Trucos

¡No fallan!

20 trucos para ahorrar en las vacaciones de verano

Trucos para ahorrar cuando te desplazas, cuando viajas, cuando te quedas en casa... e infinitas ideas más para que estar de vacaciones no te salga por un dineral.

1. Practica la ecoconducción

1. Practica la ecoconducción

No pises el acelerador al arrancar, provoca un consumo innecesario. Evita las marchas cortas, pues queman más combustible. No corras ni aceleres hasta que el motor haya ganado temperatura. Y apaga el motor si vas a estar parada.

Si te da pavor conducir, no te pierdas los consejos para perderle el miedo de Rafa Santandreu, nuestro psicólogo de cabecera.

1 / 20

2. Llena el depósito por menos

2. Llena el depósito por menos

Vale la pena localizar estaciones en las que el precio es más ventajoso en portales como el de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) y otros comparadores de precios. Si el fabricante no señala explícitamente el uso de gasolina 98, utiliza gasolina sin plomo 95. La diferencia de precio entre una y otra en un depósito estándar es de más de 7€.

 

2 / 20

3. No te pases con la carga

3. No te pases con la carga

Sobrecargar el coche de equipaje acaba notándose en el bolsillo. Por cada 100 kg que cargamos, el consumo de combustible aumenta un 5%. Acostúmbrate a llevar solo lo imprescindible.

Descubre cómo sacarle el máximo partido a tu maletero con estos trucos.

3 / 20

4. Mantén las ruedas en perfecto estado

4. Mantén las ruedas en perfecto estado

Antes de ponerte en marcha, revisa tu coche y asegúrate de que las ruedas están correctamente hinchadas. En las gasolineras tienen inflador y tablas con la presión adecuada. Según la Dirección General de Tráfico, conducir con poca presión en las ruedas puede aumentar el gasto de gasolina en un 4%.

4 / 20

5. Muévete en bici

5. Muévete en bici

Ya sea en tu propia ciudad o en la que te encuentras haciendo turismo, es la opción más económica y sana. Además, recuerda que el ejercicio frecuente aumenta en nuestro cerebro la producción de oxitocina, la "hormona de la felicidad”.

5 / 20

6. Practica el "couchsurfing"

6. Practica el "couchsurfing"

Es una práctica a nivel mundial que consiste en intercambiar “sofá”. Es decir, una forma de conseguir alojamiento gratis, de hacer nuevas amistades y conocer de manera más directa la forma de vida de otros.

6 / 20

7. Intercambia tu casa

7. Intercambia tu casa

Es otra fórmula para conseguir alojamiento gratis. Consiste en ceder tu casa a alguien que vaya a visitar tu ciudad a cambio de que te preste la suya.

 

7 / 20

8. Busca los vuelos más baratos

8. Busca los vuelos más baratos

Encontrar los vuelos más ventajosos no te resultará difícil gracias a la infinidad de comparadores y portales de internet. Pero ten cuidado porque muchos te cargan gastos de gestión justo al final de la compra.

8 / 20

9. Alojamientos low cost

9. Alojamientos low cost

La moda low cost también se lleva en el mundo de los hoteles. Cada vez son más las cadenas que han intentado reducir gastos superfluos (como los detalles de tocador) para ofrecer precios competitivos. Tampoco dejes escapar las ventajas del turismo rural, en general, más económico. O alójate en habitaciones de casas particulares que alquilan por días.

9 / 20

10. No hagas planes y déjate llevar

10. No hagas planes y déjate llevar

Si no has reservado tus vacaciones con antelación, aprovechando los descuentos que esto supone, te aconsejamos que apuestes por las ofertas de última hora.

Y aprende cómo hacer la maleta perfecta en un pispás, aquí.

10 / 20

11. Haz escapadas temáticas

11. Haz escapadas temáticas

A veces el secreto para disfrutar de unas vacaciones no es irse lo más lejos posible, sino descubrir o potenciar una afición: fotografía, deportes, masajes...

