Recetas de verdura y legumbres

¡Listas para gustar!

Verduras con bechamel ultrarrápidas

Un plato nutritivo y saludable que puedes preparar en un abrir y cerrar de ojos y sin esfuerzo.

Verduras con bechamel ultrarrapidas receta
Ingredientes:
1 manojo de acelgas
1 berenjena
1 calabacín
2 tomates
100 g de zanahorias
100 g de judías verdes
1 tetra brik pequeño de salsa bechamel ya lista
100 g de queso parmesano rallado
Aceite de oliva
Sal

Se acabó comer cualquier cosa o recurrir a un bocata cuando no tienes tiempo. Preparar unas verduritas con bechamel ultrarrápidas –como las que te proponemos– no es ninguna misión imposible. Sigue nuestro paso a paso y, en unos 10 minutos, ¡listas para gustar!

Cómo realizar las verduras con bechamel al horno paso a paso

  1. Limpiar y trocear. Por un lado, trocea las acelgas, corta la berenjena y el calabacín en dados, los tomates en cuartos, y las zanahorias en rodajas. Y por otro, despunta las judías y pártelas en 3 o 4 trozos.
  2. Saltear y cocer. Saltea ligeramente la berenjena. Reserva el tomate en crudo. Cuece el resto de las verduras en agua con sal hasta que estén al dente, y escúrrelas. O hazlas al vapor en el microondas, que es mucho más rápido y fácil.
  3. Hornear y servir. Por último, unta 4 fuentes refractarias individuales con un poco de aceite y vuelca en ellas todas las verduras. Cubre con la bechamel ya preparada. Espolvorea el queso parmesano por encima. Gratínalas durante un par de minutos a 225o. Y listas para servir. Si utilizas fuentes refractarias individuales, las puedes servir tal cual, con un plato debajo para proteger la superficie donde vayáis a comer. Así también te ahorrarás el tiempo del emplatado.

Ahorra aún más tiempo y esfuerzo

En muchas verdulerías y supermercados venden hortalizas frescas ya troceadas y lavadas, lo cual te ahorra, por ejemplo, el paso uno de esta receta. En muchos casos, incluso vienen en bolsas de cocción para microondas. En algunas paradas de legumbres de los mercados las venden recién cocidas. También las hay congeladas y listas para hervir. O también puedes recurrir a las que venden en conserva.

TrucoClara

BECHAMEL YA PREPARADA

Sirve para ganar tiempo y también es de gran ayuda cuando no se nos da muy bien la preparación de la bechamel. Así te aseguras de que no quedan grumos. Y si no quieres sumar calorías de más, procura que la capa de bechamel sea fina.

Si eres de las que les cuesta comer verdura o en casa te ponen morros cada vez que toca "algo verde", toma nota de algunas recetas que te ayudarán a tomar más verdura camuflada o descubre más ideas para disfrutar de una cena fácil de preparar y saludable.

Relacionados

Loading...