Recetas de postres

100% Libre de culpa

Magdalenas caseras light

Quién quiere muffins teniendo a mano unas deliciosas magdalenas caseras light como estas. Tienen más de 100 calorías menos que las de toda la vida y todo el sabor.

Receta de Magdalenas caseras light
Ingredientes:
250 g de harina
200 g de azúcar
80 ml de aceite de girasol
4 huevos
2 yogures griegos naturales
1 sobre de levadura
Azúcar glas para decorar

(Versión ligera: 155 kcal | Versión tradicional: 270 kcal)

Antes de que se pusieran de moda los muffins, las magdalenas campaban a sus anchas y no tenían nada que envidiarles. Y es que degustar unas deliciosas magdalenas caseras recién hechas es uno de los placeres mayores que existen… Y 100% libre de culpa si optas por nuestra versión light.

El truco es súper sencillo. Para rebajar su exceso calórico, en lugar de la típica proporción de 3 vasos de harina, 2 de azúcar, 1 de aceite... hemos optado por incorporar yogur griego. Lo que nos permite reducir la cantidad de harina y aceite y restar muchas calorías. Nada más y nada menos que 115 calorías menos que las de la receta tradicional.

Y si quisieras una versión aún más light, cambia el yogur griego por yogur desnatado. Fácil, ¿no?

Cómo realizarlas paso a paso:

  1. Los preámbulos. Antes que nada, precalienta el horno a 180 grados para que ya lo tengas a punto cuando acabes la preparación.
  2. Mezclar los ingredientes. Primero, mezcla los ingredientes líquidos (aceite, huevos y yogures) y bátelos. Y luego haz lo mismo con los secos (harina, azúcar y levadura).
  3. Unir ambas mezclas. Una vez hayas realizado ambas mezclas, júntalas y mézclalas entre ellas, pero esta vez sin batir demasiado.
  4. Poner la masa en los moldes. Coloca cápsulas de papel rizado en un molde para magdalenas y rellénalas con la masa obtenida, hasta dos tercios de su altura aproximadamente.
  5. Hornear las magdalenas. En el horno previamente precalentado, hornea la bandeja con las magdalenas durante unos 20 minutos más o menos, hasta que la masa haya subido y la superficie esté ligeramente dorada. Pincha el centro con un palillo y, si sale limpio, ya las puedes retirar.
  6. Sacar del molde y presentar. Déjalas templar, sácalas del molde, y pásalas a una rejilla hasta que se enfríen. Y finalmente, espolvoréalas con azúcar glas y sirve en seguida.

Truco Clara

Si no tienes azúcar glas...

Puedes hacerlo tú misma moliendo azúcar normal con ayuda de un molinillo de café o una picadora. Y tamizándolo con un colador sobre las magdalenas cuando estén en la rejilla.

Relacionados

Loading...