Recetas de pescado

Saludables y sofisticados

Rollitos de trucha, bacalao y salmón ahumado

Una buena forma de comer más pescado e incorporar a la dieta los beneficiosos omega 3 es dejarse tentar por estos deliciosos canapés de ahumados.

Receta de rollitos de trucha, bacalao y salmón ahumado
Ingredientes:
100 g de salmón ahumado
100 g de bacalao ahumado
100 g de trucha ahumada
200 g de queso crema
1 huevo
1 calabacín pequeño
Eneldo, perejil y cebollino picados
Huevas de pescado variadas y sal

Lo tenemos que reconocer: los rollitos de bacalao, trucha y salmón ahumado nos encantan.

Y no solo porque el pescado ahumado es una de las formas más fáciles que existen cuando quieres comer más pescado, sino porque la trucha y el salmón son pescados azules, muy ricos en beneficiosos omega 3.

Unos canapés que, además de estar riquísimos y de tener un look súper tentador, son muy fáciles de hacer. Aquí lo tienes paso a paso.

Cómo hacer rollitos de trucha, bacalao y salmón ahumado

  1. Preparar la base de bacalao. Primero, lava el calabacín y córtalo a lo largo en lonchas muy finas con un pelador. Escáldalas durante 1 min en agua salada, escúrrelas y deja enfriar. Luego, pon las tiras de calabacín sobre film, un poco superpuestas, hasta obtener un cuadrado. Y por último, coloca encima las láminas de bacalao ahumado.
  2. Preparar la base de trucha. Para empezar, bate el huevo con una pizca de sal y cuaja una tortilla fina. Y después, ponla también sobre film, y coloca encima las láminas de trucha, un poco solapadas.
  3. Preparar la base de salmón ahumado. Solo tienes que retirar con un cuchillo el borde oscuro de las lonchas de salmón ahumado y ponerlas, también superpuestas, sobre otro film formando un rectángulo.
  4. Montar los rollitos y cortar. Finalmente, mezcla las hierbas aromáticas lavadas y picadas con el queso, y unta con esta crema las basesde bacalao, de trucha y de salmón ahumado. Ayudándote con el film, enrolla cada una de las láminas. Y entonces ya lo puedes retirar y cortar los rulos en rodajas. Sírvelos decorados al gusto con las huevas de pescado variadas y las hierbas.

Truco Clara

cómo arreglar Ahumados muy salados


Si has comprado salmón o trucha ahumados pero cuando los has probado te ha parecido que están demasiado salados, no los tires. Puedes recuperarlos sumergiéndolos en remojo con leche entera unos cinco minutos.

Pasado ese tiempo, retíralos, sécalos cuidadosamente con papel de cocina y ya estarán listos para que los utilices como quieras.

Ten en cuenta que también puedes hacer la misma receta con salmón marinado por ti misma. Y si quieres más recetas con salmón ahumado, descúbrelas aquí.

Relacionados

Loading...