Recetas de arroz y pasta

100% Libre de culpa

Recetas de pasta light ¡sin ningún remordimiento!

Comer pasta y no engordar es posible, si sabes cómo... Y es que perder peso sin renunciar a un delicioso plato de pasta no tiene por qué ser un sueño inalcanzable.

lasaña vegetal light. Lasaña vegetal light

Lasaña vegetal light

Versión tradicional: 535 kcal | Versión ligera: 335 kcal

Si te gusta la lasaña pero has renunciado a ella porque resulta muy pesada, no te pierdas nuestra lasaña vegetal light. Una versión con 200 calorías menos que la de toda la vida.

Ver receta.

1 / 6

tallarines con salsa carbonara. Tallarines a la carbonara ultraligera

Tallarines a la carbonara ultraligera

Versión tradicional 730 kcal | Versión ligera 420 kcal

¿Quién no ha soñado alguna vez con un plato de tallarines a la carbonara estando de dieta? Nosotras, sí. Pero desde que descubrimos esta receta de pasta a la carbonara ultraligera, dejó de ser un sueño y se hizo realidad. Y es que tiene 310 calorías menos por ración que en la receta tradicional. ¡Ñam!

Ver receta.

2 / 6

canelones ligeros de pollo y pimientos. Canelones ligeros de pollo y pimientos

Canelones ligeros de pollo y pimientos

Versión tradicional 510 kcal | Versión ligera 365 kcal

Son muchos los que piensan que los canelones engordan. Pero no tiene por qué ser así. Los de nuestra receta 100% libre de culpa son ligerísimos y admiten muchas variantes.

Ver receta.

3 / 6

macarrones extraligeros. Macarrones extra ligeros

Macarrones extra ligeros

Versión tradicional 672 kcal | Versión ligera 360 kcal

Una de las leyendas urbanas más extendidas que existe es que la pasta engorda. Pero no es exactamente así. Y si no, prueba estos macarrones extra ligeros. Tienen 312 calorías menos por ración, que no es poco…

Ver receta.

4 / 6

Espaguetis con gambas y almejas bajos en calorías

Espaguetis con gambas y almejas bajos en calorías

Versión tradicional: 680 kcal | Versión ligera: 394 kcal

Sí, sí, este delicioso bol de espaguetis con gambas y almejas, es bajo en calorías –casi 300 menos que un típico plato de pasta con salsa y queso– y, por lo tanto, 100% libre de culpa.

Ver receta.

5 / 6

recetas libres de culpa. Y muchas recetas más

Y muchas recetas más

Si quieres más platos que llenen pero no engorden, descubre nuestras recetas 100% libre de culpa.

6 / 6

Si te gusta la pasta pero has tenido que renunciar a ella porque te resulta muy pesada o porque te la han prohibido, no te pierdas estas recetas 100% libres de culpa y todo lo que te contamos a continuación.

La pasta NO engorda

Una de las creencias más extendidas que circula por ahí es que la pasta engorda. Pero no es del todo cierto. La pasta por sí sola no tiene casi grasas.

Lo que hace que engorde es la cantidad que comes y, en especial, la salsa o el acompañamiento que eliges. De nada sirve que renuncies a la pasta, si sigues tomando salsas súper pesadas para acompañar tus platos...

Por regla general, se calcula que con 60 g de pasta por persona ya es suficiente. Y si la haces al dente o te decantas por una versión integral, tendrás que masticarla más y te sentirás saciada mucho antes.



Trucos infalibles para aligerar la pasta

  • Sustituye la carne y la patata del relleno de la lasaña por verduras y champiñones, que son mucho más saciantes y ligeros, como en nuestra lasaña vegetal light.
  • Cuando hagas bechamel, utiliza leche desnatada y reduce la harina y el aceite a la mínima expresión.
  • Da el cambiazo. También puedes pasar de la bechamel y sustituirla por salsa de tomate o de pimientos como en nuestros canelones ligeros de pollo.
  • En las salsas cremosas, sustituye la crema de leche o la nata por leche o yogur desnatados.
  • Siempre son más ligeros los quesos frescos que los curados. Si la receta lleva queso, cámbialo por una versión fresca o baja en grasa.
  • Para dar más volumen al plato, mezcla la pasta con verduras y tropezones bajos en calorías como las almejas y las gambas, dos alimentos ricos en proteínas y sin casi nada de grasa, como en nuestros espaguetis con marisco.
  • Pasa del beicon y decántate por jamón o pavo cocidos, que son mucho más magros que la panceta de toda la vida y, por lo tanto, más ligeros. Tal y como hacemos en nuestra pasta a la carbonara ultraligera.
  • Para gratinar, opta por quesos bajos en grasa o prescinde de él. Los canelones fríos, sin bechamel y sin gratinar, están riquísimos acompañados de brotes verdes y una vinagreta ligera de manzana.
  • Haz los sofritos de las salsas en sartenes antiadherentes, a fuego lento y con la mínima cantidad necesaria de aceite como en nuestros macarrones extra ligeros.

Relacionados

Loading...