivalente a caminar 7 kilómetros diarios. Anotar estas cantidades sin salir de casa demasiado puede parecerte complicado, ¡pero no es imposible! Además, ahora puedes unir tus paseos caseros con las caminatas al aire libre. Agenda el entrenamiento y verás cómo enseguida empiezas a notar resultados.

1. ¿Cuánto tengo que andar para perder peso?

Para que la caminata pueda traducirse en una pérdida efectiva de peso es fundamental que seas constante y, muy importante, que destines algo más de 30 minutos a cada sesión. “Es necesario caminar a diario y, además, hacerlo durante por lo menos durante 35 minutos. Nuestro cuerpo comienza a tirar de la grasa cuando llevamos 30 minutos de entrenamiento, de ahí la importancia de controlar el tiempo”, declara la entrenadora.

2. Camina a paso ligero

Puedes optar por recorrer tu casa de punta a punta o, si te resulta más cómodo, hacerlo en el sitio, sin desplazarte, pero también por la calle a partir del 2 de mayo y tomando todas las precauciones necesarias. Ponte buena música y… ¡en marcha!

Según Elena García, si queremos adelgazar “tenemos que caminar a un ritmo aeróbico, que consiste en mantener las pulsaciones entre un 60 y un 80% de nuestra frecuencia cardíaca máxima. ¿Cómo sabemos que estamos en ese punto si no tenemos un pulsómetro? Controlando que, a pesar de estar cansándonos, podemos seguir manteniendo una conversación”.

Para que el entrenamiento no te resulte tan monótono, puedes ir haciendo cambios de ritmo, subir más las piernas, coger unas pesas e incluso, si estás en casa y te ves con fuerzas, puedes hacer series e intercalar algún ejercicio de alta intensidad (como burpees, saltos, patadas delanteras y laterales). “Con caminar sería suficiente, pero incluir estos ejercicios pueden ayudarte a quemar más calorías y activar tu metabolismo”, apunta.

3. Hazlo por la mañana

Ponte manos a la obra por la mañana. Es preferible activarse al principio del día que a última hora de la tarde. ¿Por qué? Tal y como argumenta la profesional, “entrenar por la mañana no va a conseguir que quemes más calorías, pero te activará y acelerará tu metabolismo durante más tiempo. Al caer la tarde, el organismo se relaja y baja la frecuencia cardíaca. Es la manera que tiene nuestro cuerpo de relajarse y prepararse para el descanso”. Aunque claro, esto es como todo, si eres más de tardes/noches, ¡adelante!

4. Cuida tu alimentación

De nada sirve que te machaques en casa o por la calle, si después te pasas el día asaltando la despensa y poniéndote morada de dulces o patatas fritas. ¡Es imprescindible que apuestes por una dieta saludable e hipocalórica si quieres bajar de peso!

Está claro que resistirse al picoteo en tiempos de confinamiento es muy complicado, pero sí se puede optar por snacks saludables bajos en calorías, como una gelatina, las zanahorias, un puñado de frutos secos crudos… “Sea cual sea nuestro objetivo, debemos ser conscientes de que es fundamental mantenerse activo, pero aún es más importante cuidar nuestra alimentación”, concluye la entrenadora.

¿No paras de picotear? Entonces deberías conocer la técnica para evitarlo que funciona según la ciencia.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?