todo lo que debes saber

Piel atópica: ¿Qué es? ¿Cuáles son las causas?

Piel seca, con picor y rojeces... La dermatitis atópica o piel atópica es cada vez más frecuente entre personas de todas las edades.

Actualizado a

Escrito por:

Sonia Murillo

Actualizado a

piel atópica

piel atópica

La dermatitis atópica es uno de los problemas más comunes en la piel y encontrar información fiable en Internet no siempre es fácil. Por eso, nos hemos puesto en contacto con un especialista, y hemos consultado con él todas nuestras dudas para aprender a cuidar la piel atópica.

¿Qué es la piel atópica?

La piel atópica o tener dermatitis atópica es una reacción de hipersensibilidad en la piel, como una alergia, que conlleva inflamación cutánea, enrojecimiento e hinchazón prolongados. La piel afectada está seca, irritada, con escamas y, como el picor favorece un rascado continuo, puede provocar heridas que llegan a veces a sobreinfectarse. En general, suele afectar a la piel de la cara, la zona interna de los codos y detrás de las rodillas, aunque en los lactantes, que es cuando suele iniciarse, aparece en la cara y tras las orejas.

Según el doctor José Luis López Estebaranz, miembro de la AEDV (Asociación Española de Dermatología y Venereologia) nos explica que estamos ante una enfermedad crónica de la piel que es más recurrente en niños. "El diagnóstico siempre tiene que ser clínico, es decir, hecho en consulta por un especialista, pero se cumplen las siguientes características: es una enfermedad que se produce en brotes, no es aguda, suele evolucionar y produce lesiones cutáneas simétricas".

Lo más normal es que la dermatitis atópica aparezca en la infancia. "Hay niños que con 10 meses de vida ya la tienen y suele aparecer siempre en los primeros cinco años de edad", apunta el doctor López. Se calcula que hasta un 20% de los niños tienen dermatitis atópica, " pero solo un 3% la conservan de adultos, ya que es una enfermedad que mejora con el tiempo", destaca el dermatólogo.

¿Qué causa la dermatitis atópica?

"La piel es más irritable e intolerante con algunas cremas, aparecen eccemas...", apunta el dermatólogo, pero las causas que pueden provocar un brote son muy amplias: polvo, sequedad ambiental, cambios de tiempo, fibras sintéticas... y, además, está asociada a otras patologías, como el asma o alergias. Sin embargo, la enfermedad viene determinada "por factores genéticos, ambientales e inmunológicos", comenta el doctor, quien deja bien claro que si unos padres tienen la piel atópica, se multiplican por cinco las posibilidades de que su hijo también la sufra.

¿Se puede prevenir la piel atópica?

La enfermedad en sí no se puede prevenir, pero sí la aparición de brotes. Por eso es importante mantener siempre la piel bien hidratada con productos específicos o aptos para piel atópica y huir de factores ambientales, como el polvo o la contaminación, y de tratamientos dermatológicos agresivos no prescritos por un médico.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?