Fáciles y eficaces

Trucos para ensuciar menos en casa

¿Te gusta que tu casa esté limpia pero odias pasarte el día limpiando? Te interesa leer esto.

Trucos para limpiar menos en casa

Hay muy poca gente que disfrute limpiando. Vamos, que no es una de las actividades que nadie pondría en su top 10. Pero, por otro lado, a todo el mundo le gusta estar en un ambiente limpio y ordenado… Y aquí es donde entramos en paradojas y contradicciones. Mientras no inventen el robot que (de verdad de la buena) deje la casa reluciente, o mientras no nos toque la lotería y podamos contratar al famoso mayordomo de la tele, no nos queda otra que ir limpiando nuestros hogares. Y ahí es donde hay que aplicar la sabiduría popular con aquello de "no es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia". Pues eso, como la vida es mucho más que pasarse el sábado con el mocho en la mano, apúntate estos trucos para que cuando te toque hacer limpieza, esta dure mucho más y puedas limpiar menos en casa.

Prohíbe la entrada al polvo

  • Ventanas cerradas. Recuerda que con unos 10-15 minutos es suficiente para ventilar una habitación. Así que lo mejor para evitar que entre la suciedad de la calle es mantener las ventanas cerradas durante el día. Por la noche es cuando menos movimiento hay en la calle y, por lo tanto, cuando se levanta menos polvo.
  • Mosquiteras. Son el mejor recurso para poder tener las ventanas abiertas sin “riesgo”. Las hay incluso antipolen, cuyo tejido actúa como una especie de escudo.
  • Felpudos. La solución de siempre para limpiar los zapatos antes de entrar en casa. Ahora, además, los de fibra de vinilo son capaces de retener el polvo y el barro.

Tus mejores aliadas

  • Bayetas de microfibra. Usa gamuzas, bayetas y plumeros que no dejen pelusas, como las bayetas de microfibra. Si no, las superficies no acabarán de quedar limpias y multiplicarás tu esfuerzo. Y no olvides limpiarlos después de usarlos.
  • Toallitas de usar y tirar. Ten a mano en la cocina y el baño toallitas limpiadoras de usar y tirar. Son muy prácticas para resolver de inmediato pequeñas caídas de líquidos, manchas fortuitas y dar retoques sin tener que sacar todo el arsenal de limpieza.
  • Mopas específicas. Para los suelos de madera, por ejemplo, hay mopas especiales con el limpiador incorporado, que protegen el suelo de la suciedad durante más tiempo.

Productos con efecto antiestático

  • Para muebles y suelos busca multiusos y limpiadores con este efecto (los hay para todo tipo de superficies). No solo atrapan mejor el polvo, sino que después tienen un efecto “repelente” que mantienen los muebles libres de suciedad durante más tiempo. Los plumeros atrapapolvo tienen el mismo efecto.
  • Para las pantallas de ordenadores, tabletas y televisiones existen toallitas específicas prehumedecidas que eliminan el polvo y la suciedad sin rayarlas y también evitan las manchas y las huellas dactilares.

Cómo cocinar sin manchar

La clave está en combatir las salpicaduras y no dejar que se acumulen los desperdicios:

  • Coloca una alfombrilla antideslizante frente a la vitro o los fogones para que las salpicaduras no caigan directamente en el suelo. Así evitarás pisarlas e ir dejando huellas por toda la cocina.
  • También existen paneles que protegen la pared del frente de cocción de las salpicaduras de la comida y facilitan la limpieza.
  • Recoge enseguida del suelo cualquier trozo de alimento que se caiga, por pequeño que sea (migas de pan, etc.), para evitar pisarlo y arrastrarlo. Y no utilices el fregadero como basurero. Por ejemplo, pela directamente las hortalizas en el cubo de los desechos orgánicos.

Cómo limpiar los espejos

  • Tanto los espejos como los cristales se mantienen limpios durante más tiempo si los frotas con pasta de dientes, dejas que se seque, aclaras bien con agua, y secas de nuevo.
  • Los frentes de acero se mantendrán libres de huellas si después de limpiarlos los repasas con un paño humedecido en vinagre.

Tapicerías y mandos a prueba de polvo

  • Las telas de los sofás, sillones y sillas cogerán menos polvo si, después de aspirarlas, les pasas una bayeta humedecida con agua y unas gotas de amoniaco perfumado.
  • Para que los mandos a distancia no acumulen suciedad entre las teclas, fórralos con film transparente y cámbialo cuando sea necesario.

Limpieza más fácil del baño

  • La mampara. Lo ideal es que tenga un tratamiento antical. Pero, si no es así, va muy bien frotarla con alcohol de quemar. La cal no se quedará incrustada con tanta facilidad.

  • El lavabo. La suciedad le “resbalará” si le aplicas con un trapo un poco de cera líquida. Deja que actúe durante unos minutos y luego frota vigorosamente y saca brillo con otro paño de algodón seco.

Trucos caseros de toda la vida

  • La “magia” del suavizante. Limpia los muebles con un paño suave ligeramente humedecido en agua con un poco de suavizante para la ropa. Tiene efecto antiestático.
  • El vinagre de manzana. Para que los suelos estén brillantes más días, friégalos con agua a la que hayas añadido vinagre de manzana (tres partes de agua por una de vinagre). No falla.
  • El alcohol. Las pantallas y monitores quedarán perfectos si se repasan con un paño mojado en una mezcla a partes iguales de agua y alcohol. Y además no se empañarán.
  • El bicarbonato. Para eliminar las manchas amarillentas que salen en los sanitarios, añade una cucharada de bicarbonato al agua que uses para el aclarado. Quedarán como nuevos más tiempo.

Después de leer estos consejos, no te pierdas este artículo y descubre cómo limpiar tu casa más rápido.

Relacionados

Loading...