Recetas de postres

¡Deliciosas!

Galletas de mantequilla con pepitas de chocolate: paso a paso

Perfectas para el desayuno, la merienda o para endulzar cualquier momento del día. Estas galletas harán las delicias de grandes y pequeños.

Galletas de mantequilla. Cookies fáciles para los que no han puesto un pie en la cocina

Cookies fáciles para los que no han puesto un pie en la cocina

¡No les tengas miedo! Estas galletas son de nivel principiante en repostería casera. La masa resulta muy fácil de hacer y, como su aspecto es irregular, no tienes que romperte la cabeza con el resultado final. Además, te contamos paso a paso cómo hacerlas, para que te sea aún más sencillo. ¿Empezamos?

1 / 5

Galletas de mantequilla paso a paso 1. Prepara la masa

Prepara la masa

Pesa los ingredientes (tienes las cantidades más abajo). Pon la harina en un cuenco. Incorpora el azúcar y la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente. Mezcla con los dedos para que sea fácil integrarlos. Añade el huevo y la yema, y amasa de nuevo. Incorpora las pepitas de chocolate. Forma una bola con la masa y métela en la nevera un mínimo de  2-3 horas, hasta que adquiera una textura firme.

 

2 / 5

Galletas de mantequilla paso a paso 2. Estira la masa

Estira la masa

Retira la masa de la nevera y estírala con la ayuda de un rodillo. Si te resulta muy difícil hacerlo, espera unos minutos a que la masa se atempere un poco. Te resultará más cómodo hacerlo sobre una superficie ligeramente enharinada o sobre papel de horno o un tapete de cocción de silicona.

3 / 5

Galletas de mantequilla paso a paso 3. Da forma a tus cookies

Da forma a tus cookies

Con la masa estirada y de un grosor de unos 5 milímetros, corta las galletas con un cortapastas redondo de unos 10 cm de diámetro, y hornéalas a 180º durante 15 minutos. Sácalas del horno y déjalas reposar sobre una rejilla hasta que se enfríen. Guárdalas en botes herméticos para que mantengan el crujiente (eso si has podido resistirte a comértelas todas, claro).

4 / 5

Galletas de mantequilla2. Trucos de experta

Trucos de experta

Para unas galletas de matrícula de honor, ten en cuenta que debes usar una harina de fuerza intermedia (es decir, que tenga un 10% de proteína), no la típica de repostería. En cuanto al azúcar, si usas solo azúcar blanco, la galleta quedará más crujiente; mientras que si utilizas únicamente azúcar moreno, la textura será más similar a la de un bizcocho. Lo mejor es que uses una mezcla de los dos tipos.

5 / 5

Conocidas popularmente como cookies, estas galletas son una auténtica perdición. Y es que aunque su aspecto sea irregular y tal vez no sean las más vistosas, están deliciosas. Son perfectas para tomar en el desayuno o la merienda, pero están tan ricas que te lanzarás a por una siempre que quieras endulzarte el día. Además, son muy fáciles de hacer y, al ser caseras, resultan más sanas, porque tú controlas la calidad de los ingredientes. Mira en la galería cómo hacerlas paso a paso. En la galería encontrarás el "paso a paso" para prepararlas y los ingredientes a continuación.

Ingredientes para 16 galletas

  • 250 g de harina
  • 100 g de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 125 g de mantequilla cortada a dados
  • 1 huevo
  • 1 yema de huevo
  • 75 g de plancha o tableta de chocolate (25 g negro, 25 g con leche, 25 g blanco), puede contener almendras o avellanas

En la variedad está el gusto

A partir de esta receta y de forma muy sencilla puedes hacer muchos otros tipos de galletas:

  • De limón. En la receta base sustituye los tres chocolates por el zumo de 1 limón y su piel rallada, limón confitado y almendra cruda picada.
  • De chocolate. Prepara la misma masa, pero añádele además 2 cucharadas de cacao en polvo, y pistachos crudos y avellanas tostadas, ambos picados.
  • Y más. También les puedes añadir coco rallado, pasas, piel de naranja, naranja confitada, nuez y miel, o bien aromatizar con especias como canela, jengibre, etc. Y si quieres darles un toque divertido y de color (perfecto, por ejemplo, para una fiesta infantil), puedes añadirles grageas de chocolate de colores.

Juega con las formas

Lo más habitual es dar forma redonda a estas galletas usando un cortapastas circular. Pero eso no significa que no puedas hacerlas con forma de corazón, flor, cuadradas... ¡Imaginación al poder!

También como postre

Una idea es servir estas galletas como postre. Para darles un poco más de gracia puedes regarlas con un poco de chocolate fundido, servirlas junto con una bola de helado o hacer con ellas un "bocadillo" y rellenarlas con chocolate, mermelada o helado.

Si las haces de tamaño mini (como una moneda de 50 céntimos, aproximadamente) podrás usarlas para decorar infinidad de postres: natillas, helados, cupcakes...

Siempre crujientes

Si haces bastante cantidad de galletas, guárdalas en recipientes herméticos y en un lugar seco y fresco. Aguantarán en perfectas condiciones varios días.

Es importante que antes de guardar las galletas las dejes enfriar completamente colocándolas sobre una rejilla. Si las guardas cuando todavía están húmedas se producirá un efecto de condensación que añadirá humedad a las galletas y las echará a perder.

Relacionados

Loading...