Recetas de pescado

Recetas low cost

Besugo al horno

Un plato tradicional que no tiene por qué salir muy caro gracias a nuestros trucos.

Besugo al horno

Besugo al horno

Un plato tradicional de Navidad que no cuesta nada de hacer y que te puede salir muy económico si compras el besugo antes de las fiestas y lo congelas. Pero si a pesar de todo quieres un plato de fiesta mucho más barato todavía, puedes sustituirlo por merluza o perca, por ejemplo.

1 / 4

Besugo al horno. Hacer el lecho de patatas

Besugo al horno. Hacer el lecho de patatas

En primer lugar, pela las patatas, lávalas y sécalas. Luego, córtalas en láminas finas y disponlas extendidas y acaballadas en una fuente de horno. Cuando ya las tengas listas, coloca sobre ellas el besugo, previamente lavado y limpio. Por último, salpimienta y esparce la mantequilla cortada en trocitos pequeños por encima.

2 / 4

Besugo al horno. Preparar las naranjas

Besugo al horno. Preparar las naranjas

Lava las naranjas con la piel incluida. Corta una de ellas en rodajas y resérvalas. Realiza unos cortes a lo largo del lomo del pescado e introduce en ellos las rodajas de naranja que habías reservado. Después, pela las otras 2 naranjas, corta la piel en tiras muy finas y escáldalas en agua durante unos 2 minutos.

3 / 4

Besugo al horno. Hornear el pescado

Besugo al horno. Hornear el pescado

Exprime el zumo de las naranjas, cuélalo y riega el besugo dispuesto sobre el lecho de patatas. Luego, añade el vino, el perejil y el laurel. Y distribuye sobre el pescado las tiras de piel de naranja que habías escaldado antes. Solo te queda meterlo en el horno precalentado a 180° durante unos 30 minutos, rociándolo de vez en cuando con su jugo. Deja reposar unos minutos antes de servir.

4 / 4

1 /4

Ingredientes:

  • 1 besugo grande limpio
  • 4 patatas
  • 2 naranjas
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • Sal
  • Pimienta

En el caso de nuestra receta, hemos decidido hacerlo a la naranja (una de las formas más tradicionales de cocinar el besugo al horno) porque nos encanta la combinación de pescado con un toque cítrico. Le aporta frescor y lo hace más ligero. Algo que siempre viene bien en estas fechas tan poco amigas de guardar la línea.

Sin embargo, hay infinitas variaciones a la hora de cocinarlo y presentarlo, y todas son ¡exquisitas! Su denominador común, que el besugo está cocinado al horno, un sistema de cocción muy sano, ya que conserva mucho mejor los jugos y los nutrientes de los alimentos; y muy práctico, no tienes que estar todo el rato vigilando la cocción, lo puedes dejar asando mientras pones la mesa y tomáis el primer plato, y sacarlo listo para gustar. Si quieres dar un toque más sofisticado al plato, puedes añadirle ralladura y zumo de otros cítricos como pomelo o limón.

Para no pasarte de presupuesto

Al ser un plato tradicional de la Navidad, el precio del besugo puede subir astronómicamente durante estas fechas.

Lo mejor es comprarlo con anterioridad, cuando todavía no haya subido de precio, y congelarlo. O también puedes sustituirlo por otros pescados más económicos, como la merluza, aunque esta también puede subir un poco de precio en Navidad, o la carpa, que es mucho más barata que las dos variedades anteriores.

TrucoClara

VERSIÓN LIGERA

Cambia el lecho de patatas por uno de cebollas cortadas en aros. La combinación de las rodajas de naranja con los aros de cebolla casa a la perfección, tanto a nivel visual como de sabores.

Relacionados

Loading...