11 / 20

12. Organiza la fiesta en casa

12. Organiza la fiesta en casa

Los españoles empleamos el 32% de nuestro presupuesto en comer fuera, gastando la mayor parte de ese dinero durante los fines de semana. Ponte de acuerdo con tus amigos para ir alternando de casa y traer cada uno una parte de la cena. Te divertirás igual, y a final de mes lo notarás.

12 / 20

13. Pásalo bien sin gastar

13. Pásalo bien sin gastar

Más de la mitad de los españoles invierte el 48% de su presupuesto en ocio, un 10% más que la media europea. Para reducir este gasto, el primer paso es recordar que pasarlo bien no tiene por qué ser sinónimo de gastar. ¿Por qué no organizar un pícnic en la playa o en un parque?

13 / 20

14. Come más sano y por menos

14. Come más sano y por menos

Consume siempre productos de temporada, resultan más económicos. Recurre a las recetas caseras de toda la vida, suelen ser las más equilibradas y sencillas. Evita los alimentos funcionales o con propiedades añadidas si realmente no los necesitas, pueden llegar a costar el doble que su versión convencional. Y no abuses de los light ni los precocinados, que son caros y prescindibles.

14 / 20

15. Ahórrate el gimnasio

15. Ahórrate el gimnasio

El verano es una época ideal para la práctica de deportes acuáticos y al aire libre. Es muy posible que te salga a cuenta darte de baja del gimnasio durante un par de meses. Pero eso no significa que dejes de cuidarte, al contrario. Ha llegado el momento de dar paseos por la orilla del mar, nadar, correr...

Es un buen momento para combinar los beneficios de andar y correr.

15 / 20

16. Compra básicos en rebajas

16. Compra básicos en rebajas

Apuesta por los básicos, por las piezas siempre necesarias, como un buen calzado o abrigo, y recuerda que dentro de nada tendrás que adquirir los regalos de Navidad.

Si quieres saber las prendas que debes guardar en tu armario para la próxima temporada, sigue leyendo.

 

16 / 20

17. Pon tus manos a trabajar

17. Pon tus manos a trabajar

No se trata de enfrentarse a trabajos complicados, sino de tomarse la molestia de aprender a hacer ciertas reparaciones caseras como pintar, arreglar un enchufe, colgar cuadros... y ahorrarte un dineral.

No te pierdas los mejores trucos para convertirte en la reina del bricolaje.

17 / 20

18. Ahorra en la factura del agua

18. Ahorra en la factura del agua

En los grifos, pon atomizadores que reducen de 12 a 7 litros por minuto y ciérralo mientras te lavas los dientes o te enjabonas. Reduce la presión para no desperdiciar muchos litros. Haz duchas rápidas ya que cada cinco minutos consumes entre 60 y 100 litros de agua. Y riega a primera o última hora del día para evitar la evaporación.

Descubre cómo ahorrar en los gastos fijos del hogar.

18 / 20

19. Ahorra en la factura de la electricidad

19. Ahorra en la factura de la electricidad

Modera el uso del aire acondicionado y regula la temperatura a niveles razonables. Instala toldos y persianas que ayuden a mantener la temperatura de la casa estable. Y rescata el ventilador para evitar abusar del aire a la mínima de cambio.

10 trucos para ahorrar en la factura de la luz.

19 / 20

20. Y ahorra en la factura del gas

20. Y ahorra en la factura del gas

Con el calor, el cuerpo pide platos más suaves y elaboraciones más sencillas. Aprovecha para aligerar tu dieta y, de paso, ahorrar en la factura del gas. Haz uso de la barbacoa o prepara gazpachos –como el de pepino, apio y albahaca o de sandía–, ensaladas... 

20 / 20

1 /20

Toda la tranquilidad ganada durante las vacaciones podría irse al traste si al regresar descubrimos que estamos en números rojos. Toma nota de estos trucos y otras estrategias infalibles que te contamos a continuación para ahorrar durante estas vacaciones...

