El fin del desorden

Trucos para organizar el papeleo, las facturas y otros enemigos del orden

No dejes que el desorden campe a sus anchas en casa… Aquí tienes buenas ideas para plantarle cara y desterrarlo de una vez por todas.

Trucos para organizar el papeleo, las facturas y otros enemigos del orden

No nos engañemos… El desorden es como los inoportunos michelines: cuando menos te lo esperas, ya se ha instalado en casa ¡y no hay quién lo saque de allí! Y por más que hagamos por combatirlo, se apodera del espacio y se niega a salir. Pero tenemos todas las soluciones para plantarle cara.

Aquí tienes trucos infalibles para organizar el papeleo, las facturas y otros enemigos del orden reincidentes.

Papeleo, facturas, descuentos y cosas para devolver

  • El punto caliente. Facturas, el menú de una pizzería a domicilio o un flyer con las ofertas del supermercado. Cada día nuestro buzón se llena con este tipo de papeles y cada día vamos acumulándolos en un mismo lugar: la repisa del recibidor, un rincón de la cocina… Coloca ahí un archivador, unas bandejas para papel o, incluso, cuelga una estantería en la pared más cercana. Podrás guardar ahí todo ese papeleo pero sin que se vea desordenado. Y ponte un día y hora a la semana para revisarlo y clasificarlo adecuadamente.
  • Cupones y descuentos del supermercado. A menudo, no nos beneficiamos de ellos porque los olvidamos en la cartera o en algún rincón de la cocina hasta que caducan. La solución es guardarlos en un sobre de plástico transparente y dejar este junto a las bolsas o el carro de la compra, o en el coche si sueles ir en él a comprar.
  • Cosas para devolver. Coloca junto a la puerta de entrada un cesto en el que meter todas aquellas cosas que tengas que devolver: un libro a la biblioteca, un paraguas que te han prestado… Cada vez que salgas, lo verás y te recordará que debes devolverlos cuanto antes.

Para reducir el volumen de papeleo recurre a internet para consultar el saldo de tu banco y las facturas

Libros, revistas y juguetes

  • Cestos y cajas. Para que los juguetes no acaben esparcidos por toda la casa, puedes recurrir a cajas o cestos colocados en estanterías. Pega en cada uno una foto que identifique su contenido (peluches, piezas de construcción...) y a los peques les será más fácil recoger.
  • Puzzles. Abultarán mucho menos si guardas las fichas en bolsas de plástico (las de congelar son ideales). Corta el dibujo de la caja, dóblalo y guárdalo con las fichas.
  • Estantes y revisteros. En los laterales de una cómoda puedes colocar un par de pequeñas estanterías para que los peques de la casa coloquen sus libros o algún juguete pequeño. Otra opción son revisteros junto al sofá o la butaca de lectura.
  • Organizadores de tela. Los organizadores de este tipo con forma de estantes son ideales para multiplicar el espacio de almacenaje y poner en orden todo tipo de enseres. Puedes colgarlo dentro de un armario o en la trasera de una puerta para que no se vea, y puedes colocar de todo en él: utensilios de limpieza en la cocina, de belleza e higiene en el baño, collares, pulseras y otros complementos en el armario ropero, o los mandos de la tele y el vídeo en el bazo del sofá.

Y si quieres saber más tácticas para mantener el orden en casa de una vez por todas, no te pierdas nuestras claves para organizar y ordenar la casa para siempre.

Relacionados

Loading...