todo lo que tienes que saber

Contorno de ojos: la guía de cuidados completa que estabas buscando

La piel del contorno de ojos es la más fina del cuerpo (la de los párpados solo mide 0,04 mm de grosor) y es una de las primeras en mostrar los signos del envejecimiento, pero todo es prevenible y casi todo es tratable. Esto es todo lo que necesitas saber para presumir de mirada.

Actualizado a

Escrito por:

Sonia Murillo

Actualizado a

contorno de ojos

La piel del contorno de ojos es 5 veces más fina que la del resto de la cara y hasta 10 más que la del resto del cuerpo. Además, también cuenta con menor número de glándulas sebáceas y se renueva más lentamente. Pero, ¿significa eso que merece unos cuidados específicos? Como en todo, la respuesta depende de la base de la que partamos y del objetivo que tengamos. Te contamos todo lo que tienes que saber para que, ahora que se ve más que nunca por el uso de las mascarillas, consigas su mejor versión.

¿Puedo usar mi hidratante como contorno de ojos?

Esa es una de las preguntas más frecuentes que suelen formular a expertos en cosmética y dermatólogos. Hay quien piensa que hace falta una crema específica y hay quien mantiene que no, pero todo depende de qué problemas quieras solucionar y de qué crema sea la que usas. Si lo único que quieres es hidratar y prevenir arrugas y usas una hidratante normalita, puedes hacerlo sin problema.

Eso sí, en estos casos, mejor usar productos sin perfume, que no irriten los ojos. Si los tienes muy sensibles y enseguida te pican, entonces sí que es mejor recurrir a una crema específica para el contorno.

La mayoría de contornos están formulados prácticamente con los mismos ingredientes que las cremas hidratantes para el rostro. Lo que más las diferencia es el pH que, en estos casos es más parecido al de las lágrimas, en torno al 6 o 7, por si nos entra en el ojo, que no irrite. Además, aunque hay excepciones, suelen contener un mayor porcentaje de agua que una crema hidratante al uso, siendo su precio muy superior por una menor cantidad de producto.

Otra cosa es que te enfrentes a problemas como las bolsas y las ojeras. En esos casos, si quieres hacer frente al problema, tu hidratante no te va a servir. Tampoco si utilizas una crema con retinol o alfahidroxiácidos en concentraciones altas y nunca te la has puesto en esa zona porque te va a irritar, o cremas para el acné, porque lo más probable es que en el contorno no tengas granitos y te puede resecar demasiado.

Evidentemente, si en las instrucciones de aplicación de tu crema se especifica que hay que evitar el contorno de ojos, no la uses.

contorno de ojos

Hidratar el contorno de ojos es esencial

Decidas utilizar lo que decidas utilizar, es imprescindible, repetimos, IMPRESCINDIBLE, hidratar la piel del contorno de ojos. Es una piel fina, expuesta a mucho movimiento y, aunque los corneocitos (los ladrillos de la piel, para entendernos) son más grandes y se pierde menos agua que en el resto de la cara, sí que hay que aplicar una crema hidratante siempre. ¿Qué ingredientes debería tener una crema para esta zona? Glicerina, pantenol, ceramidas, niacinamida, ácido hialurónico... Evita las que contengan perfume, por si acaso.

Necesitas una crema específica si...

  • Tienes la piel del contorno mucho más seca que la del resto de la cara o viceversa. No tiene por qué ser un contorno como tal, en realidad serviría cualquier crema que fuera adecuada para el tipo de piel de esa zona.
  • Tienes bolsas u ojeras.

Ya tengo patas de gallo, ¿ahora qué?

Si la arruga ya ha hecho acto de presencia en la piel, hay que sacar la artillería pesada. Busca fórmulas que sean muy emolientes y que contengan ingredientes clave como el ácido hialurónico o el retinol. Sí, hay contornos específicos con este ingrediente milagro del que tanto se habla últimamente y también puedes probar con un sérum para el rostro con una concentración bajita e ir introduciéndolo en tu rutina muy poco a poco.

