cuerpo sano y más estilizado

10 beneficios del Pilates avalados por una fisioterapeuta

Estas son las razones por las que, según los expertos, deberías plantearte seriamente practicar Pilates. Además de moldear tu cuerpo, esta disciplina te aportará un montón de beneficios. ¡Te lo contamos todos!

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

beneficios pilates
Ikonos

Está claro que una vida saludable pasa por una dieta equilibrada y por practicar algo de ejercicio. Hay un montón de modalidades deportivas con las que puedes mantenerte en forma, pero una de las más completas y respetuosas con tu cuerpo es el Pilates. Este sistema de entrenamiento trabaja el cuerpo y la mente. Se trata de una serie de movimientos lentos y controlados destinados principalmente a fortalecer los músculos, aumentar la fuerza y la flexibilidad del cuerpo y mejorar la capacidad de concentración.

¿Por qué es bueno practicar Pilates?

Pero estas no son las únicas ventajas que puedes obtener si te aficionas a esta práctica. Si la realizas al menos 2 veces por semana en clases reducidas y guiadas por un profesional especializado, obtendrás múltiples beneficios. La fisioterapeuta Maribel López-Brea Prous (colegiada 4.698), de la Clínica Somos Fisioterapia, hace un repaso por los 10 principales beneficios del Pilates. No son los únicos, pero sí los más interesantes.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto el Pilates?

Aunque puede variar según la intensidad de cada sesión, según un estudio publicado por el Medical Daily, una sesión de media hora de Pilates puede quemar 96 calorías (aproximadamente lo mismo que con el yoga). Además, realizando dos o tres sesiones a la semana es posible conseguir cambios óptimos en tu cuerpo. Según los expertos, es posible comenzar a apreciar las primeras mejoras el primer mes y después de tres meses los efectos se harán mucho más evidentes.

1. Aumenta la capacidad pulmonar y ayuda a respirar de forma consciente

Practicar Pilates te ayudará a respirar de forma correcta, con todas las mejoras que ello conlleva. “La respiración costal baja o torácica facilita la entrada del aire de manera tridimensional en la caja torácica. Esta respiración estabiliza el cuerpo proporcionando a los músculos una fuerte base para una correcta ejecución de los movimientos. Respirar en la parte alta de la caja torácica puede causar tensiones en cuello y hombros, y respirar siempre en la parte abdominal puede dejar desprotegida la zona lumbar en determinadas prácticas del ejercicio”, explica Maribel.

2. Estiliza la figura y fortalece la musculatura

“En el Pilates, los ejercicios parten del centro o core, también llamado ‘Power House’, que es donde reside el suelo pélvico y nuestra faja natural: el transverso abdominal. A través de la respiración, activamos estos músculos, estabilizando la columna y realizando un movimiento más eficiente. Se busca fortalecer no solo los músculos superficiales, sino también los estabilizadores profundos, encontrando su equilibrio musculoesquelético y moldeando la figura”.

3. Mejora la postura

Esta disciplina proporciona una buena alineación corporal y mejora la higiene postural. “El alargamiento de la columna (autoelongación axial) es otro fundamento de los ejercicios de Pilates. El fortalecimiento del core y la musculatura profunda junto con la autoelongación de columna favorecen un buen al resto de las estructuras corporales”.

4. Potencia la flexibilidad global del cuerpo

“Con este sistema de entrenamiento se busca flexibilizar los músculos y crear espacio entre las estructuras haciéndolas más elásticas. El alargamiento en brazos, piernas y columna que se realiza durante el ejercicio favorece un cuerpo más estilizado”.

5. Disminuye el estrés, la ansiedad y la tensión de los músculos

“La necesidad de trabajar con precisión y concentración en los ejercicios de Pilates hace que pongamos el foco en nuestra conciencia corporal y en el movimiento. De esta forma conseguimos reducir tanto los pensamientos ansiosos y estresantes como el exceso de tensión muscular. Contribuye, por tanto, a tener un estado de bienestar”.

6. Mejora la coordinación y el equilibrio

“La práctica y las progresiones de los ejercicios mejoran mucho la coordinación. No solo los ejercicios de pie mejoran el equilibrio estático o dinámico, sino también los ejercicios que se practican tumbado, en cuadrupedia, sentado... También se fortalecen los músculos del core necesarios para tener un buen equilibrio”.

7. Mantiene y mejora el movimiento global del cuerpo

“Este entrenamiento trabaja la movilidad global de columna, brazos y piernas, aumentando el rango de movimiento articular. Ayuda a recuperar los movimientos que se pierden por nuestros hábitos sedentarios, ya que la falta de movimiento hace que aparezca rigidez y anquilosamiento articular”.

8. Disminuye los dolores de espalda y previene lesiones

“Las secuencias de ejercicios en Pilates están diseñadas para obtener una espalda y abdomen fuerte y flexible, protegiendo a la columna de posibles daños. En caso de tener alguna lesión o patología de columna va a ayudar a mejorar su recuperación”.

9. Facilita el momento del parto y el posparto

“Esta disciplina se adapta a la mujer embarazada en las diferentes fases de gestación, dándole en cada momento lo que necesita. Se mantiene el tono muscular del suelo pélvico, evitando en muchos casos posibles episiotomías; y previene dolores de espalda. Por otra parte, el ejercicio posterior al parto ayuda a recuperar el suelo pélvico, incluso en partos por cesárea, y a recuperar la pared del abdomen con ejercicios concretos que no generen presión intraabdominal”.

10. Contribuye a los procesos de rehabilitación

“El Pilates se adapta a cualquier persona independientemente de si existe alguna limitación, lesión o enfermedad y ayuda a reforzar justo aquello que más necesita. Está especialmente indicado en casos de fibromialgia, parkinson, artrosis, osteoporosis, hernia, lumbalgia, cervicalgia, lesiones en hombros, dolores de rodillas…”, concluye la profesional.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?