Trucos

Con el método de Marie Kondo

Trucos para organizar el armario… (y no rendirse en el intento)

Desengáñate: el armario no tiene por qué ser ese mueble donde se atrinchera el desorden. Con las claves de la autora de "La magia del orden" para organizarlo y mantenerlo a raya, no se te resistirá nunca más…

Cómo mantener el orden en el armario (y no morir en el intento).

Organizar el armario y mantenerlo en orden puede parecer una auténtica misión imposible a no ser que dispongas de alguna táctica infalible o de alguna aliada estratégica, como la japonesa Marie Kondo.

Y es que la autora del best seller mundial La magia del orden tiene algunas de las claves más eficaces para plantarle cara al desorden. Y si no, toma nota de todos estos trucos infalibles para organizar el armario y mantenerlo en orden.

Todas las claves de Marie Kondo

  • Efecto visual relajante. Guarda toda tu ropa siguiendo un degradado de color (empieza por el blanco y acaba por las prendas de color más oscuro). Quedará más ordenado visualmente y te será más fácil encontrar lo que buscas sin tener que pasarte horas y horas rebuscando.
  • Pesado y ligero. La ropa colgada en el armario colócala en función de su color y de su ligereza. Lo más pesado y oscuro a la izquierda, y lo más ligero y claro a la derecha.
  • Apuesta por la facilidad. Sitúa las cosas de uso más habitual en un lugar accesible y al alcance de la mano, y las que no utilizas a diario, en un lugar más escondido.
  • Perchas multiusos. Si tienen barra, puedes colgar de esta tu colección de gafas. También puedes enganchar en ella anillas para cortina de ducha y colgar ahí tus pañuelos y fulares.
  • ¿El mejor sitio para el bolso? ¡Dentro de otro! Ocupan menos espacio y mantienen mejor la forma.
  • Una maleta es una caja. No te gastes una fortuna en organizadores y cajas. Te quitan espacio (y dinero). Una maleta, además de servir para guardar otra, se puede aprovechar para meter dentro de ella prendas de otra temporada o edredones y ropa de cama.
  • Sábanas, por juegos. Si guardas el juego completo dentro de su funda de almohada estará más ordenado y no se desparejará.
  • La ropa del día siguiente. Cada noche escoge lo que te vas a poner al día siguiente. Te evitará dejar todo manga por hombro con las prisas.
  • Galán de noche. Evita que aparezca una montaña de ropa en tu dormitorio poniendo un galán de noche en un rincón.
  • Collares. Clava pequeños ganchos en el interior de la puerta de tu armario y cuelga en ellos tus collares, pulseras y otros complementos.
  • Zapatos. Si los guardas en cajas, haz una foto a cada par de zapatos (o si prefieres, un dibujo) y pégala en la parte exterior de la caja donde los guardes; así no te costará nada localizarlos.

El secreto está en la colocación

En muchos países se suele colocar la ropa doblada de forma horizontal, poniendo una prenda encima de otra. De manera que para sacar una prenda de abajo se tienen que desplazar las de arriba, y al final se termina desorganizando toda la pila del estante o el cajón donde la guardas.

Para evitarlo, Marie Kondo propone doblar las prendas con tres pliegues y colocarlas de forma vertical, una al lado de otra, como te mostramos en este sencillo paso a paso. De este modo, la ropa se arruga mucho menos, la ves claramente ¡y cabe mucha más!

Truco Clara

multiplicar el espacio con tres pliegues

Uno de los trucos mágicos de Marie Kondo es doblar las prendas con no más de 3 pliegues para que no se arruguen. Y después colocarlas con la parte redondeada hacia arriba, para que te resulte mucho más fácil cogerlas y no se desordene el resto.

Relacionados

Loading...