Antiedad

Booster, cosmética glowy, primer...

5 tendencias de belleza que me suenan, pero que no sé ni lo que son ni si las necesito

¿La cosmética glowy es realmente para mí? ¿Es lo mismo un booster que un sérum? ¿Debería apuntarme al multimasking? Si andas perdida con tanta palabreja rara entorno al mundo de la belleza, te descubrimos el significado de algunas de las más utilizadas últimamente. ¡Y se hizo la luz!

Por Encarna Aguado | 1 de noviembre de 2019, 14:50

Chica dudando divertida

Con tanta terminología extraña, al final vamos a necesitar un diccionario específico de belleza para saber si necesitamos usar un primer (léase "praimer") antes de nuestra base de maquillaje o si podemos vivir o no sin unas copper lights en nuestra melena. Con esta pequeña ayuda sabrás si te conviene o no incorporar estos productos y/o tendencias a tu ritual de belleza.

1. El booster o concentrado

En muchas ocasiones se utiliza como sinónimo de sérum, pero no es exactamente lo mismo. Al igual que el sérum, el booster o concentrado (también se le conoce por este nombre), se usa después de limpiar muy bien la piel y antes de la crema para potenciar los efectos de esta. Pero los boosters son más potentes que los sérums, ya que tienen una mayor capacidad de penetración en la piel debido al menor tamaño de sus moléculas. Los boosters actúan como recuperadores intensivos de la piel

¿Merecen la pena?

Depende del estado de tu piel. Piensa que hay boosters para necesidades muy específicas: para aportar luminosidad, potenciar la hidratación, mejorar la firmeza... Usándolos día y noche antes de la crema, puedes conseguir resultados visibles en 7-10 días.

2. Cooper lights

Las cooper lights no son otra cosa que unas mechas cobrizas, aunque para ser más exactos, deberíamos hablar de reflejos. Para ello se utiliza la técnica balayage o, lo que es lo mismo, en vez de recurrir a mechones anchos y al papel de plata de toda la vida, los reflejos se hacen con mechones muy finitos, que se hacen con pincel o a mano alzada de medios a puntas.

¿Merecen la pena?

Si te gusta ir a la última, es tendencia de coloración en este Otoño/Invierno 2019-2020. Funciona especialmente bien en las melenas más oscuras y le da al pelo un plus de volumen y movimiento. Descubre qué otro tipo de mechas te quedarán genial si eres morena.

3. Cosmética glowy

Si esto te suena a brilli brilli, no vas muy desencaminada, pero el efecto que se persigue es más bien el de un acabado de jugosidad, sin exceso de brillos. Para lograrlo no hace falta, por lo tanto, maquillaje iluminador. Puedes conseguirlo aplicando un sérum con vitamina C antes de tu crema habitual o usando un aceite facial de toque seco, que nutre en profundidad y deja un tenue efecto irisado. Descubre cómo sacarle el máximo partido al aceite facial.

¿Merece la pena?

Sí, si tu rostro se ve apagado y necesita un chute de vitalidad para que se vea resplandeciente y sana, sin necesidad de cubrirla con maquillaje. Descubre todo lo que necesitas saber sobre el maquillaje jugoso, dewy, glow, flawless...

4. Multimasking

¡Con el ritual coreano hemos topado! Las coreanas adictas a la beauty, esas que lucen una piel envidiable a los 30, a los 40 y a los 50 años, confiesan que, aparte de limpiarla en profundidad usan una mascarilla facial a diario ¡o varias! Y aquí es donde entra el multimasking, que consiste en combinar diferentes mascarillas en diferentes zonas del rostro para tratar necesidades específicas de la piel. Por ejemplo, puedes poner mascarilla purificante en la zona T (frente, nariz y barbilla) para matificar las zonas con brillo; y aplicar una súper hidratante en la zona de las mejillas, a la vez que pones una mascarilla en formato parches bajo los ojos para combatir las ojeras. Si este problema te preocupa, te contamos todos los remedios para decir adiós definitivamente a las ojeras.

¿Merece la pena?

No es necesario practicar el multimasking cada día, pero una vez a la semana puede ser un excelente ritual. Multimasking = multibeneficios en una única sesión de 15-20 minutos. Eso sí, tampoco es necesario gastarse un dineral en varias mascarillas. Hay mascarillas faciales a muy buen precio y efectivas e incluso puedes comprar mascarillas unidosis. Las puedes encontrar por menos de 2 €, por lo que puedes hacerte un tratamiento facial premium en casa por menos de 10€.

5. Primer

Quizá si hablamos de prebase, te suene más. Es el producto complementario ideal para la base de maquillaje. Aplicándola antes que esta, se unifica la textura de la piel y se mejora su aspecto. Con esto se consigue un maquillaje muy profesional y duradero. Dependiendo de cómo la elijas, conseguirás acentuar o disimular un aspecto u otro. Si es matificante, eliminarás todo rastro de brillos. O si es alisante, difuminarás cualquier imperfección (poros, por ejemplo) o rugosidad. Su fin es conseguir el lienzo perfecto antes de aplicar la base. ¿Te interesa? Te contamos todo lo que puedes conseguir con una prebase.

¿Merece la pena?

La verdad es que es un producto que, aunque se ha popularizado recientemente, hace mucho tiempo que lo usan los maquilladores profesionales por sus grandes prestaciones. No solo la usan como producto perfeccionador antes de la base, sino que muchas veces lo aplican en sustitución de la misma base. Si tienes una piel con muy pocas imperfecciones, el primer o prebase puede ser suficiente para conseguir una piel bonita sin verte maquillada.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?