Recetas

100% Libre de culpa

Pizza light y deliciosa

¿Existe una pizza baja en calorías? ¡Sí! Nuestra pizza súper ligera tiene 220 calorías menos por ración que la de toda la vida gracias a la masa casera e ingredientes bien escogidos. ¿Quieres conocer todos sus secretos?

Receta de pizza superligera
Ingredientes:
380 g de harina
25 g de levadura fresca
12 anchoas
30 g de alcaparras
16 aceitunas negras deshuesadas
4 cucharadas de tomate triturado
8 g de sal

(Versión tradicional 590 kcal | Versión ligera 370 kcal)

La pizza no es un plato ligero precisamente, pero no tienes por qué desterrarlo definitivamente de tu recetario. Aunque parezca imposible, se puede hacer una pizza light rebajando bastante sus calorías con unos trucos sencillos e infalibles.

En primer lugar, hacer una masa casera de pizza te garantiza una masa sin grasas añadidas ni conservantes u otros ingredientes poco recomendables.

Luego, resulta muy eficaz estirar la masa lo máximo posible. Así obtienes una base fina, fina y súper ligera que quedará muy crujiente y no será excesivamente pesada.

Hacer una masa casera, estirarla bien y huir de ingredientes muy calóricos es la clave

Y por último, apostar por ingredientes poco calóricos para la cobertura y quesos bajos en grasa o lights. Que es precisamente lo que hemos hecho en nuestra pizza light y deliciosa optando por anchoas y una mozzarella light en lugar de otro queso más grasiento.

Pero hay infinitas opciones. Otra, por ejemplo, sería pasar de las anchoas y la mozzarella y poner verduritas escalibadas. Tendrás una pizza súper ligera, deliciosa también, y 100% vegetal. O sea, apta para vegetarianos y veganos.

Cómo realizarla paso a paso

  1. Empezar la masa. Diluye la levadura en un bol con 200 ml de agua templada. Luego, añade dos cucharadas de harina, remueve y deja reposar durante unos 10 minutos.
  2. Completar la masa. Agrega poco a poco y removiendo a medida que la incorporas 300 gramos de harina tamizada con la sal. Cuando ya lo hayas hecho, amasa la mezcla alrededor de 5 minutos sobre la superficie de trabajo enharinada. Y finalmente, forma una bola y déjala reposar 30 minutos, tapada con un paño, hasta que doble su volumen.
  3. Estirar la masa. Una vez pasado el tiempo de reposo, corta la masa en cuatro porciones (una por persona) y estíralas bien con el rodillo.
  4. Y montar la pizza. Primero, extiende una cucharada de tomate frito en cada una de las porciones de masa que hayas estirado y cuécelas entre 8 y 10 minutos en el horno precalentado a 200 ºC. Después distribuye la mozzarella, las anchoas, las alcaparras y las aceitunas. Vuelve a hornear 5 o 6 minutos más. Y equilicuá, pizza lista y a punto para zampar.

Truco Clara

Para trabajar bien la masa

Además de espolvorear la mesa de trabajo con harina para que la masa no se pegue, enharina también el rodillo.

Relacionados

Loading...