bye, bye piel de naranja

Lo que necesitas saber de la celulitis para combatirla (según los expertos)

¿Quieres despedirte de una vez por todas de esos antiestéticos hoyuelos que suelen acumularse en tus muslos y tus glúteos? Respondemos a todas esas preguntas que no paras de hacerte acerca de la celulitis.

combatir celulitis
gtres
esther g valero
Esther G. Valero

Periodista especializada en temas de lifestyle y belleza.

Actualizado a

No vayas a pensar que esto de la celulitis es una cosa tuya y de unas cuantas más. Según datos de la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética), el 85% de las españolas tiene celulitis. Vamos, que estamos casi todas juntas en esta lucha. Además, se trata de un problema que no entiende de edades ni de peso; no estamos exentas de padecerla por muy jóvenes o muy delgadas que seamos. Lo bueno es que existen soluciones eficaces que te vamos a contar a continuación. Pero antes, hagamos un repaso por este antiestético mal que nos trae a la mayoría por la calle de la amargura. Antes de atacar al enemigo, hay que conocerlo, así que… ¡Vamos allá!

¿Qué es la celulitis?

Cuando hablamos de celulitis o de piel de naranja, a todas se nos vienen a la cabeza esos antiestéticos hoyuelos que se instalan en la superficie de nuestra piel, especialmente en muslos y glúteos, pero… ¿Qué son exactamente estos “agujeritos”? “La celulitis o lipodistrofia ginecoide consiste en unos depósitos de grasa irregulares que se acumulan entre la piel y los músculos. Se localizan preferentemente –casi en exclusiva– en glúteos y cara posterior de los muslos y se manifiestan en forma de piel de naranja o requesón”, explica el Dr. Antonio Fustes, Médico Estético de Dorsia.

Tal y como explica este profesional, la celulitis suele aparecer a muy temprana edad, muchas veces al comenzar la adolescencia, y suele tener mucha relación con las hormonas femeninas; de ahí que se dé casi exclusivamente en mujeres.

Por otra parte, a menudo asociamos esta dolencia al sobrepeso. ¡Para nada! Hay muchas mujeres delgadas que la padecen. Lo que sí es cierto es que puede empeorar al experimentar cambios de peso.

¿Por qué se produce la celulitis?

Hay muchos factores que pueden influir en la aparición de la piel de naranja, siendo los más frecuentes la mala circulación, los problemas hormonales, el estrés crónico, la predisposición genética, la vida sedentaria o una alimentación inadecuada.

¿Hay diferentes tipos de celulitis?

Efectivamente, se distinguen tres tipos de celulitis:

  1. Celulitis dura. Común en mujeres jóvenes; es una de las primeras fases de la celulitis. La piel está tensa y resulta difícil de pellizcar. Da la sensación de que los adipocitos están bien adheridos al músculo.
  2. Celulitis blanda. Se ve a simple vista, la consistencia de la piel es flácida y gelatinosa y se presenta principalmente en zonas donde hay acumulación de grasa. Suele aparecer con la edad, en mujeres de alrededor de 40.
  3. Celulitis edematosa. Es la celulitis que, como su propio nombre indica, además de aspecto acolchado (hoyuelos), presenta edema (retención de líquidos). Es la menos frecuente y la más complicada de tratar. Puede presentarse a todas las edades, aunque es más frecuente entre los 20 y los 40 años, y suele combatirse con drenaje linfático.

¿Qué diferencia hay entre la celulitis y la grasa localizada?

Muchas veces tendemos a confundir la celulitis con la grasa localizada, pero no es lo mismo y conviene saber diferenciarlas para escoger las soluciones más adecuadas. La grasa localizada es la acumulación de tejido graso en una zona concreta, mientras que la celulitis se manifiesta en forma de hoyuelos. Para explicarlo de un modo más gráfico, la grasa localizada modifica el contorno corporal y la celulitis altera la calidad de la piel ofreciendo ese aspecto que se asemeja a la piel de una naranja. “La verdadera celulitis se refiere exclusivamente a los hoyuelos característicos de esta condición”, apunta el Dr. Fustes.

¿Se puede prevenir la celulitis?

Al tener una relación importante con las hormonas femeninas, resulta complicado evitarla por completo. Sin embargo, sí hay indicaciones que pueden prevenirla y, sobre todo, impedir que se agrave. Estas son las recomendaciones del experto:

  • Llevar una dieta saludable y rica en fibra.
  • Evitar o limitar el consumo de azúcares refinados o bebidas carbonatadas.
  • Beber suficiente agua.
  • Ni se te ocurra abusar del alcohol ni del tabaco.
  • No vestir con prendas demasiado ajustadas.
  • Utilizar medias compresivas para mejorar la circulación y ayudar en el flujo sanguíneo de la grasa (siempre asesorada por un profesional).
  • No abusar de los tacones.
  • Practicar ejercicio para ganar masa muscular. Ayudará a que la piel esté más firme y tonificada.
La biblia de la celulitis
Foto de Cottonbro en Pexels

¿Las cremas anticelulíticas pueden ayudarte? ¿Qué ingredientes deben contener?

Las cremas anticelulíticas pueden ser tus grandes aliadas, especialmente en las primeras fases de la celulitis. Es cierto que los milagros no existen, pero si eres constante y te aplicas la crema adecuada con un automasaje ascendente (para favorecer la circulación) y movimientos largos, suaves, circulares y lentos (para ayudar al cuerpo a eliminar líquidos y residuos), verás resultados.

  • Un consejo de expertos. Utiliza la palma de las dos manos y los nudillos para ejercer un poco más de fuerza y presión en las zonas más conflictivas.

