Recetas

Hay vida más allá de la sopa quemagrasas

14 recetas con efecto quemagrasa

¿Quieres que tu dieta sea quema grasa pero solo conoces la sopa quemagrasas? No sufras, aquí tienes 14 recetas súper sabrosas.

Crema de zanahoria

Crema de zanahoria

Una alternativa a la típica crema de calabaza o de puerro que se puede tomar tanto fría como caliente y, gracias al poder quemagrasa del jengibre, muy sana y equilibrada. Y es que, de forma similar al chile, el jengibre también aumenta la temperatura corporal y estimula el metabolismo. En este caso, la sustancia que es responsable de este efecto es el gingerol. Además, previene los gases por si fuera poco.

 

Ver receta.

1 / 14

Timbales de arroz con salmón

Timbales de arroz con salmón

El salmón es rico en omega 3, que ayuda a quemar la grasa que se almacena en la barriga, las cartucheras, el culo o la cintura. Además, al combinarlo con arroz integral le sumas fibra, que ayuda a "arrastrar" la grasa gracias a su efecto escoba. Este plato es muy sencillo y vistoso que te hará quedar bien en cualquier ocasión.

 

Ver receta.

2 / 14

Ensalada de judías

Ensalada de judías

Este refrescante plato a base de alubias blancas y judías verdes en forma de ensalada es muy completo, equilibrado y nada pesado. Su efecto quemagrasa viene de la mano del vinagre que ayuda a reducir los depósitos de grasa. Un estudio japonés publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry  mostró cómo el ácido acético del vinagre podría prevenir el exceso de grasa corporal al favorecer la oxidación de los ácidos grasos en el hígado.

 

Ver receta.

3 / 14

Lazos con gambas

Lazos con gambas

Le va a dar un gustazo a tu paladar y te va a encantar su "poder quemagrasa", que combina la capacidad de las proteínas de las gambas para quemar calorías, con el efecto termogénico del chile. Además este plato al llevar lima ayuda a que el hígado, que es uno de los órganos depuradores por excelencia, haga mejor su trabajo.

 

Ver receta

4 / 14

Verduritas con curry y mostaza

Verduritas con curry y mostaza

La mostaza tiene un efecto vasodilatador y acelera la combustión de las grasas, algo que se acentúa al combinarla con el picante del curry. Y como las verduritas incluyen coliflor, también refuerzan el efecto por sus compuestos azufrados que se transforman en sulforofano, que también ayuda a quemar más grasa.

 

Ver receta

5 / 14

Salteado de fideos con chirlas y langostinos

Salteado de fideos con chirlas y langostinos

Si quieres un receta deliciosa y al mismo tiempo completa, pero ligera, los fideos con chirlas y langostinos son tu plato: una auténtica fiesta para el paladar. Además, los langostinos que contienen son una buena fuente de vitamina B12 que es imprescindible para convertir la grasa en energía, y vitamina B3, que también ayuda a quemar la grasa. Aparte, su cáscara contiene chitosán, que inhibe la absorción de grasa. 

 

Ver receta

6 / 14

Crema de garbanzos

Crema de garbanzos

Una deliciosa forma de comer legumbres sin sufrir sus molestos gases. Además, la proteína de los garbanzos combinada con el efecto termogénico de la canela convierten a esta crema en un potente quemagrasa. Encima es muy fácil de preparar y puede ser un estupendo primer plato e incluirse en cualquier dieta.

 

Ver receta

7 / 14

Pechuga de pollo al limón. Pechuga de pollo al limón

Pechuga de pollo al limón

Si estás cansada del típico pollo a la plancha con ensalada, prueba esta receta de pechuga al limón con patatas al horno. Te aportará todos los nutrientes que necesitas sin perjudicar la línea y te encantará. Además el limón tiene un efecto desintoxicante sobre tu hígado que te ayudará a eliminar mejor las grasas.

 

Ver receta.

8 / 14

Merluza con vinagreta

Merluza con vinagreta

¿Quién dijo que el pescado sin freír es aburrido e insípido? Aquí tienes la prueba, una merluza al vapor con una vinagreta de vinagre de manzana. Un plato de dieta para chuparse los dedos con efecto quemagrasa gracias al vinagre. También favorece las digestiones y resulta más suave que el vinagre de vino.

