Recetas de carne

Súper fácil

Costillar de cordero a la miel

Una dulce y suculenta receta para triunfar con uno de los platos estrella de la Navidad.

Costilla de cordero a la miel receta
Ingredientes:
1 costillar de cordero
4 patatas
2 tomates
2 zanahorias
1 pimiento rojo
1 cebolla
2 ajos
400 ml de vino tinto
Maicena
Romero
Miel de romero
Aceite
Pimienta
Sal

El costillar de cordero es uno de los platos estrella de la Navidad y otras celebraciones. Es una receta fácil de hacer y muy vistosa. Y además, como se cocina al horno, te permite ir haciendo otras cosas mientras se acaba de hacer. Con lo cual puedes concentrarte en poner la mesa, preparar el aperitivo o cualquier cosa.

En nuestra receta, lo hemos acompañado de un pastel de patatas para darle un look aún más festivo, y le hemos dado ese toque dulce que tan bien sienta a las carnes gracias a la miel de romero.

El único inconveniente del costillar de cordero es que en fiestas puede subir mucho de precio. Pero tiene solución. Es posible sustituirlo por una caña de lomo de cerdo fresco, por ejemplo, y queda igual de rico, rico, rico.

Cómo realizarlo paso a paso

  1. Preparar el pastel de patata. Por un lado, lava el pimiento y ásalo unos 20 minutos en el horno precalentado a 180º. Y cuando ya esté asado, pélalo, límpialo y trocéalo. Por otro lado, pela y lava las patatas, córtalas en rodajas y fríelas. Finalmente, cubre un molde con film, rellénalo con capas de patata y pimiento alternadas, añade un peso encima y deja reposar alrededor de 2 horas en la nevera.
  2. Cocinar el costillar de cordero. Primero, limpia el costillar, úntalo con miel y salpimiéntalo. Acto seguido, raspa y lava las zanahorias, pela la cebolla y lava los tomates, y trocéalo todo. Luego, pela los ajos, pon todo en la placa, añade el vino y el romero y hornea aproximadamente 45 minutos a 200º, procurando regar a menudo la carne con su propio jugo para que no se reseque. Por último, retira y deja reposar 10 minutos.
  3. Hacer la salsa del asado. Para preparar la salsa, cuela el jugo de cocción del costillar y llévalo a ebullición. Añádele la maicena diluida en ½ vaso de agua, sazona y cuece hasta lograr una salsa ligada. Y finalmente, cuélala.
  4. Montar el plato. Desmolda el pastel de patata que habías dejado reposando en la nevera, córtalo en porciones cuadradas y dóralas por ambos lados en 2 cucharadas de aceite. Sirve el costillar sobre un lecho de salsa, acompañado de una porción de pastel de patata y con unas hojitas de romero.

Mejor presentación

Si quieres que te quede más vistoso, puedes limpiar el palo de las chuletas. Solo tienes que hacer un corte sobre la falda del costillar, justo donde empieza la chuleta, y retirar la carne que cubre la parte superior de los huesos. Luego, raspa los huesos con un cuchillo afilado por encima y entre ellos hasta que queden limpios y vistosos.

TrucoClara

aprovéchalo todo

No deseches las partes de carne que has retirado. Puedes guardarlas congeladas y usarlas para hacer unas croquetas, unos canelones o una salsa boloñesa, por ejemplo.

Descubre otras recetas last minute con las que sorprender a tus invitados esta Navidad.

Relacionados

Loading...