Recetas de verdura y legumbres

100% Libre de culpa

Potaje de lentejas light

¿Quién dijo que los potajes son pesados y solo aptos para el invierno? Nuestro potaje de lentejas light, es ligero, refrescante, vegetariano y 100% vegano. ¿Quieres probarlo?

Receta de potaje de lentejas light
Ingredientes:
250 g de lentejas pardinas
1 calabacín
2 zanahorias
1 cebolla
1 diente de ajo
1 hoja de laurel
2 tomates de rama pequeños
1 trozo de jengibre (opcional)
3 cucharaditas de aceite de oliva
2 ramitas de cilantro o de perejil
Sal y pimienta

(Versión tradicional: 580 kcal | Versión ligera: 325 kcal)

Si buscas un plato contundente y nutritivo, pero ligero al mismo tiempo, prueba nuestra versión light, vegetariana y 100% vegana del clásico potaje de lentejas de toda la vida. Otra forma de incoporar a la dieta legumbres, uno de los pilares de muchas recetas vegetarianas y veganas para compensar la falta de proteínas animales.

Además, gracias a que hemos prescindido del tocino y otros ingredientes de la receta tradicional, este potaje de lentejas light tiene más de 200 calorías menos que las de toda la vida y, por lo tanto, es ligero y 100% libre de culpa. Un plato ideal para llenarte de energía sin pasarte de la raya.

Cómo hacer potaje de lentejas light

  1. Preparar las hortalizas. Primero, pela la cebolla y el ajo, y pícalos. Luego, pela el jengibre, y pícalo bien fino también. Y por último, pela la zanahoria, lava el calabacín, despúntalos, y córtalos en dados.
  2. Rehogar las verduras. Calienta 2 cucharaditas de aceite en una cazuela, agrega la mitad de la cebolla y del ajo, y rehógalos unos 3 o 4 minutos más o menos. Después, agrega el jengibre, el laurel, la zanahoria y el calabacín, y saltéalo todo un poco.
  3. Cocer las lentejas. Después de rehogar las verduras, añade las lentejas. Cubre con 3/4 de litro (750 ml) de agua, y cuece a fuego suave durante unos 40-45 minutos hasta que las lentejas estén tiernas, y reserva.
  4. Montar el plato. Finalmente, lava los tomates y pícalos. Mézclalos con el resto de la cebolla y el ajo, y condiméntalos con sal, pimienta y el aceite restante. Divide las lentejas en cuatro boles o platos hondos, y añade encima el picadillo de tomate y unas hojas de cilantro o de perejil.

Y si quieres una versión fresquita y ultrarrápida, en lugar de estofar las lentejas, puedes comprarlas ya cocidas y hacer una ensalada. Solo tienes que saltear un poco las verduritas, pero no demasiado para que queden al dente. Y mezclarlas con las lentejas ya cocidas y escurridas, y el picadillo de tomate.

Truco Clara

Para aligerar el potaje de lentejas

Hemos prescindido del tocino y otros embutidos, hemos reducido al mínimo imprescindible la cantidad de lentejas y de aceite, y hemos sustituido la patata por calabacín.

Relacionados

Loading...