Recetas de postres

Vistosas y deliciosas

Brochetas de albaricoque y plátano

¿Quién dijo que los postres engordan? Aquí tienes una buena idea para comer fruta de una manera divertida, vistosa y muy apetitosa sin sumar kilos de más

Receta de brochetas de albaricoque y plátano
Ingredientes:
8 albaricoques
2 plátanos
1 y 1⁄2 yogur griego
Leche condensada
Mantequilla
2 cuch. de zumo de naranja
Zumo de 1⁄2 limón
Azúcar moreno
Canela en polvo
1 ramita de menta
Palitos de brocheta

Si eliges bien la receta, como estas brochetas de albaricoque y plátano con crema de yogur que te proponemos, no tienes por qué renunciar a un dulce. Combinando la fibra de la fruta con el poder quemagrasa del yogur, el limón y la canela no hay nada que temer.

Cómo realizarlo paso a paso

  1. Hacer la crema de yogur. Pon el yogur en un bol. Mézclalo bien con 2 cucharadas de leche condensada y el zumo de naranja, y reserva en la nevera para cuando vayas a servir el plato.
  2. Lavar y preparar las brochetas. Por un lado, lava y seca la menta y resérvala. Por otro, lava los albaricoques, retira el hueso de cada uno y córtalos en gajos. Pela también los plátanos, córtalos en rodajas gruesas y rocíalas con el zumo de limón. Y finalmente, ensarta las frutas en las brochetas de forma alterna: una gajo de albaricoque y una rodaje de plátano.
  3. Asar las brochetas. Engrasa una sartén con 1 cucharadita de mantequilla. Asa las brochetas durante 1 minuto más o menos por cada lado. Luego, retíralas y espolvoréalas con una pizca de azúcar y 1 cucharadita de canela.
  4. Emplatar y servir. Sírvelas con la crema de yogur que habías preparado previamente como acompañamiento repartida en cuencos pequeños, y con las hojas de menta que habías lavado y secado como decoración.

Truco Clara

La clave para unas brochetas crujientes

Para que las frutas se caramelicen ligeramente, pero no se ablanden y se mantengan crujientes, no las ases más tiempo del indicado.

Yogur, limón y canela contra la acumulación de grasa

Tomar yogur a diario a la vez que se sigue una dieta ayuda a perder grasa corporal, sobre todo en el abdomen. El calcio, y en especial el de los lácteos, tiene efecto “antiobesidad” al impedir que la grasa se acumule sin control en las células adiposas. Elígelo desnatado, con el mismo calcio pero menos calorías.

De acuerdo con la medicina natural, el limón ejerce una acción desintoxicante sobre el hígado. Esto hace que realice mejor sus funciones, entre la que se encuentra digerir y quemar grasas.

Tomar canela aumenta la temperatura del cuerpo y contribuye a mejorar la digestión. Según un estudio de la Universidad de Maryland (EE. UU.), consumir 1⁄4 de cucharada de canela al día acelera hasta 20 veces el metabolismo, lo que supone un mayor gasto de calorías.

Relacionados

Loading...