Bricolaje para negadas III

Trucos para pintar y decorar con papel pintado como una auténtica profesional

¿Quieres dar un aire nuevo a tu casa sin complicaciones y en un plis plas? Pintar o empapelar es tu solución. Y con nuestros trucos infalibles lo puedes hacer tú misma.

trucos hogar papel pintado

Pintar y decorar con papel pintado son dos de las técnicas infalibles para dar un aire nuevo a tu casa sin necesidad de costosas y complicadas reformas. Y hacerlo como una experta es más fácil de lo que de entrada podría parecer. DIY: Do it yourself! ¡Hazlo tú misma! Te contamos cómo.

Secretos para empapelar como una experta

  • El tipo de papel. Resulta más fácil si optas por un papel vinílico o vinílico con base tejido-no tejido (llevan un soporte textil). Son más gruesos y resistentes (también en caso de que tengas que levantarlo si te equivocas) y solo hace falta dar cola al papel o a la pared. No obstante, lee las instrucciones de montaje.
  • Para que quede totalmente liso. La pared debería estar limpia, sin fisuras, agujeros... Puedes cubrirlos con masilla y lijar. Y para que el papel luego agarre mejor, da una imprimación. Pero si no quieres tocar la pared, puedes decantarte por un papel con relieve, que disimula mejor las irregularidades.
  • Para saber cuánto papel cortar. Mide la pared y deja 5 cm por arriba y por abajo. Pega el papel y, luego, corta con cúter lo que sobre.
  • Si el papel tiene dibujos (flores, rombos...). Tras pegar el primer pliego, coloca el rollo al lado para ver cómo encajan. Marca y corta el pliego. Así gastarás menos papel.
  • Para evitar burbujas. Coloca el papel de arriba abajo y ve alisando con un cepillo y luego con un paño.
  • Impide que se despegue. Para ello, encola bien los laterales y extremos. Para que no se noten las juntas, une los pliegos sin que se monten y repasa con el rodillo. Si te equivocas, levántalos antes de que la cola se seque.
  • Y para posibles reparaciones. Conviene conservar un pliego sobrante con el motivo del dibujo completo. De esta forma, si se produce un desgarro en el papel, podrás repararlo con la parte justa del estampado donde se encuentre el desperfecto.

TrucoClara

QUE NO TE FALTE...

Cola de empapelar: mira cuál es la más adecuada en la etiqueta del papel que elijas. Un cepillo, rodillo y paño para alisar. Y cúter y regla o listón para cortar el sobrante.

Cómo pintar ¡y triunfar!

  • Desempapelar antes de pintar. Prepara una mezcla de agua caliente y vinagre a partes iguales y empapa con ella un rodillo. Pásalo sobre la pared como si pintases. Las tiras saldrán enteras.
  • Grietas en techos y paredes. Ensánchalas un poco con una espátula y rellénalas con masilla o cúbrelas con tiras de fibra de vidrio. Da Aquaplast y, cuando se sequen, lija.
  • Juntas sin masilla. Elimina la que quede, limpia la superficie y rellénalas de nuevo de masilla con el tubo. Retira lo que sobre con el dedo o una espátula.
  • Pintar sin ensuciar. Para poder escurrir el pincel sin peligro de manchar el suelo, coloca el recipiente de pintura sobre un plato o una bandeja fabricada con cartón.
  • Proteger marcos y cristales de puertas y ventanas. Antes de pintarlos, extiende jabón líquido con un pincel cerca de los marcos y en las juntas de los cristales. Espera a que se seque y pinta con tranquilidad. Repelerá la pintura. Pero si quieres una protección mayor, protégelos con cinta adhesiva gruesa (de venta en ferreterías).

Para atenuar el olor a pintura, echa al bote unas gotas de vainilla y remueve. Camuflarás su olor

  • Pintar las esquinas. Cuando vayas a pintar, recuerda que conviene empezar y acabar las latas de pintura siempre en las esquinas. A veces puede existir una ligera variación en el tono de un bote a otro y así apenas se notará.
  • Para pintar bien el techo. Cuando lo pintes, aplica la pintura en dirección a la luz de la ventana. Evitarás que se noten los brochazos.
  • Si pintas de blanco las paredes. Añade previamente una buena cantidad de blanqueador de ropa a la pintura. La pared te quedará deslumbrante.
  • Esmalte blanco. Para que el blanco de armarios y puertas no se ponga amarillo, cosa que suele ocurrir con frecuencia en la cocina, añade al esmalte sintético unas gotas de esmalte azul.
  • Si te queda pintura. Echa un poco de aguarrás en el bote antes de cerrarlo. Así se conservará estupendamente y no te llevarás la sorpresa de encontrarla seca cuando vuelvas a echar mano de ella.

Truco Clara

¿Cuánta pintura necesito?

Es la pregunta que todas nos hacemos cuando nos toca pintar. Este cálculo aproximado te puede servir: para interior, un litro de pintura al agua cubre entre 9 y 15 metros cuadrados; al aceite, entre 12 y 17; y las de imprimación, entre 15 y 18.

Relacionados

Loading...