Tendencias

El manual definitivo de estilo

Cómo llevar el estilo oversize sin ponerte dos tallas más

Olvídate de incomodidades y estrecheces, estas temporadas se llevan los patrones XXL y cortes masculinos. Pero a menudo caemos en el exceso y acabamos poniéndonos kilos de más. Atenta a este pequeño manual de uso.

SI ES OVERSIZE DE VERDAD, SÍ

SI ES OVERSIZE DE VERDAD, SÍ

Compra ropa con diseño oversize. Con esto me refiero a que no compres una o dos tallas más para que parezca “oversize”, el corte y la pieza no quedarán igual (está todo pensado). No se trata de simular ese efecto con prendas de otras tallas, todo está milimétricamente medido con patrones pensados para ese acabado XL. Como el blazer que Jeanne Damas luce con estilazo.

1 / 12

REMANGA TODO

REMANGA TODO

Enseñar muñecas y tobillos contrarresta lo oversize y te hace lucir más delgada, por eso las prendas oversize como los jerséis se llevan mejor remangados. Esto también funciona con los bajos de los jeans, muestra los tobillos y equilibra el look entero. La silueta que te da un pantalón culotte es tu aliada. Si a esto de los bajos le agregas tacones ¡consigues un look de 10 como Lovely Pepa! 

2 / 12

QUE NO TE ASUSTEN LOS RETOS

QUE NO TE ASUSTEN LOS RETOS

Avisada estás: esta opción suma kilos a cualquiera. Llevar varias prendas oversize en un mismo look puede perjudicar el resultado final, pero para ello hay solución. Suaviza el volumen de las prendas llevando unos pantalones o una falda de talle alto que marque la cintura creando un punto de referencia de tu ancho real, es la clave para que funcione todo lo anterior. Olivia Palermo lo hace a la perfección.

3 / 12

MUESTRA TU PIEL

MUESTRA TU PIEL

Llevar ropa oversize no quiere decir que parezcas un manojo de tejidos y telas, como si tu ropa tuviese vida propia. Simplemente mostrando un poco de piel en tus brazos, muñecas o las piernas conseguirás un aspecto más natural. Desde jerséis extra grandes remangados a los codos hasta faldas midi, estos pequeños trucos marcarán la diferencia en cualquier look oversize. Silvia Garcia –más conocida como Bartabac– lleva un look muy natural y dulce. 

4 / 12

LOS COMPLEMENTOS SIEMPRE A TU FAVOR. LOS COMPLEMENTOS, SIEMPRE A TU FAVOR

LOS COMPLEMENTOS, SIEMPRE A TU FAVOR

Apóyate en los complementos como los cinturones para mantener la figura visible, y accesorios elegantes y discretos (especialmente cuando la gama cromática se mueve en la escala de los grises y los tonos tierra). ¡Esta práctica es todo un básico de cualquier manual fashionista! ¿Ves cómo lo hace Jeanne Damas?

5 / 12

SIN RIESGOS

SIN RIESGOS

Una pieza para arriesgar sin arriesgar: el abrigo oversize de corte masculino. Además viene genial para los fríos del invierno. Una sola prenda XL es más que suficiente.

Foto de Gala González

6 / 12

MASCULINIZATE. MASCULINÍZATE

MASCULINÍZATE

Los trajes de corte masculino se han convertido en el must have de la moda oversize. Son tendencia absoluta, cuando el corte de la cintura, el tiro de los pantalones y las mangas están donde tienen que estar, pero hay que saber cómo llevarlos y el efecto XL será perfecto. Si optas por este estilo, recurre a prendas en tonos neutros, sin demasiados estampados. Especialista en ello es Victoria Beckham.

7 / 12

MUCHA ACTITUD

MUCHA ACTITUD

Esta tendencia requiere dejar la vergüenza a un lado. No hay que tener una talla o un tipo de cuerpo especial para llevar prendas oversize, todo está en tu cabeza y en los límites que te pongas. Es un error pensar que cuanto más ajustada vas, más femenina estás, la actitud es lo que cuenta.

Foto de Miroslava Duma

8 / 12

¡DALE ALTURA!

¡DALE ALTURA!

Cada vez que quieras presumir de figura esbelta, súbete a un par de tacones. Son chic y te darán ese efecto clave para estilizar tu body, que a veces se pierde en los looks oversize. ¡Un viejo truco para alargar la silueta que nunca falla!

Paula Ordovás, con su baja estatura, se atreve con esta tendencia y la resuelve muy bien.

9 / 12

TRATA DE ENTENDER LA TENDENCIA

TRATA DE ENTENDER LA TENDENCIA

Una buena idea para introducirte en este rollito es escoger una chaqueta, jersey, cazadora o camisa bastante amplios y combinarlos con otras prendas que entallen otras partes de tu cuerpo. Se trata de jugar siempre con las proporciones. Como Olivia Palermo, que usa un bolso mini, unos pantalones rectos y va remangada enseñando piel. ¡Utiliza todos los truquitos que ya sabes!

10 / 12

APUESTA POR LO SEGURO

APUESTA POR LO SEGURO

Puedes combinar tu prenda oversize con vaqueros pitillo y tu camisa favorita, para demostrar que lo XL es voluntario. Puede que la silueta sea más ancha de lo habitual (que es lo que queremos conseguir) pero los elementos que hay debajo, el escote de la camisa y la largura de las piernas con los pitillos, contrarrestan el ancho de la chaqueta, las sisas caídas y el exceso de tela en las mangas. Miroslava Duma lo hace en este look tan casual.