Ahorrar cuando viajas...

Practica el couchsurfing

El couchsurfing es una práctica a nivel mundial que consiste en intercambiar “sofá”. Es decir, una forma de conseguir alojamiento gratis, de hacer nuevas amistades y conocer de manera más directa la forma de vida de otros países.

Intercambia tu casa

Es otra fórmula para conseguir alojamiento gratis. Consiste en ceder tu casa a alguien que vaya a visitar tu ciudad a cambio de que te preste la suya.

Disfruta de las visitas gratis

Los que quieren hacer turismo por su cuenta y sin que les cueste un euro tienen cada día más opciones. En las principales capitales del mundo hay servicios de guías gratuitos o servicios de audioguías para que te los descargues cómodamente en tu móvil.

Intercambiar sofá, la casa o apuntarse a visitas gratuitas son formas de viajar a coste cero

Busca los vuelos más baratos

Encontrar los vuelos más ventajosos no te resultará difícil gracias a la infinidad de comparadores y portales de internet. Pero ten cuidado porque muchos te cargan gastos de gestión justo al final de la compra.

No pagues más por un souvenir

Infórmate antes de empezar el viaje de dónde puedes encontrar los mejores mercadillos o tiendas de artesanías e intenta solucionar tus compromisos de una sola vez. La falta de planificación puede llevarte a acabar comprando deprisa y corriendo cualquier cosa en el aeropuerto, donde la oferta es menor y los precios más elevados.

No hagas planes y déjate llevar

Si no has reservado tus vacaciones con antelación, aprovechando los descuentos que esto supone, te aconsejamos que apuestes por las ofertas de última hora.

Ten en cuenta que muchas ofertas last minute y low cost añaden gastos de gestión al final de la compra

Viaja con el 75% de descuento
Esta es la posibilidad que te ofrecen los portales de subastas online. Solo necesitas estar un poco al tanto de las ofertas, disponer de cierta flexibilidad, y pujar por la oferta que te interesa.

Reserva en un hotel o un alojamiento low cost

La moda low cost también ha llegado al mundo de los hoteles.

  • Cada vez son más las cadenas que han intentado reducir gastos superfluos (como los detalles de tocador) para ofrecer precios competitivos.
  • No dejes escapar las ventajas del turismo rural, en general, más económico.
  • O alojarte en habitaciones de los pisos de los propietarios o poner en alquiler alguna de las tuyas para sacarte un dinero extra.

Escapadas temáticas

A veces el secreto para disfrutar de unas vacaciones no es irse lo más lejos posible, sino descubrir o potenciar una afición: fotografía, deportes, masajes... Diferentes organizaciones se esfuerzan por ofrecer “escapadas temáticas”. Otra opción es recorrer tu ciudad y sus museos con ojos de turista.

Y ahorra también cuando te muevas...

Practica la ecoconducción

¿Sabías que siguiendo una serie de normas ante el volante puedes ahorrar el 15% de combustible y reducir los gastos de mantenimiento del coche? La ecoconducción o "ecodriving", una modalidad muy extendida en otros países europeos, consiste en unas pautas muy sencillas que te conviene poner en práctica ya:

  • No pises el acelerador al arrancar, este gesto provoca un consumo innecesario.
  • Evita las marchas cortas, pues queman más combustible. En carretera procura mantener una velocidad constante.
  • No corras ni aceleres hasta que el motor haya ganado temperatura. Conducir a una velocidad moderada, sobre los 90 km/h, es lo más adecuado. Aumentar a 110 km/h supone un 20% más de consumo, y a 120 km/h, un 44%.
  • Apaga el motor si vas a estar parada más de tres minutos, ya sea en un atasco o esperando a alguien.

