Recetas de verdura y legumbres

Muy saciante

Crema de garbanzos

Otro modo de incorporar las dos o tres raciones de legumbres por semana recomendadas, en este caso en forma de crema y con un toque de aromática canela

Receta de crema de garbanzos
Ingredientes:
250 g de garbanzos cocidos
1 cebolla
400 g de zanahorias
200 g de calabaza
2 pencas de apio
1 pizca de comino molido
1 rama de canela
1 vaso de leche evaporada
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
500 ml de agua

Aparte de las clásicas cremas de puerros, calabacín y calabaza, también se puede hacer una con legumbres como la de garbanzos que tanto nos gusta en Clara. Además de ser muy nutritiva gracias a esta rica legumbre, es también muy saciante por la enorme aportación de fibra que supone el conjunto de sus hortalizas.

En definitiva, un plato ideal para sentirte llena y estar bien alimentada que, también, encaja en una dieta vegetariana. Solo tienes que añadirle, por ejemplo, unas avellanas picadas o enteras, a modo de tropezones y, junto con las proteínas de los garbanzos, suplirás la falta de carne. Y si eres vegana, queda igual de deliciosa con cualquier leche vegetal.

Cómo realizarlo paso a paso

  1. Pochar la cebolla. Es uno de los trucos infalibles para que las cremas queden más gustosas. Pelas la cebolla, la cortas en plumas y, en lugar de hervirla directamente con el resto de hortalizas, la pochas durante unos 10 minutos aproximadamente con un hilo de aceite en la cazuela en la que vas a hacer la crema.
  2. Preparar el resto de hortalizas. Mientras se pocha la cebolla, puedes preparar el resto. Raspa las zanahorias y limpia el apio. Lava ambos y córtalos en rodajas. Y también pelas la calabaza, la limpias y la troceas.
  3. Cocer los ingredientes. Añade a la cazuela con la cebolla pochada, el apio, las zanahorias, la calabaza, los garbanzos previamente cocidos, así como la rama de canela y 500 ml de agua y ponlo todo a cocer.
  4. Elaborar la crema. Después de cocinar todos los ingredientes con la cazuela tapada durante unos 35 minutos más o menos, apagas el fuego, retiras la rama de canela, y trituras el conjunto. Finalmente, agrega la leche evaporada, la sal, la pimienta y el comino. Y cuécelo todo alrededor de 5 minutos más.
  5. Emplatar y servir. Sirve la crema cuando todavía esté caliente en boles individuales. Y decóralos con un hilo de aceite crudo de oliva por encima y un poco de pimienta picada.

Truco Clara

para darle más aroma

Esta crema admite todo tipo de especias. Añádele las que más te gusten: nuez moscada, cúrcuma, anís, clavos de olor... Y si quieres añadirle un toque fresco que contraste con su calor, puedes espolvorear por encima, cebollino picado o un poco de perejil.

Canela, adelgazante en rama

Tomar canela calienta el cuerpo y contribuye a mejorar la digestión. Además, ayuda a mantener el peso. A través de un estudio realizado por la Universidad de Maryland (EE. UU.) se observó que consumir 1⁄4 de cucharada de canela al día mezclada con la comida acelera hasta 20 veces el metabolismo. Esto, además de suponer un mayor gasto de calorías, aumenta la temperatura corporal y hace sudar. Por eso es ideal tomar una tisana de canela en épocas de frío o aromatizar con ella las comidas como hemos hecho en esta crema.

Si quieres conocer más recetas con efecto quemagrasa, clica aquí.

Relacionados

Loading...