Decora y ahorra

Trucos para que los ramos de flores duren más

Comprar las flores cerradas, limpiar los tallos o enriquecer el agua funciona, pero hay más trucos.

ramo de flores

Da igual la época del año, una casa decorada con flores naturales siempre resulta entrañable. Si eres de las que les gusta decorar el hogar con ramos de flores o te estás planteando hacerlo, aquí tienes 5 trucos infalibles para que los ramos te duren bonitos mucho más tiempo.

1. Las mejores flores para hacer un ramo

No te dejes engatusar por un amor a primera vista. Las flores abiertas son muy atractivas, pero se marchitan mucho antes que las que todavía están cerradas. Lo ideal es comprarlas cuando el capullo todavía está cerrado, pero a punto de eclosionar. Así lograrás que se abran en tu casa y tus ramos de flores durarán bonitos mucho más tiempo.

2. Limpiar los tallos

Una de las operaciones imprescindibles para prolongar la vida de los ramos de flores es limpiar toda la parte del tallo que irá sumergida en el agua. Si dejas hojas flotando o hundidas, se pudrirán rápidamente y, a través del agua, acelerarán también la descomposición de las flores.

3. Cortar los tallos oblicuamente

Si haces un corte oblicuo en lugar de recto en el extremo final del tallo de la flor, multiplicarás la superficie de absorción y así le llegará más agua y más nutrientes. Si, además, lo cortas un poco de nuevo cada uno o dos días, lograrás que esta superficie se mantenga lo más limpia y fresca posible.

4. Enriquecer el agua

Seguramente uno de los trucos más utilizados es echar una aspirina efervescente en el agua antes de poner las flores para que duren más. Pero no es el único. Otro truco que alarga la frescura de las flores más allá de lo habitual es verter unas gotas de alcanfor en agua destilada y poner esta solución en el jarro donde vayas a colocar el ramo. O también añadirle una infusión a base de 100 g de hojas frescas de digital o dedalera en 150 ml de agua caliente.

5. Y no descuidarlos...

Finalmente, uno de los errores más comunes con los ramos de flores es olvidarse de ellos y no acordarse hasta que ya se han echado a perder. Para que duren más hay que echarles un vistazo cada uno o dos días y, además de cortarles periódicamente la punta del tallo, cambiarles el agua, retirar hojas o pétalos que hayan caído en ella, así como eliminar las partes feas y las flores marchitas.

Relacionados

Loading...