Recetas de postres

100% Libre de culpa

6 postres súper ligeros y... ¡sin remordimientos!

¿Quieres saber cómo aligerar el bizcocho, la crema pastelera, las magdalenas, las galletas, u otros postres tradicionales? Tenemos la fórmula secreta de la versión light y todos los trucos para reducir calorías.

Bizcocho ultraligero

Bizcocho ultraligero

Versión tradicional: 396 kcal | Versión ligera: 271 kcal

Lo que significa que tiene 125 kcal menos por ración que el de toda la vida y sin perder ni una pizca de sabor. ¿Quieres probarlo?

Ver receta.

1 / 7

Crema pastelera light

Crema pastelera light

Versión tradicional: 824 kcal | Versión ligera: 295 kcal

¿Te imaginas una crema pastelera ligera con 500 calorías menos que la tradicional? Pues deja de imaginar porque existe.

Ver receta.

2 / 7

Magdalenas caseras light

Magdalenas caseras light

Versión tradicional: 270 kcal | Versión ligera: 155 kcal

Quién quiere muffins teniendo a mano unas deliciosas magdalenas caseras light como estas. Tienen más de 100 calorías menos que las de toda la vida.

Ver receta.

3 / 7

Tiramisú light

Tiramisú light

Versión tradicional: 550 kcal | Versión ligera: 360 kcal

Si habías renunciado al tiramisú por ser demasiado calórico, estás de enhorabuena. Esta versión light es baja en calorías y no tiene nada que envidiarle a la receta tradicional.

Ver receta.

4 / 7

Cookies ligeras de chocolate

Cookies ligeras de chocolate

Versión tradicional: 460 kcal | Versión ligera: 240 kcal

Unas galletas con chocolate y pasas que son tan ligeras como deliciosas. Nada más y nada menos que con 220 calorías menos. Increíble, pero cierto. Compruébalo tú misma.

Ver receta.

5 / 7

Bizcocho ligero de chocolate

Bizcocho ligero de chocolate

Versión tradicional: 570 kcal | Versión ligera: 301 kcal

Reduciendo unos ingredientes y sustituyendo otros por versiones light obtenemos un bizcocho ligero de chocolate y avellanas con infinitas calorías menos. ¡Ñam!

Ver receta.

6 / 7

Y si quieres más ideas...

Y si quieres más ideas...

No te pierdas nuestras recetas de postres fáciles.

7 / 7

1 /7

Aquí tienes la versión light de 6 postres de toda la vida gracias a nuestras fórmulas secretas, con muchas menos calorías que en sus versiones originales y, por lo tanto, aptos para todos los públicos (incluidas las personas que están a dieta). O lo que es lo mismo: 100% libres de culpa.

reduciendo y sustituyendo ciertos ingredientes, puedes conseguir postres aptos para todos los públicos

¿Quieres saber cómo? Solo tienes que tomar nota de los siguientes trucos, y con las recetas de la galería de imágenes ponerte con las manos en la masa. La clave es súper sencilla: reducir algunos ingredientes y sustituir otros procurando restarles calorías, pero manteniendo todo el sabor...

Cómo aligerar el bizcocho, la crema, las magdalenas, las galletas y otros postres

  • Rebajando la cantidad de grasa. En aquellas recetas que lleven aceite, como la clásica de bizcocho, por ejemplo, se puede sustituir este por yogur griego.
  • Reduciendo la harina y el azúcar. Incorporando manzana, zanahoria o calabaza, que aportan dulzor y esponjosidad sin necesidad de harinas ni azúcares procesados.
  • Limitando el número de yemas de huevo. Siempre que en un postre se tenga que incorporar huevo, puedes aligerarlo siguiendo la regla de por cada dos claras, una sola yema. Así prescindes de la parte más calórica del huevo. La clara solo está compuesta por agua y proteínas.
  • Confiando en los ingredientes light. La margarina light, el cacao en polvo desgrasado, y el edulcorante pueden sustituir perfectamente la clásica mantequilla, el cacao normal, y el azúcar.
  • Eligiendo lácteos desnatados. Siempe que sea posible, rechaza las versiones enteras de yogures, nata y leche. Las versiones desnatadas tienen muchas menos grasa.
  • Optando por quesos menos grasos. El requesón, por ejemplo, es mucho menos calórico que el mascarpone del tiramisú. Por regla general, cuanto más fresco es un queso, menos calorías tiene que el curado, que al secarse ha ido perdiendo el agua y concentrando las grasas.
  • Sustituyendo los toppings "bomba" por otros más ligeros. Poniendo uvas pasas en lugar de pepitas de chocolate a unas cookies, por ejemplo. Así aportas dulzura sin necesidad de añadir azúcar, y reduces la cantidad de perlas de chocolate necesarias.

Relacionados

Loading...