11 / 12

CUIDADO CON EL PASADO

CUIDADO CON EL PASADO

El pasado vende y muy bien. Hacerse con la chaqueta de tu padre o tu chico varias tallas más grande se ha convertido en una solución tan natural como, en muchos casos, equivocada. Es la nueva fiebre por las prendas vintage, pero ¡CUIDADO!

No es el caso de Man Repeller con el blazer de cuadros con hombreras que estructura perfectamente su silueta.

12 / 12

Trata de entender la tendencia

Una buena idea para introducirte en este estilo es escoger una chaqueta, jersey, cazadora o camisa bastante amplios y combinarlos con otras prendas más entalladas, que logren mostrar el ancho real de tu silueta. Se trata de jugar siempre con las proporciones. Un bolso mini, unos pantalones rectos y remangada, enseñando piel. ¡Utiliza todos los truquitos que ya sabes!

Norma básica: no se trata de comprarte dos tallas más

No hay que tener una talla o un tipo de cuerpo especial para llevar prendas oversize, todo está en tu cabeza y en los límites que te pongas. Es un error pensar que cuanto más ajustada vas, más femenina estás, la actitud es lo que cuenta.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Para algunas mujeres la ropa oversize se convierte en un arma de doble filo, es muy fácil entenderla de manera errónea y acabar pareciendo una fashion victim en el sentido más literal de la palabra. Muchas la emplean como método para "disimular" los kilitos de más y la combinan de forma que consiguen el efecto contrario. Jugar con volúmenes en las prendas supone conocer una serie de trucos para conseguir que esta tendencia te favorezca.

Los blazers de cuadros con hombreras (regalo de Balenciaga), gabardinas extra grandes, pantalones oversize cuyo bajo va a ras de suelo, volúmenes inesperados y puños que llegan al infinito sumados a la nueva fiebre por las prendas vintage... hacerse con la chaqueta de tu padre o tu chico varias tallas más grande se ha convertido en una solución tan natural como, en muchos casos, equivocada. ¡Cuidado!

Si es oversize, sí

El primer consejo para saber llevar prendas oversize es el más sencillo de todos: compra ropa con diseño oversize. Con esto me refiero a que no compres una o dos tallas más para que parezca oversize, el corte y la pieza no quedarán igual (está todo pensado). No se trata de simular ese efecto con prendas de otras tallas, todo está milimétricamente medido con patrones pensados para ese acabado XL.

Los extremos nunca son buenos y tampoco se trata de que todos los días vayas con jerséis y camisetas enormes, todo en su justa medida.

Juega con las proporciones

Un outfit oversize con las costuras y curvas en el lugar incorrecto puede jugar en tu contra, como si te hubieras comprado la talla equivocada. Una prenda oversize con otra más ajustada siempre viene bien. Llevar dos prendas de la misma intensidad (es decir, XL) en un mismo look puede llegar a resultar muy poco favorecedor. Que no te asusten los retos, pero avisada estás: esta opción suma kilos a cualquiera. Sobredimensionar varias zonas en un mismo look perjudica el resultado final.

Si eliges una camisa o cazadora de grandes dimensiones, trata de equilibrar su volumen llevando unos pantalones o una falda más estrechos y de talle alto, que marque la figura. No olvides meter la prenda superior por dentro de la cintura: es la clave para que funcione todo lo anterior. Apóyate en los complementos como los cinturones para mantener la figura visible, y accesorios elegantes y discretos (especialmente cuando la gama cromática se mueve en la escala de los grises y los tonos tierra). ¡Esta práctica es todo un básico de cualquier manual fashionista!



Remanga y remanga

Enseñar muñecas y tobillos contrarresta lo oversize y te hace lucir más delgada, por eso las prendas oversize se llevan mejor con jerséis, vestidos de manga larga, abrigos o camisas remangados en los brazos. Esto también funciona con los bajos de los jeans, muestra los tobillos y equilibra el look entero. Si a esto de los bajos le agregas tacones ¡consigues un look de 10! Prueba a remangar el bajo de los jeans anchos y añade un calzado con varios centímetros de tacón. ¿Un consejo extra? Elige un bolso de tamaño XS.

Apuesta por lo seguro

Una pieza para arriesgar sin arriesgar: el abrigo oversize de corte masculino, además viene genial para los fríos del invierno. Una sola prenda XL es más que suficiente.

Que sea oversize ya aporta un toque cool, ¿cómo conjuntarlo? Apostando por todo lo contrario debajo. Añade un abrigo XL a tus looks para seguir la tendencia y estudia el resultado. Puede que la silueta sea más ancha de lo habitual (que es lo que queremos conseguir) pero los elementos que hay debajo, como un escote de la camisa o las rodillas que asoman por debajo de la falda, contrarrestan el largo de la chaqueta, las sisas caídas y el exceso de tela en las mangas. También puedes combinarlo con vaqueros skinny y tu camiseta favorita, para demostrar que lo XL es externo y voluntario.



Trajes masculinos

Los trajes de corte masculino se han convertido en el must have de la moda oversize. Son tendencia absoluta, cuando el corte de la cintura, el tiro de los pantalones y las mangas están donde tienen que estar, pero hay que saber cómo llevarlos y el efecto XL será perfecto. Las firmas de moda han alargado los pantalones hasta rozar el suelo sin control y exactamente igual ocurre con las americanas. Si optas por este estilo, recurre a prendas en tonos neutros, sin demasiados estampados. Usa unos zapatos en color claro como blanco o nude para crear un efecto alargador, y más si eres bajita.



¡Dale altura!

Cada vez que quieras presumir de figura esbelta, súbete a un par de tacones. Son chic y te darán ese efecto clave para estilizar tu body, que a veces se pierde en los looks oversize. ¡Un viejo truco para alargar la silueta que nunca falla!

Por Noelia Villaverde

Actualizado el

Relacionados

Loading...