Recetas de arroz y pasta

Llenan y no engordan

Canelones de pollo

Una receta fácil, barata y deliciosa, con muchas menos calorías que los canelones tradicionales.

Canelones de pollo y pimientos ligeros receta
Ingredientes:
12 láminas de canelones
300 g de pechuga de pollo en daditos
25 g de mantequilla
25 g de harina
1 vaso de leche
1 diente de ajo
100 g de calabaza
2 tomates
1 cebolla
6 pimientos del piquillo
Vino blanco
Queso rallado
Aceite
Sal

(Versión ligera 365 kcal | Versión tradicional 510 kcal)

Son muchos los que piensan que los canelones engordan. Pero no tiene por qué ser así. Los de nuestra receta 100% libre de culpa son ligerísimos y admiten muchas variantes.

El secreto para que estos canelones sean mucho más ligeros es sustituir la clásica bechamel que se usa para la cobertura y en el relleno por una salsa de pimientos por encima. Y también aligerar el picadillo mezclando la carne de pollo con verduritas.

Y si quieres que aún engorden menos, puedes prescindir también del queso del gratinado y servirlos calientes o fríos.

Cómo realizarlo paso a paso

  1. Cocinar la pasta. Cuece las láminas de canelones en agua tibia el tiempo que indique el fabricante. Y cuando estén en su punto, escúrrelas y extiéndelas sobre una superficie antiadherente (una fuente de cristal, una tela sobre el mármol de la cocina, etc.).
  2. Pochar la cebolla y la calabaza. Pela y pica la cebolla. Póchala en aceite junto con la calabaza cortada en daditos, hasta que estén tiernos.
  3. Incorporar los tomates y el pollo. Añade a la cebolla y la calabaza pochada 1⁄2 vaso de vino y deja evaporar. Agrega los tomates pelados y picados. Deja cocer durante unos minutos e incorpora el pollo.
  4. Preparar la salsa. Sofríe el ajo picado y los pimientos troceados en la mantequilla. Agrega la harina y la leche y cuece removiendo, hasta que espese. Sazona y tritura.
  5. Rellenar y gratinar. Coloca un poco del sofrito de pollo sobre cada una de las placas de canelones y enróllalos. Colócalos en una fuente que pueda ir al horno. Riégalos con la salsa de pimientos del piquillo. Y, finalmente, espolvorea con queso y gratina.

Versión vegetariana

Si quieres una versión vegetariana, puedes prescindir del pollo y añadir más verduras: calabacín y berenjena, por ejemplo.

TrucoClara

PARA NIÑOS

Si crees que la salsa de pimientos del piquillo les resultará un poco fuerte o indigesta, puedes mezclarla al 50% con salsa de tomate casera. O sustituirla totalmente por ella.

Relacionados

Loading...