cuida tu piel

¿Para qué sirve el aceite de Árbol de Té? Usos y propiedades

Te contamos qué es y todos los beneficios de este aceite esencial que se está convirtiendo en uno de los más populares gracias a su eficacia probada.

Actualizado a

Escrito por:

Sonia Murillo

Actualizado a

aceite arbol de te

aceite arbol de te

Los aceites esenciales se han convertido en uno de los productos de belleza más demandados en los últimos años y es que todo lo "natural" es tendencia. Cada uno tiene sus propiedades y sirve para tratar uno o más problemas de la piel. Hay uno que está cogiendo fama por ser bastante efectivo, el aceite de árbol de té, sobre todo porque es eficaz a la hora de tratar uno de los problemas en la piel que sufren más personas: el acné. Pero no solo sirve para combatir los granitos. Toma nota de todos sus beneficios y propiedades porque seguro que no tardas en hacerte con un frasquito.

¿Qué propiedades tiene el aceite de árbol de té?

El aceite de árbol de té, cuyo nombre científico es Melaleuca alternifolia, poco o nada tiene que ver con el té que beben los ingleses a las 5 de la tarde. Procede de un arbusto australiano, en concreto de sus hojas y corteza, y hace miles de años que los aborígenes de la isla lo utilizan. El aceite de árbol de té tiene propiedades antibacterianas, fungicidas y cicatrizantes.

Usos del aceite de árbol de té

Uno de sus usos más comunes es tratar el acné. De ahí que haya muchas líneas de cuidado facial que lo contienen. Además, el aceite de árbol de té se puede usar directamente para curar granitos y espinillas y que desaparezcan antes de tiempo y no dejen marcas. Solo es necesario que tenga una concentración del 5% para que sea efectivo. Pero no conviene aplicarlo por todo el rostro en este formato porque puede resecar la piel.

Además es un potente antiséptico, así que viene de maravilla para curar heridas, quemaduras y ampollas. Como es antifúngico, también sirve para tratar problemas de hongos en los pies o las uñas. Y también para tratar la caspa, basta con añadir unas gotitas a un champú corriente. "Si mojas un algodón en él y lo pasas por las cutículas, te será mucho más fácil eliminarlas; y si añades unas gotas a la loción posdepilatoria, tu piel se calmará bastante antes", explica la esteticista Carmen Navarro.

piel atópica portada

Por otro lado, también es un buenísimo aliado para luchar contra los síntomas de catarros y resfriados. Hacer gárgaras con unas gotitas diluidas en agua ayuda a curar las infecciones de garganta. También puedes usarlo para aliviar la congestión nasal haciendo vahos. Contra los insectos también es efectivo: alivia las picaduras de mosquitos y, sobre todo, previene la aparición de piojos. "Se aplican unas gotas en el champú o el suavizante al lavar la cabeza y, tras un par de minutos, enjuagas bien", explica Sergio Vañó, dermatólogo y tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal.

El uso más inesperado del aceite de árbol de té

A parte de todos estos usos, sirve comodesinfectante para la limpieza de la casa. Puedes usarlo en encimeras, baños, suelos... Tan solo hay que añadir una cucharadita de aceite de árbol de té en un pulverizador con agua o unas 50 gotas en el cubo de la fregona. Si quieres quitar los malos olores de la ropa o de las cazuelas y platos de la cocina, pon unas gotitas en el cajetín del detergente de la lavadora o lavavajillas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?