 

Ver receta.

9 / 14

Conejo con avellanas y jengibre

Conejo con avellanas y jengibre

Si buscas una receta muy nutritiva y poco pesada, apuesta por este plato delicioso. Está repleto de proteínas y, gracias al poder quemagrasa del jengibre, la línea se mantiene a raya. Encima lleva avellanas, un fruto seco repleto de ácidos grasos omega 3 que ponen en marcha a la grasa parda (la que quema calorías).

 

Ver receta.

10 / 14

Medallones de pavo

Medallones de pavo

Una receta muy ligera y energética a base de pavo, pistachos y naranja que, como todos los rollos de carne, se puede preparar con antelación y te da mucho juego: como plato de fiesta, comida rápida, fiambre frío... Eso sí, contiene pimienta negra lo que eleva la temperatura de tu cuerpo y hace que quemes más calorías pero también puede resultar molesta si tienes el estómago delicado. 

 

Ver receta.

11 / 14

Hamburguesas de pescado

Hamburguesas de pescado

¿Cómo que las hamburguesas solo pueden ser de carne? Las de pescado con un toque de mostaza de esta receta son súper nutritivas y están riquísimas. ¿Te atreves con ellas? Eso sí, si quieres multiplicar su efecto quemagrasa elige mostaza de la variedad más picante, que es más termogénica.  Y si no te gusta mucho su sabor, añádela a la mezcla de hamburguesas o albóndigas.

 

Ver receta

12 / 14

Brochetas de albaricoque y plátano

Brochetas de albaricoque y plátano

Que los postres siempre engordan es un mito. Aquí tienes una receta ideal para comer fruta de una manera divertida, vistosa y muy apetitosa sin sumar kilos de más. Y como lleva limón actúa sobre tu hígado ya que de acuerdo con la medicina natural, el limón ejerce una acción desintoxicante sobre el hígado. Esto hace que realice mejor sus funciones, entre la que se encuentra digerir y quemar grasas.

 

Ver receta.

13 / 14

Macedonia de cítricos

Macedonia de cítricos

Un postre sano y muy refrescante a base de naranjas, pomelos y yogur que te resultará muy sencillo de elaborar y que está para chuparse los dedos. La combinación cítricos con yogur también estimula el metabolismo de las grasas.

 

Ver receta.

14 / 14

¿De verdad crees que para quemar grasas solo puedes tomar una sopa quemagrasas a base de verduras y pimienta? ¡No! Hay muchos alimentos que te ayudan a quemar grasa y que puedes incorporar a distintas recetas, no solo de primero, también en segundos y hasta en postres. Por qué limitarte a una sola receta. Te vamos a contar qué alimentos te ayudarán y además, no olvides consultar nuestra súper dieta baja en grasas.

Estos alimentos no son milagrosos, pero si los incluyes varias veces por semana y no te olvidas de hacer ejercicio, te ayudarán mucho a eliminar esa grasa que boicotea tu figura depositándose en la barriga, las cartucheras, el culo, la cintura… y que también perjudican tu salud. Y en la galería de fotos encontrarás 14 ligeras pero sabrosas recetas que incorporan estos alimentos.

¿Por qué los alimentos queman grasa?

Puede ser por distintos motivos. Hay alimentos que influyen sobre la grasa gracias a contener ciertos nutrientes, como puede ser la vitamina B12, que transforma la grasa en energía, por ejemplo. En cambio, otros, como los picantes, tienen otras sustancias que lo que hacen es elevar la temperatura corporal y, para ello, nuestro metabolismo quema la reserva de grasas. Te contamos cuáles son los más efectivos.

Frutas y verduras para estimular el metabolismo

Si las frutas y verduras son buenas para todo, ¿cómo no lo iban a ser para quemar más grasa? Por ejemplo, comer las manzanas con piel hace que consumas más fibra y también aumenta la dosis de ácido ursólico. Estos dos elementos ralentizan el proceso digestivo y provoca que el metabolismo sea más efectivo a la hora de sacar la energía y los nutrientes de los alimentos. De esta manera aumenta la cantidad de calorías que consumes incluso sin moverte. ¡Un chollo!

