más tonificados

Adiós, alas de murciélago: 4 ejercicios fáciles para unos brazos bonitos

Los brazos son una de las zonas más problemáticas en el cuerpo femenino. Con el paso del tiempo van perdiendo su forma y se descuelgan... a no ser que practiques estos cuatro ejercicios, claro.

Actualizado a

Escrito por:

Sonia Murillo

Actualizado a

4 ejercicios brazos
Kelly Sikkema/Unsplash

Alas de murciélago, el saludo de la reina... da igual como lo llamemos, pero lo cierto es que ese '"descolgamiento'"que sufren nuestros brazos con el paso del tiempo no es nada estético y, además, delata algo todavía más preocupante: la falta de tono y firmeza. Hacerse mayor no tiene que implicar que dejemos de sentirnos bien físicamente, al contrario, es ahora cuando tenemos que prestar especial atención a estar en forma.

Si no has cuidado, por ejemplo, tus brazos puede que entorno a los 50 empieces a notar que están perdiendo musculatura. Es algo normal debido al paso del tiempo, pero que se puede paliar con ejercicio. ¿Con qué tipo de ejercicio?, te preguntarás. Pues con estos cuatro puedes empezar a marcar la diferencia. La idea es que tú misma adaptes la intensidad y duración de cada uno a tu forma física y conforme mejores, vayas incrementando ambos. 

1 / 4
ejercicios brazos

Trabaja los tríceps

Los tríceps, los músculos que están por encima del codo, son los que más sufren ese descuelgue y es a los que hay que prestar más atención. Con unas tiras elásticas o con unas mancuernas puedes trabajarlos. Pisa la goma y tira de ella por detrás de la espalda, como en la imagen. Flexiona los codos hacia adelante y estira los brazos. Si optas por las mancuernas, haz el mismo movimiento sujetándolas con las manos. Repite el ejercicio 10 veces, descansa unos segundos y vuelve a realizar otras 10 repeticiones.

1 / 4

ejercicios brazos

Fondos y flexiones

Las flexiones y los fondos son ejercicios muy completos que sirven para trabajar varias zonas del cuerpo, entre ellas los brazos. Lo bueno es que tienen muchas variantes que puedes adaptar a tu nivel físico. Si no estás muy en forma, empieza en cuadrupedia y flexiona los brazos con los codos bien pegados al cuerpo. Puedes subir la intensidad elevando una rodilla, luego la otra, y cuando te sientas preparada, las dos a la vez. Haz el número de flexiones que puedas, esto dependerá de la intensidad de la versión que elijas, y ve aumentándolas conforme vayas avanzando con tu entrenamiento.

2 / 4

ejercicios brazos

Plancha

Las planchas son un ejercicio clave. Además de trabajar los brazos también implican el abdomen, otra zona bastante conflictiva, así que te servirán para matar dos pájaros de un tiro. Prueba todas sus variantes: con los brazos estirados o apoyando los codos en la colchoneta, con los dos pies en el suelo o con uno elevado... Aguanta en la posición que elijas el máximo tiempo posible, hasta que ya no puedas más, (lo ideal es llegar a estar entre 1 y 2 minutos) pero ve poco a poco aumentado la duración del ejercicio.

3 / 4

ejercicios brazos

Perro boca abajo

Este ejercicio es una de las posturas básicas del yoga. Tienes que anclar muy bien las manos en el suelo y, poco a poco, intentar que tus talones toquen la colchoneta al tiempo que elevas la cadera. Fortalecerás brazos y hombros al mismo tiempo que estiras la espalda y las piernas. Ideal tras un largo día de trabajo. También tienes la opción de pasar del perro a la plancha y otra vez al perro y aguantar en cada postura 5 respiraciones completas.

4 / 4

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?