El "ecodriving" implica conducir de forma más ecológica y económica

No te pases con la carga

Sobrecargar el coche de equipaje acaba notándose en el bolsillo. Por cada 100 kg que cargamos, el consumo de combustible aumenta un 5%. Acostúmbrate a llevar solo lo imprescindible y si no vas a usar la baca, quítala. Llevarla siempre, aunque esté vacía, aumenta el gasto en un 2%. Descubre cómo sacarle el máximo partido a tu maletero con estos trucos.



Llena el depósito por menos

En España no hay unidad de tarifas en lo que a gasolina se refiere, por eso vale la pena localizar estaciones en las que el precio es más ventajoso en portales como el de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) o comparadores de estaciones de servicio.

  • Si el fabricante no señala explícitamente el uso de gasolina 98, utiliza gasolina sin plomo 95. La diferencia de precio entre una y otra en un depósito estándar es de más de 7€.

Mantén las ruedas en perfecto estado

Antes de ponerte en marcha, revisa tu coche y asegúrate de que las ruedas están correctamente hinchadas. En las gasolineras tienen inflador y tablas con la presión adecuada. Según la Dirección General de Tráfico, conducir con poca presión en las ruedas puede aumentar el gasto de gasolina en un 4%.

Planifica la ruta adecuada

Tomándote esta molestia, te evitarás dar vueltas innecesarias. Los GPS de última generación te ayudan a calcular la ruta más corta, te avisan de los posibles atascos o te permiten localizar los aparcamientos más cercanos, con el consiguiente ahorro de gasolina.

Reducir la carga del coche, controlar las ruedas y planificar la ruta te puede ahorrar un dineral

Comparte coche y divide el precio

Es la mejor fórmula para abaratar costes en viajes de largo recorrido. El “carpooling” o “carsharing” es una práctica cada vez más extendida entre aquellos que no solo se preocupan por su bolsillo, sino también por el medioambiente.

Muévete en bici y gana en alegría

Ya sea en tu propia ciudad o en la que te encuentres haciendo turismo, es la opción más económica y sana. Además, recuerda que el ejercicio frecuente aumenta en nuestro cerebro la producción de oxitocina, la hormona “de la felicidad”.

Y si lo que te gustan son los circuitos rurales, apúntate a las Vías Verdes, itinerarios cicloturistas trazados a partir de infraestructuras ferroviarias en desuso. En España existen más de 1.700 km.

Ahorrar cuando te quedas en casa...

Organiza fiestas privadas

En los países anglosajones hay una larga tradición en este sentido. Los españoles, en cambio, empleamos el 32% de nuestro presupuesto en comer fuera, gastando la mayor parte de ese dinero durante los fines de semana.

Ponte de acuerdo con tus amigos y haz comidas y cenas de "traje" ( "yo traje esto, tú trajiste lo otro..."). Consiste en ir alternando de casa, y traer cada uno una parte de la cena. Te divertirás igual, el gasto quedará repartido, y a final de mes lo notarás.

Pásalo bien sin gastar

Más de la mitad de los españoles invierte el 48% de su presupuesto en ocio, un 10% más de la media europea. Para reducir este gasto, el primer paso es recordar que pasarlo bien no tiene por qué ser sinónimo de gastar.

¿Por qué no organizas un pícnic en un parque, te apuntas a alguna de las actividades gratuitas que promueve tu Ayuntamiento o visitas un museo en sus días de entrada libre?

Las comidas y cenas conjuntas en casa, o los pícnics en el parque o la playa, son mucho más económicos que ir a un restaurante

Come más sano y por menos

Apostar por una cesta de la compra más saludable puede resultarte, además, muy ventajoso si sigues una serie de normas básicas:

