Horóscopos al desnudo

6 secretos que los Tauro no quieren que sepas de ellos

¿Blandos, espirituales, flexibles, sutiles...? Ni hablar. Mira cómo son realmente.

Kill Bill Uma Thurman. 1. Su monumental mal genio

1. Su monumental mal genio

Si has visto a Uma Thurman en Kill Bill, sabrás de lo que hablamos. Cuando un Tauro se enfada, sal corriendo. Bajo su apariencia de tierno becerrito hay un toro bravo dispuesto a embestir cuando le tocan los cuernos.

Foto: Uma Thurman, en Kill Bill.

 

1 / 6

James Bond Pierce Brosnan. 2. Además de hedonistas, muy materialistas

2. Además de hedonistas, muy materialistas

No lo pueden evitar. No solo son muy hedonistas, impulsados por Venus, su planeta, sino también muuuuuy materialistas. Y es que Tauro es un signo de Tierra. La riqueza espiritual les encanta, pero si son ganancias contantes y sonantes, mucho mejor. 

Foto: Pierce Brosnan, en James Bond.

 

2 / 6

El aviador Cate Blanchett. 3. Tozudos, testarudos, tercos...

3. Tozudos, testarudos, tercos...

Aunque pongan cara de póquer y lo nieguen obstinadamente, la tozudez de Tauro no es ningún mito. Son tan tercos y obstinados que nunca dan su brazo a torcer. Lo de "antes partido que doblado" se lo debió inventar un Tauro...

Foto: Cate Blanchett, en El aviador.

 

3 / 6

Up in the air George Clooney. 4. Literalmente, básicos

4. Literalmente, básicos

Así es... Los Tauro no tienen dobleces ni recovecos. Lo que ves es lo que hay. Seres básicos y, a veces, hasta simplones que, de tan sencillos, pueden resultar complicados, porque no suelen pillar las indirectas, los dobles sentidos...

Foto: George Clooney, en Up in the air.

4 / 6

El resplandor Jack Nicholson. 5. Sin sutilezas

5. Sin sutilezas

Del mismo modo que son básicos y sin dobleces, no tienen excesiva habilidad para suavizar sus acciones o sus palabras. Actúan con la misma contundencia con la que piensan, aunque a veces pueda resultar un poco brusca...

Foto: Jack Nicholson, en El resplandor.

 

5 / 6

Vicky Cristina Barcelona Javier Bardem Penélope Cruz. 6. Y muy celosos

6. Y muy celosos

Como buen signo de Tierra, los Tauro necesitan sentirse seguros sobre todas las cosas. Y uno de los pilares de esa seguridad es la fidelidad. Entre un gran amor del que no se fían, y uno menor que les dé seguridad, se quedarán con el segundo.

Foto: Penélope Cruz, en Vicky Cristina Barcelona.

 

6 / 6

Si te has topado con un Tauro y quieres saber sus secretos inconfesables, no te pierdas esta galería de imágenes y todo lo que te contamos a continuación.

Bajo esa apariencia pacífica y relajada que pasta tranquilamente por el campo, se esconde un bravo animal que no tolera que le estiren de la cola sin permiso...

Posesivos, obstinados y con mal genio

Representados por el toro (símbolo de la riqueza y de la perseverancia) y regidos por Venus (diosa del amor y la belleza), los nacidos bajo el signo de Tauro son estables y muy cariñosos. Pero también posesivos, obstinados y con un carácter de mil demonios.

Solo hay que poner a prueba su paciencia para descubrir hasta dónde llega su mal genio. La parte buena es que realmente tienen mucha paciencia, prácticamente ilimitada (aunque no infinita...).

Sobrepasado un límite, empiezan a rascar la tierra y embisten sin contemplaciones. Pero siempre después de haber aguantado muuuucho. Solo que aguardan tan apaciblemente que, a menudo, ni te das cuenta de que estás traspasando la frontera hasta que los ves correr hacia ti enfurecidos. Y piensas: ¡¿Pero qué he hecho?!

En busca de la seguridad perdida

Además, como buenos representantes del elemento Tierra, los nacidos bajo el signo de Tauro buscan obsesivamente la seguridad y la estabilidad, ya sea material o sentimental.

Lo que en determinadas circunstancias los puede llevar a estar más pendientes de las ganancias y del precio de las cosas que de su valor real. Y de la fidelidad por encima de la lealtad y el amor verdadero. Razones por las que son materialistas y muy celosos.

Su punto fuerte, por un lado, es la capacidad de crear riqueza, comodidad y bienestar. El débil, por el otro, caer en la posesividad, la inflexibilidad y la pereza. Algo que, junto con una cierta tendencia a abandonarse cuando no están bien, hace que los Tauro puedan dejar de ser los más fuertes y estables del zodiaco de vez en cuando.

Relacionados

Loading...