Recetas de arroz y pasta

100% Libre de culpa

Lasaña vegetal light

Si te habías desenganchado de la lasaña por pesada, ya puedes volver a caer en la tentación. Esta lasaña vegetal light tiene 200 calorías menos que la de toda la vida.

Receta de lasaña vegetal light
Ingredientes:
1 paquete de láminas de lasaña precocida
3 zanahorias
1 calabacín
1 berenjena
200 g de champiñones
200 g de espinacas
100 g de queso rallado
Aceite de oliva y sal
200 g de tomate frito
400 ml de leche desnatada
30 g de harina

(Versión tradicional: 535 kcal | Versión ligera: 335 kcal)

Si te gusta la lasaña pero has renunciado a ella porque resulta muy pesada, no te pierdas nuestra lasaña vegetal light. Una versión con 200 calorías menos que la de toda la vida.

Para conseguirlo, hemos prescindido de la carne y la patata de la lasaña tradicional. En su lugar, solo hemos puesto solo verduras y champiñones, que resultan muy saciantes. Y para la bechamel, hemos optado por leche desnatada, además de reducir la harina y el aceite a la mínima expresión.

Resultado: una receta 100% libre de culpa y 100% vegetariana, que además ser muy ligera, ¡está requeteriquísima!

Cómo hacer lasaña vegetal light paso a paso

  1. Preparar la bechamel. Calienta 2 cucharadas de aceite, añade 30 g de harina y tuéstala. Vierte la leche desnatada, en un hilo, removiendo hasta que espese, y sazona.
  2. Cocer las espinacas. Lava las espinacas y cuécelas al vapor durante unos minutos. Mézclalas con una parte de la bechamel, y resérvalas.
  3. Rehogar las verduras. Limpia y lava las zanahorias, el calabacín, la berenjena y los champiñones. Sofríe con un hilo de aceite los dos primeros. Luego, añade la berenjena y los champiñones. Saltéalos unos 6 minutos más o menos, sazona al gusto, y mézclalo todo con la salsa de tomate frito.
  4. Montar la lasaña. Cuece la pasta siguiendo las instrucciones del envase. Sobre una cama de espinacas con bechamel, monta la lasaña alternando capas de pasta y de verdura con salsa de tomate. Cubre con la bechamel restante, espolvorea con el queso, y cuécela alrededor de 20 minutos en el horno precalentado a 170º.

Truco Clara

Más ligera todavía

Si quieres una versión aún más light, sustituye la pasta por láminas de calabacín o de berenjena. Y la bechamel por salsa de tomate. Le quitarás un montón de calorías más.

No te pierdas el resto de nuestras recetas light.

Relacionados

Loading...