En este punto, los inyectables son una buena opción que, si te preocupa mucho el aspecto de la zona, puedes probar. En manos de un buen profesional, los resultados son muy buenos. Recuerda que en este tipo de intervenciones conviene ponerse en manos de un especialista y no lanzarse a por ofertas demasiado económicas.

Mi problema son las ojeras y las bolsas. ¿Qué hago?

Parece muy obvio pero es que dormir es clave para la reducción de las ojeras. Dormir entre 7 y 9 horas al día no solo mejorará el aspecto del contorno, sino que influirá en el de toda tu piel y también en tu estado de salud. Sabemos que a veces es imposible "rascar" unas horas de más, pero sin dormir, poco hay que hacer.

También debes pararte a pensar si tus ojeras y tus bolsas han estado ahí siempre o han hecho acto de presencia hace relativamente poco tiempo. Si se trata del primer caso, es posible que la hiperpigmentación de la zona sea genética. En ese caso, las cremas pueden hacer muy poco y si quieres ocultarlas deberás recurrir al maquillaje o visitar a tu dermatólogo para ver qué tratamientos serían los adecuados en tu caso concreto.

contorno de ojos

En el caso de que tus ojeras sean ocasionales, entonces puedes optar por contornos con cafeína, que van muy bien para descongestionar la zona. Si tienes ojeras y además bolsas no es conveniente usar este tipo de contornos a diario, mejor alternar su uso porque la cafeína puede acumularse y aumentar el tamaño de la bolsa.

Para las bolsas, existen contornos con aplicadores metálicos que van de maravilla para bajar la inflamación, pero siempre puedes hacer el truco de ponerte un antifaz de frío o incluso unas cucharillas de café. También hay parches, tipo mascarilla, que van genial para estos dos problemas.

Dos pasos que no te puedes saltar si quieres cuidar de tu contorno de ojos

Te lo creas o no, estos dos pasos son clave para cuidar del contorno, pero te van a sonar mucho porque son los que damos siempre para casi cualquier problema en la piel: desmaquillar y proteger del sol. Basiquísimos, pero todavía hay gente que se los salta y espera ver resultados con sus cosméticos. Da igual que te compres un contorno de 10€ o de 200€. Si no te desmaquillas antes de irte a dormir y no usas FPS por la mañana, te van a servir de bien poco.

  • ¡Desmaquíllate, por favor! Pero olvídate de restregar la zona con toallitas, porque entonces perjudicarás más la zona. Utiliza un aceite desmaquillante suave o un limpiador bifásico para ojos. Impregna unos algodones y deposítalos sobre los ojos cerrados durante unos segundos para después desplazarlos suavemente hacia los lados. Luego puedes lavar la zona delicadamente con un limpiador jabonoso suave para asegurarte de que te has deshecho de todo rastro de sombras, delineador y máscara. Tras este paso, hidrata la zona con tu crema de siempre o con un contorno de ojos específico si has decidido que lo necesitas.
  • Protégete del sol. Para ello hay dos imprescindibles, las cremas solares y las gafas de sol. Sí, las gafas. ¡Son el mejor contorno de ojos que existe! Utiliza FPS alto, mejor si es 50, siempre, todos los días del año. Como esta zona es muy sensible y pueden picarte los ojos si usas una crema protectora solar de cuerpo, utiliza las específicas para la cara y, si puede ser, que especifiquen que son seguras para los ojos, por si entra algo de producto. También hay sticks para esta zona que son muy cómodos de aplicar. ¡No te olvides de los párpados!

Por otro lado, hábitos de vida poco saludables como el consumo de alcohol y de tabaco aceleran el proceso de envejecimiento natural de la piel, así que dejarlos cuanto antes también es esencial para tener un contorno de ojos cuidado y bonito. El uso de exfoliantes físicos (de esos con granitos) también está muy desaconsejado, para toda la piel del rostro y en especial, para el contorno.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?