Escorpio

23 de octubre al 21 de noviembre

Aunque es cierto que Escorpión es el signo de la muerte y que está representado por el escorpión, el animal que es capaz de autolesionarse cuando se siente acorralado, también lo es de la resurrección y, como el Ave Fénix, puede renacer de sus cenizas. Por este motivo, es un signo con una energía muy fuerte, que es capaz de bajar hasta los infiernos y regresar renovado. Aunque de entrada, pueden pasar desapercibidos y parecer tranquilos y apacibles, no te dejes engañar por las apariencias. Como si se tratara de una olla exprés, en su interior hay un torrente de agua en ebullición que conviene no destapar descontroladamente.

Los delata su profunda mirada, siempre atenta, observándolo todo para tenerlo bajo control y decidir cuándo actuar. Y cuando lo hacen, van a por todas. Su perseverancia y su fuerza de voluntad son impresionantes, aunque puede peligrar por su elevada sensibilidad y su tendencia a la susceptibilidad.

Si se lo proponen, los Escorpión pueden triunfar en casi todos los ámbitos. Pero se desenvuelven especialmente bien en el terreno de la medicina, la justicia, la criminología, la psicología, la religión o el esoterismo. En definitiva en todo aquello donde puedan desplegar su enorme capacidad de análisis, profundización y espiritualidad. Y si creen en una buena causa, le pondrán la misma voluntad y el mismo empeño que le ponen a todo.

Además de ser el signo de la muerte, Escorpión también lo es de la sexualidad. Algo que hace que sean personas sumamente sensuales y apasionadas, sin demasiados límites a la hora de llevar a cabo sus deseos sexuales. Con esta perspectiva, no es de extrañar que tengan fama de infieles, pero sí suelen ser muy leales. Y si siente que han encontrado realmente el amor de su vida, no tienen ningún inconveniente en renunciar a todos los demás y estar ahí dándolo todo.

Planeta: Plutón.

Elemento: Agua.

Símbolo: El escorpión y el ave Fénix.

Estación: Otoño.

Día de la semana: Martes.

Metal: Hierro y plutonio.

Piedra preciosa: Rubí y ópalo.

Color: Negro y rojo oscuro.

Signo opuesto: Tauro.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?