Pero... ¿qué ingredientes tiene que contener una crema para ser efectiva? Hacemos un repaso por los más eficaces.

  • Cafeína. Es uno de los peores enemigos de la celulitis. Activa la circulación en la zona donde la aplicas y es un poderoso "antigrasa". Permite deshacerse fácilmente de las células de grasa y desintoxica tu organismo. Además, destruye los adipocitos que ya están almacenados en el organismo.
  • Carnitina. Reductor de grasa natural
  • Las algas. Ayuda a combatir la celulitis, a detoxificar y a tonificar la piel.
  • Castaño de indias. Es un potente activo para cuidar la piel y activar la circulación, gracias a su actividad antioxidante, antiinflamatoria, anticelulítica y antienvejecimiento.
  • Silicio. Estimula la producción de colágeno y elastina, favoreciendo la regeneración de la piel, la hidratación, la flexibilidad y la firmeza de la piel.
  • Retinol. Tiene la capacidad de promover una mayor firmeza y grosor de la dermis, mejorando notablemente la apariencia de la piel.
  • Centella asiática. Sintetiza el colágeno y las proteínas, ayudando a la piel a regenerarse y reafirmarse. Previene la formación de nódulos de grasa y la retención de líquidos y arrastra las sustancias que el cuerpo tiende a acumular, pero no necesita.
  • Aceite esencial de romero. Además de reducir la inflamación de los tejidos, elimina toxinas, combate la retención de líquidos y estimula la circulación.
  • Cola de caballo.

¿Qué tratamientos te pueden ayudar a eliminar la celulitis?

Aparte de las cremas, existen diferentes tratamientos para tratar la celulitis. Escoger bien el más indicado (o la combinación más indicada) es la clave para conseguir el resultado más óptimo. Lo más conveniente es que consultes a un experto, que realice un diagnóstico acertado y te indique qué protocolo es el más adecuado en tu caso. Estas son las alternativas que mejor funcionan en la actualidad:

  • Masaje anticelulítico. Hay masajes específicos para movilizar el tejido adiposo y conseguir que nuestro organismo lo elimine por sí mismo. Generalmente se realizan con movimientos circulares y ascendentes. Puedes realizártelos tú misma en casa y potenciar sus efectos aplicando alguna de las mejores cremas anticelulíticas del mercado. Aunque, para qué vamos a engañarnos, si te pones en manos de buenos profesionales conseguirás mejores resultados. Si tu celulitis no está en una fase muy avanzada, someterte a estos masajes de forma periódica mejorará bastante el aspecto de tu piel.
  • Radiofrecuencia. Es una técnica no invasiva, indolora y que no requiere preparación previa. Consiste en aplicar sobre la piel ondas electromagnéticas de alta frecuencia que calientan todas las capas del tejido a una temperatura de 40ºC o más. El calor que reciben las capas más profundas de la piel deshace los acúmulos de grasa y estimula el funcionamiento del sistema linfático, consiguiendo que las toxinas sean desechadas por el cuerpo a través de la orina. Se suele recomendar comenzar con 8 y 12 sesiones de media hora, espaciadas en una semana, y continuar con alguna sesión de recordatorio para mantener los resultados.
  • LPG. También llamado lipomassage, es un procedimiento que se lleva a cabo con un aparato de amasamiento tisular mecanizado, que libera las grasas resistentes, mejora la circulación, reduce la celulitis, drena, reafirma la piel y reduce volumen. Suelen recomendarse 10 sesiones (2 a la semana) para conseguir el efecto deseado. Los resultados se comienzan a apreciar con claridad a mitad del tratamiento.
  • V-Form. Una novedosa tecnología Core que emite radiofrecuencia en tres frecuencias diferentes. Incluye varios manípulos que permiten trabajar en diferentes zonas. Se recomienda realizarse 5 sesiones al año y los resultados son visibles desde la primera sesión. La eficacia de este procedimiento está aprobada por la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos).
  • Mesoterapia. Consiste en la administración de micro inyecciones intradérmicas con algunas sustancias como la cafeína o Aydia sobre la zona afectada. El objetivo de disolver la grasa acumulada, mejorar la circulación sanguínea y linfática y favorecer la eliminación del exceso de líquidos y toxinas. La pauta general suele rondar las 15 sesiones; las primeras 5 realizadas una vez a la semana y el resto, cada 15 días.
  • Carboxiterapia. Se inyectan pequeñas dosis de dióxido de carbono en la zona a tratar que la sangre cambia por oxígeno, mejorando la oxigenación, la circulación y el metabolismo. Suelen ser necesarias entre 5 y 10 sesiones, a razón de dos por semana.

Cellfina, el único tratamiento que elimina los hoyuelos en una sola sesión

La subcisión es uno de los métodos más novedosos y punteros del momento para eliminar la celulitis. Se conoce como Cellfina, ya que de momento este es el único aparato que permite realizar este procedimiento. Se trata del único ​ tratamiento admitido por la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) para eliminar los hoyuelos generados por la celulitis en una sola sesión. Tras administrar un anestésico tópico, el médico aplica un dispositivo que lleva una cánula que acaba con la piel de naranja. Es una técnica semi invasiva que despega los tejidos que están adheridos causando las protuberancias. No todas las pacientes son candidatas para este tratamiento, pues flacidez y estrías pueden contraindicarlo, al igual que el sobrepeso o la edad mayor de 58 años. Tiene un precio aproximado de 3.000€ y los resultados duran 3 años.

  • ¡Muy importante! Tras realizar cualquiera de estos tratamientos es necesario llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio de forma regular para mantener los resultados.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?