Recetas de arroz y pasta

¡Sin remordimientos!

Macarrones extra ligeros

Si habías desterrado la pasta de tu dieta por creer que engorda, hazle un hueco de nuevo. Estos macarrones light son bajos en calorías y están ricos, ricos. Un must de cualquier recetario que se precie.

Receta de macarrones superligeros
Ingredientes:
240 g de macarrones
1 cebolla
400 g de tomate triturado
1 cucharadita de azúcar moreno
2 cucharadas de
aceitunas negras
Unas hojas de albahaca
1 diente de ajo
Aceite de oliva
Pimienta y sal

(Versión tradicional 672 kcal | Versión ligera 360 kcal)

Una de las leyendas urbanas más extendidas que existe es que la pasta engorda. Pero no es exactamente así. La pasta en sí misma tiene poquísimas grasas.

Lo de engordar o no depende básicamente de la cantidad que tomas y, sobre todo, de las malas compañías: salsas súper calóricas que la convierten en una bomba de relojería a la hora de adelgazar. Y si no, prueba estos macarrones extra ligeros 100% libres de culpa y con 0% de remordimientos. Ojito: tienen 312 calorías menos por ración, que no es poco…

Se calcula que con 60 g de pasta por persona ya es suficiente

Se calcula que con una media de 60 gramos de pasta en seco por persona ya es suficiente. Y si, además, la haces al dente u optas por pasta integral, te obliga a masticar más y, por lo tanto, también sacia más.

En nuestra receta, por ejemplo, hemos optado por macarrones normales, pero en la cantidad justa y al dente. Y les hemos buscado una buena compañía. Una salsa de tomate ligera, gracias a que la hemos hecho a fuego muy lento y casi sin aceite.

Para aligerarlos más y más, no le hemos añadido ni nata, ni crema de leche, ni queso de ningún tipo. Y a cambio, hemos incorporado aceitunas negras como tropezón que, aunque no son súper ligeras, tienen grasas buenas que cuidan nuestra salud.

Cómo realizarlos paso a paso

  1. Preparar la salsa. Pela la cebolla y el ajo, y pica ambos muy finos. En una sartén con un hilo de aceite de oliva, dora un poco el ajo sin que se queme. Luego, agrega la cebolla y rehógala, tapada y a fuego lento, hasta que esté blandita y transparente, entre 8 y 10 minutos más o menos. Entonces, incorpora la salsa de tomate, espolvorea con el azúcar moreno y salpimenta. Y deja cocer el conjunto durante 15 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.
  2. Cocer la pasta. Mientras se acaba de hacer la salsa, pon agua a hervir con un poco de sal y cuece los macarrones hasta que estén al dente según las indicaciones del comerciante. Calcula los tiempos de manera que el final de la cocción de la salsa y el de la pasta coincidan más o menos. Así no se te pasarán los macarrones esperando a que se acabe la salsa.
  3. Montar el plato y servir. Por un lado, escurre los macarrones y mézclalos con la salsa de tomate preparada. Y por otro, pica las aceitunas negras muy menudas, y lava y seca bien las hojas de albahaca. Ya solo te queda repartir la pasta en platos, espolvorear por encima con las hojitas de albahaca y las aceitunas picadas, y servir enseguida.

Truco Clara

¡Más ligero todavía!

Sustituye las aceitunas negras por verdes que son menos calóricas. 299 kcal de las negras frente a 167 kcal de las verdes por cada 100 g.

Relacionados

Loading...