Recetas de postres

¡Atención, chocolateadictas!

¿Estás enganchada al chocolate? 5 recetas que te harán feliz (y más sana)

El chocolate ha pasado de capricho prohibido a un aliado de tu salud. Así que déjate tentar por nuestras deliciosas recetas… ¡y peca a gusto!

Tiramisú. Delicioso tiramisú

Delicioso tiramisú

De origen italiano, el tiramisú es uno de los postres más típicos que existen… ¡y uno de los más fáciles de preparar! No requiere grandes técnicas de cocina ni horneado, y lo puedes dejar hecho de un día para otro. Si quieres puedes probar nuestra versión a base de cacao, café y mascarpone. Siempre triunfa.

Ver receta

1 / 5

Cupcakes de chocolate . Cupcakes de chocolate súper fáciles

Cupcakes de chocolate súper fáciles

Solo tienes que coger unas magdalenas de chocolate ya hechas y "tunearlas" con dos cremas de chocolate y un poco de frutos secos. Así conseguirás un espectacular e irresistible dulce, con triple choco, y casi, casi... ¡sin esfuerzo!

Ver receta

2 / 5

Bizcocho amarmolado de chocolate y vainilla

Bizcocho amarmolado de chocolate y vainilla

La idea consiste en reversionar un clásico de la repostería –el bizcocho– haciéndolo mucho más tentador que de costumbre con ayuda de chocolate y vainilla, los ingredientes estrella del "remake" que te hemos preparado en CLARA. Nuestro bizcocho amarmolado no solo tiene un sabor delicioso, sino también… ¡un look de película!

Ver receta

3 / 5

Corazones de chocolate rellenos

Corazones de chocolate rellenos

Para una fiesta, para una merienda, para acompañar el café o el té… Las galletas de chocolate en forma de corazón que te proponemos son una apuesta que enamora. A nosotras nos encanta rellenarlas de choco, porque así son más irresistibles, pero también puedes rellenarlas con mermelada, por ejemplo.

Ver receta

4 / 5

Galletas de mantequilla

Galletas de mantequilla

¡No les tengas miedo! Estas galletas son de nivel principiante en repostería casera. La masa resulta muy fácil de hacer y, como su aspecto es irregular, no tienes que romperte la cabeza con el resultado final. Además, te contamos paso a paso cómo hacerlas, para que te sea aún más sencillo. ¿Empezamos?

Ver receta.

5 / 5

Si te gusta el chocolate estás de enhorabuena, porque además de disfrutar de un alimento irresistible para el paladar –como en las recetas que te damos en la galería de fotos–, mejora tu estado de ánimo y, sobre todo, tu salud. Pero, eso sí, para que sea realmente saludable, tienes que tomarlo con el mayor porcentaje de cacao posible, porque ahí es donde se encuentran sus componentes beneficiosos.

¿Todos los chocolates son sanos?

Cuanto mayor sea el porcentaje de cacao, mejor. Se suele recomendar a partir de un 70-85% de cacao.

  • Chocolate negro. Es el más recomendable, ya que contiene un 70% o más de cacao. De hecho, se considera óptimo un 85%.
  • Chocolate con leche. La cantidad de cacao es variable. Hay que ir a la etiqueta para ver cuál es el porcentaje real.
  • Chocolate blanco. No es exactamente chocolate, sino una preparación a base de la manteca de cacao junto con leche y azúcar.
  • Chocolate a la taza. Su contenido de cacao es bajo (no supera el 50%) e incorpora azúcar y espesantes.

Cómo saber si es bueno…

A más respuestas positivas, mejor es la calidad del chocolate.

  • Es de color oscuro y uniforme.
  • Es mate.
  • No tiene burbujitas.
  • Hace crac al romperlo.
  • Se funde en la boca fácilmente.
  • No deja las manos o el paladar grasoso.

Guía práctica para aprovechar los beneficios del chocolate

  • ¿Cuánto puedo tomar? Si es chocolate negro con un alto contenido de cacao (más del 70%), podemos consumirlo incluso diariamente siempre y cuando no se superen los 30 gramos, el equivalente a 3 onzas de una tableta normal.
  • Descifrar las etiquetas. Para saber si te conviene, fíjate en las etiquetas. El cacao debe ser el primer ingrediente de la lista (aparecerá como pasta de cacao o manteca de cacao), y el azúcar, el último.
  • A todas horas. El chocolate encaja a la perfección en cualquier momento del día. Después de comer, te levanta el ánimo. Y si lo consumes antes de acostarte –por ejemplo, con leche caliente–, te ayuda a dormir mejor.
  • Dulces sueños. Está comprobado que comer un poquito antes de acostarse ayuda a dormir. La asociación de la manteca de cacao y el azúcar hacen que el organismo ponga en marcha la melatonina y la serotonina, las hormonas del sueño y la felicidad.
  • Alegra el paladar... ¡y el espíritu! El cacao contiene una sustancia, la feniletilamina, considerada la hormona del amor, que actúa en el cerebro desencadenando un estado de profundo bienestar durante un rato.
  • Medicina natural. Sus componentes combaten el envejecimiento, reducen la inflamación, cuidan el corazón, protegen la memoria, previenen la diabetes y ponen de buen humor. ¿Se puede pedir más?

Relacionados

Loading...