Los cítricos también ayudan. El limón, por ejemplo, desintoxica el hígado, por lo que este trabaja mejor y ayuda a quemar más grasas, evitando que se acumulen en la tripa. O sea, que es lo suficientemente recomendables para que aliñes con él la ensalada, lo tomes en zumos, lo añadas a las carnes, etc.

En cuanto a las verduras, los compuestos azufrados del brócoli se transforman en una sustancia llamada sulforofano, que inicia una reacción química que lleva a eliminar grasa. Si antes no eras muy amante de las coles, ahora ya sabes por qué tienes que ser la presidenta de su club de fans.

El tomate, por su parte, contiene licopeno, una sustancia que estimula la producción de la carnitina, un aminoácido que contribuye a quemar las grasas. Así que no te limites al tomate de la pizza y añádelo a tantos platos como puedas.

Comer proteínas consume más calorías

Los alimentos más ricos en proteínas, como la carne, ya sea roja o blanca, el pescado, pero también las legumbres, estimulan el metabolismo y hacen que este consuma más calorías para su digestión. Pero elígelas poco grasas como son el pavo, el pollo, el conejo, los huevos o la merluza y, por supuesto no te olvides de las tres raciones semanales de legumbres que se recomiendan. Verás en la galería que te hacemos muchas propuestas con estos alimentos, que son muy versátiles y que permiten muchas combinaciones con otros quemagrasas.

Eliminar la grasa comiendo alimentos grasos

Puede parecer un contrasentido, pero la ciencia lo confirma. Las grasas monoinsaturadas del aceite de oliva activan la grasa parda, lo que es muy interesante porque la grasa blanca es el “almacén” en nuestro cuerpo de las grasas procedentes de la alimentación mientras que la parda “quema” este almacén para mantener así nuestra temperatura corporal.

También hay investigaciones que demuestran que los omega 3 también ponen en marcha esta grasa parda. Y tanto la grasa monoinsaturada como los omega 3 se metabolizan más fácilmente.

¿Y cuáles son estos alimentos grasos que te convienen? Pues el aceite de oliva, los aguacates (sí, el aguacate, uno de nuestros alimentos favoritos) y los frutos secos, así como el pescado azul o las semillas de chía. Y no te olvides del chocolate. Si tiene al menos un 85% de cacao, aun siendo rico en grasa monoinsaturada, ayuda a quemar la grasa abdominal. Este dulce sí que no te va a amargar.

El efecto termogénico del picante

Los alimentos picantes contienen capsaicina, la responsable de que nos "arda" la lengua al consumirlos. Pero esta quemazón no se limita a la boca, sino que provoca que suba la temperatura de todo el cuerpo, lo que se conoce como efecto termogénico, proceso por el que el cuerpo quema la grasa de reserva.

Si te gusta la comida mejicana, a lo mejor ya estás familiarizada con el chile habanero, uno de los más picantes, pero dentro de nuestra gastronomía tenemos la guindilla y los pimientos del Padrón (los picantes, los otros "non"), pero también el pimentón picante, por ejemplo.

Especias que también queman la grasa

El ajo es un clásico de nuestra dieta mediterránea y no podemos dejar de incluirlo en los sofritos o al pescado o los champiñones formando pareja con el perejil. Es muy rico en alicina, un componente que según un estudio israelí actúa sobre las glándulas suprarrenales, lo que estimularía el metabolismo y provocaría que se quemen más calorías y se acumule menos grasa.

También el jengibre o el comino poseen compuestos químicos con efectos caloríficos similares a los de la capsaicina. Y la canela, por su parte, contiene cinamoaldehído, un compuesto que favorece la eliminación de la grasa abdominal, la menos saludable, un buen motivo para usarla para endulzar en lugar del azúcar. Descubre más especias quema grasas para incorporarlas en tu dieta.

Té verde para decir adiós a la grasa blanca

Este té contiene un polifenol antioxidante llamado epigalocatequina galato del que se ha visto que tiene capacidad para eliminar la grasa blanca, la que se almacena en el abdomen y pone en riesgo nuestro corazón. Pero para que sea realmente beneficioso hay que tomarlo en infusión, no como extracto en otras bebidas.

Relacionados

Loading...