  • Consume siempre productos de temporada, están en su mejor momento y resultan más económicos. Además, el verano es la mejor época para disfrutar de frutas y verduras.
  • Recurre a las recetas caseras de toda la vida, suelen ser las más equilibradas y sencillas. Nuestras abuelas eran unas expertas recortando gastos.
  • Evita los alimentos funcionales o con propiedades añadidas si realmente no los necesitas. ¿Estás segura de que te beneficia un aporte especial de calcio o de omega 3? ¿No puedes compensarlo con una alimentación más equilibrada? Piénsalo bien, este tipo de alimentos pueden llegar a costar el doble que su versión convencional.
  • No abuses de los light, es mejor que moderes el consumo de los alimentos que más engordan. Las versiones bajas en calorías son una buena solución ocasional, pero nunca si te atiborras. Además de no lograr el efecto esperado, estarás gastando más dinero.
  • Reduce los precocinados. Si cocinas tus propias recetas y las congelas, puedes ahorrar un 30% en tu presupuesto.

Ahórrate el gimnasio

Es una época ideal para la práctica de deportes acuáticos y al aire libre. Sé realista y calcula cuántas veces vas a ir al gimnasio mientras dura el buen tiempo, es muy posible que te salga a cuenta darte de baja por unos meses. Pero eso no significa que dejes de cuidarte, al contrario. Ha llegado el momento de:

  • Dar paseos por la orilla del mar (250 kcal/h).
  • Nadar (500 kcal/h en piscina y 750 kcal/h en el mar).
  • Jugar a tenis (380 kcal/h)
  • Correr moderadamente durante las horas del atardecer (700 kcal/h)

Compra básicos en rebajas

Aprovecha para comprar todo lo que prevés que necesitarás dentro de unos meses y, por muy bien que esté de precio, rechaza todo aquello que no necesites. Apuesta por los básicos, por las piezas siempre necesarias, como un buen calzado o abrigo, y recuerda que dentro de nada tendrás que adquirir los regalos de Navidad.

Pon tus manos a trabajar

No se trata de enfrentarse a trabajos complicados, sino de tomarse la molestia de aprender a hacer ciertas reparaciones caseras como pintar, arreglar un enchufe, colgar cuadros... y ahorrarte un dineral.

Aprovecha las promociones

Conseguir muestras gratuitas o descuentos en productos que consumes habitualmente, recibir regalos directos o enterarte de las ofertas más ventajosas es lo que puedes conseguir en varias webs de promociones.

Cómo ahorrar en las facturas...

Del agua

En verano más que nunca conviene ser moderados con el consumo de agua. Si quieres rebajar la factura unos euros al mes, sigue estas pautas:

  • Duchas rápidas. Cada cinco minutos consumes entre 60 y 100 litros de agua. No te eternices bajo el grifo. Si quieres refrescarte acude al mar o la piscina.
  • Regado inteligente. Coloca las plantas según sus necesidades de agua, así desperdiciarás menos líquido al regar. Hazlo a primera hora de la mañana, el agua tarda más en evaporarse y pueden aprovecharla mejor.
  • Grifo bajo control. Aplica atomizadores, que reducen de 12 a 7 litros por minuto. Cierra el grifo mientras te lavas los dientes y utiliza doble cubeta para lavar los platos, ahorrarás 100 litros.
  • Reduce la presión. Muchas veces no necesitamos tanto caudal y se desperdician muchos litros. Solo con que cierres un poquito la llave de paso solucionarás este problema.


Del aire acondicionado

El uso del aire acondicionado se ha vuelto habitual, pero no hace tanto que sobrevivíamos al verano sin él.

  • Modera su uso y regula la temperatura a niveles razonables, resulta ecológico y contribuye a reducir la factura.
  • Instala toldos y persianas que ayuden a mantener la temperatura de la casa estable.
  • Rescata el ventilador. Su uso evitará que bajes el termostato. Otra opción es instalar un ventilador de techo, gasta la misma energía que una bombilla de 100 vatios.

Del gas

Con el calor, el cuerpo pide platos más suaves y elaboraciones más sencillas. Aprovecha para aligerar tu dieta y, de paso, ahorrar en la factura del gas. Haz uso de la barbacoa o prepara gazpachos, ensaladas...



Relacionados

Loading...