Recetas de postres

¡Rojo pasión!

Cupcakes Red Velvet

Demuestra tu pasión por la cocina más golosa y pon un divertido y cariñoso toque especial a tu merienda con estos cupcakes súper fáciles de hacer.

Cupcake red velvet

Cupcake red velvet

1 / 7

Cupcake red velvet paso 1

Cupcake red velvet paso 1

Prepara la masa

Antes de ponerte manos a la masa, precalienta el horno a 170º. Prepara los moldes de papel de cupcakes en la bandeja de horno para magdalenas. Pon la leche en un vaso y añade el zumo de limón; déjalo reposar entre 5 y 10 minutos. Pasado ese tiempo, su aspecto debe de ser similar al de la leche cortada o un yogur muy líquido.

Mientras tanto, bate el azúcar con el aceite suave hasta que ambos estén bien integrados. Es importante que uses aceite suave y no aceite virgen extra, ya que este último cambiaría por completo el sabor. Sin dejar de batir añade el huevo y la vainilla. En otro bol, tamiza la harina y el cacao y añade la mitad a la mezcla. 

2 / 7

Cupcake red velvet paso 2

Cupcake red velvet paso 2

Dale color

Añade la leche, la harina y el cacao restante. Por otro lado, en un cuenco mezcla el vinagre y el bicarbonato. Verás que empieza a burbujear, no te asustes porque es normal. Cuando eso suceda, viértelo a la mezcla anterior. Mézclalo bien hasta que quede una masa homogénea. Entonces, añade el colorante. El secreto para que los cupcakes queden con un bonito color rojo es que las cantidades de cacao y de colorante sean las correctas. Si te excedes, corres el riesgo de que los cupcakes queden granates en lugar de rojos. 

3 / 7

Cupcake red velvet paso 3

Cupcake red velvet paso 3

Rellena los moldes

Reparte la mezcla en los papelitos de cupcakes. Un truco para que pongas la misma cantidad en cada uno de ellos es que uses una cuchara de las que se utilizan para hacer bolas de helado. Poniendo la misma cantidad consigues que todos los cupcakes suban por igual, algo que agradecerás a la hora de decorarlos. Con independencia de la cantidad que pongas, es importante que no llenes los moldes más de 2/3. Piensa que cuando los hornees la masa subirá y si pones demasiada cantidad la masa acabará saliéndose del molde. Mete los cupcakes en el horno y hornéalos durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, sácalos y déjalos enfriar 5 minutos en el molde y luego sobre una rejilla. Para saber si están hechos, pincha un palillo y mira si sale limpio.

4 / 7

Cupcake red velvet paso 4

Cupcake red velvet paso 4

Haz la crema

Tamiza el azúcar glas. De esa forma eliminas cualquier pequeño grumo que pudiera tener. Bate el azúcar con la mantequilla. Esta última debe de estar a temperatura ambiente, así que recuerda sacarla de la nevera un rato antes. Añade a continuación el queso bien frío y bate, primero a velocidad baja y luego auméntala, hasta que obtengas una mezcla homogénea y cremosa. Es recomendable que para este paso utilices una batidora automática o un robot de cocina. Así además de que el proceso es más rápido, la crema siempre queda más suave y eso se nota en el resultado final. 

5 / 7

Cupcake red velvet paso 5

Cupcake red velvet paso 5

Corazones

Para hacer los corazones tienes que teñir el fondant con colorante rojo. Después has de extenderlo con un rodillo. Para que el fondant no se pegue a la encimera o a la mesa sobre la que lo estés extendiendo tienes que espolvorearla antes con un poco de maicena. Pon encima una textura con formas de corazón (o las que tú quieras) y pasa el rodillo hasta que queden bien marcados. Finalmente ya solo tienes que recortar los corazones. En lugar de la textura o el stancil también puedes extender el fondant primero con un rodillo liso y luego pasarle uno que tenga grabado algún motivo.  

6 / 7

Cupcake red velvet paso 6

Cupcake red velvet paso 6

El toque final

Decora los cupcakes con la crema de queso, usando una manga pastelera con una boquilla de estrella. Cuando metas la crema en la manga, asegúrate de que no queda ninguna burbuja de aire porque de lo contrario, la decoración no te quedará perfecta. Una vez cubiertos con la crema, coloca inmediatamente un corazón de fondant sobre cada uno de los cupcakes. En lugar de colocarlos en el medio, quedan muy monos situados en el lateral.

7 / 7

Ingredientes para los cupcakes:

  • 60 ml de aceite de oliva suave
  • 150 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cuch. grande de cacao sin azúcar
  • ½ cucharadita de colorante en pasta rojo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 120 ml de leche
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 150 gr de harina
  • ½ cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

Para la crema:

  • 50 g de mantequilla sin sal
  • 300 g de azúcar glas
  • 125 g de queso para untar

Para la decoración:

  • Fondant blanco
  • Rodillo
  • Textura para fondant
  • Cortador de corazón

"Red velvet" significa terciopelo rojo y es precisamente eso, su intenso color lo que hace que estos cupcakes sean tan atractivos. Te entran irremediablemente por los ojos, pero además cuando les das el primer bocado... resultan tan deliciosos que no podrás parar hasta comerte la última miga. Por su color son perfectos para celebrar la Navidad o San Valentín, pero puedes hacerlos en cualquier otra ocasión especial o simplemente por que sí. Nunca te cansarás de ellos.

Para ganar tiempo

  • Una opción es que prepares los cupcakes con antelación y los congeles. Cuando los saques del horno deja que se enfríen del todo y entonces mételos en el congelador. Guárdalos en un recipiente hermético o dentro de bolsas individuales para que no absorban olores ni sabores. El día que quieras comerlos, solo tienes que descongelarlos y decorarlos. Si los congelas ya con la crema por encima corres el riesgo de que esta se estropee al descongelarse.
  • También puedes hacer los detalles decorativos de fondant con varios días de antelación y guardarlos en un recipiente hermético hasta el día en que vayan a ser utilizados.

Más fácil

La decoración con corazones es algo opcional. La textura del fondant te permite darle muchas otras formas, aunque si lo que prefieres es algo más sencillo puedes poner golosinas tipo lacasitos, azúcar de colores o incluso, unas rodajas de fresa.

Cómo conservarlos

Una vez decorados, debes guardarlos dentro de la nevera. La crema aguantará en buenas condiciones unos 3 días. Sácalos un rato antes de comerlos para que la crema se ablande y gane sabor.

¿Sabías qué?

Aunque no se sabe con certeza cuál es el origen de la tarta Red Velvet, a menudo se sostiene que la receta original procede de una tarta que se servía en el restaurante del hotel Waldorf-Astoria, de Nueva York. La película Magnolias de acero, de 1996, le dio un nuevo impulso convirtiéndola en una de las tartas y sabores más populares de EE. UU. y del resto del mundo.

Relacionados

Loading...