Limpian y desinfectan sin contaminar

Los productos de limpieza caseros que triunfan en internet

Enjuague bucal para limpiar y quitar los malos olores, limón y vinagre para desinfectar toda la casa, posos de café para desatascar las tuberías... Descúbrelos todos a continuación y algunos de sus usos más sorprendentes.

productos limpieza caseros mujer limpiando metal con sal vinagre alcohol. Productos de toda la vida

Productos de toda la vida

Limón, vinagre, sal, aceite de oliva... Los must de limpieza de las abuelas se han hecho un hueco entre los fans de los productos de limpieza ecológicos. En la galería encontrarás todos los productos que tienes en casa y que te sacarán de más de un apuro y en el texto del final, te damos los mejores trucos para limpiar tu casa en un periquete.

1 / 14

que comer piel perfecta limon. Limón

Limón

Por su alto contenido en ácido cítrico, el limón es un excelente limpiador natural con propiedades desengrasantes, antibacterianas y neutralizadoras del mal olor.

2 / 14

productos limpieza caseros cepillo gamuza vinagre. Vinagre

Vinagre

Como el limón, es un buen desengrasante y desinfectante. En su caso, contiene ácido acético, que reduce y corta la grasa. Además, tiene propiedades antimicrobianas y antibacterianas que hacen que sea un excelente producto de limpieza casero. Y no causa alergias ni irritación.

3 / 14

productos limpieza caseros vinagre alcohol. Alcohol y agua oxigenada

Alcohol y agua oxigenada

El alcohol etílico y el agua oxigenada, presentes en los botiquines de casi todas las casas, son buenos aliados de la limpieza. El alcohol, además de desinfectar, seca las superficies rápidamente, y quita las manchas de grasa o pegamento. Y el agua oxigenada ayuda a eliminar por completo los microorganismos por oxidación.

4 / 14

productos limpieza caseros bicarbonato. Bicarbonato sódico

Bicarbonato sódico

Es un excelente aliado para neutralizar y quitar los malos olores de casi todos los materiales y estancias de la casa. Se puede usar para absorber la grasa o las manchas de aceite. Suaviza el agua para no tener que utilizar tanto detergente. Y es un eficaz limpiador de superficies delicadas.

5 / 14

productos limpieza caseros cepillo pinzas polvos de talco. Polvos de talco

Polvos de talco

Por su poder absorbente son uno de los quitamanchas y neutralizadores de malos olores más potentes que existen.

6 / 14

productos limpieza caseros cepillo betun. Betún

Betún

El betún es un producto a base de ceras y tintes que, de entrada, sirve para dar lustre al calzado de piel. Pero también se puede usar para revitalizar los muebles de cuero o proteger y disimular desperfectos en los de madera.

7 / 14

consejos salud mujer yodo sal yodada. Sal

Sal

La sal es una de las grandes aliadas en la limpieza del hogar gracias a su poder "exfoliante" y absorbente, que arrastra la suciedad y los malos olores.

8 / 14

productos limpieza caseros jabon neutro trapos cepillos. Jabón neutro

Jabón neutro

El jabón neutro es un producto cuya formulación es equilibrada, lo cual indica que no es muy alcalino ni muy desengrasante, ni tampoco demasiado aromatizado. Gracias a ello, limpia cualquier superficie, se degrada fácilmente y no es tóxico.

9 / 14

productos limpieza caseros pasta de dientes dentifrico2. Pasta dentífrica

Pasta dentífrica

La pasta de dientes no solo sirve para proteger, dar brillo y quitar las manchas de nuestros dientes, también es muy efectiva como producto de limpieza para sacar brillo a la plata o para quitar manchas de bolígrafo.

10 / 14

productos limpieza caseros colutorio enjuague bucal. Enjuague bucal

Enjuague bucal

Las propiedades desinfectantes y el perfume del colutorio lo hacen ideal como desinfectante y desodorante para limpiar el inodoro, sanear la lavadora o para sacar brillo a las pantallas.

11 / 14

consejos salud mujer patatas. Patatas

Patatas

La patata, además de ser un alimento con estupendas propiedades nutricionales, te puede ayudar a limpiar espejos, fregaderos de acero inoxidable, recuperar ollas quemadas y hasta limpiar el rallador de queso.

12 / 14

productos limpieza caseros aceite de oliva. Aceite de oliva

Aceite de oliva

Además de ser muy saludable, el aceite de oliva ayuda a proteger la madera y otros materiales delicados, y va súper bien para evitar que espejos y ventanas se empañen.

13 / 14

productos limpieza caseros cepillo cafe bicarbonato. Posos de café

Posos de café

No tires los posos del café porque pueden tener una segunda vida como producto de limpieza casero, ya sea para desatascar las tuberías o para limpiar el felpudo de la entrada de casa.

14 / 14

Los must de limpieza de las abuelas se han hecho un hueco entre los fans de los productos de limpieza ecológicos. Y es que permiten limpiar y desinfectar sin necesidad de contaminar.

Limón, una fruta con súper poderes

Por su alto contenido en ácido cítrico, el limón es un excelente limpiador natural con propiedades desengrasantes, antibacterianas y neutralizadoras del mal olor.

  • Para limpiar la tabla de madera de cortar. Solo tienes que frotar medio limón y dejar reposar toda la noche; lava a la mañana siguiente. Lo mismo ocurre con la parrilla o barbacoa.
  • Para quitar los malos olores del microondas. Pon en su interior una taza de agua con zumo de limón, calienta un par de minutos a máxima potencia, y deja dentro con la puerta cerrada unos 10 minutos. Neutralizará su mal olor.
  • Para dejar las griferías como nuevas. Exprime un limón, cuela su jugo, empapa con él un paño de algodón y pásalo por las griferías.

Sin embargo, evita usarlo con el mármol, ya que su potente ácido corroe su superficie y la estropea.

Vinagre, eficaz sin efectos secundarios

Como el limón, es un buen desengrasante y desinfectante. En su caso, contiene ácido acético, que reduce y corta la grasa. Además, tiene propiedades antimicrobianas y antibacterianas que hacen que sea un excelente producto de limpieza casero. Y no causa alergias ni irritación.

  • Para limpiar y abrillantar todas las superficies. Madera, cerámica, acero inoxidable, cristales, baldosas de la cocina y el baño. Solo tienes que mezclar un poco con agua fría y listo.
  • Para eliminar la cal de la ducha y los grifos. Refriega con un cepillo o una esponja humedecida con vinagre. Y luego enjuaga.
  • Para limpiar el sarro de la cafetera o la tetera. Llénalas con agua y vinagre, y ponlas a hervir como si fueras a hacer un café o té. Deja que hierva unos minutos, retira el agua y enjuaga.
  • Para quitar el mal olor del frigorífico. Coloca un recipiente con agua y vinagre dentro o bien utiliza esta mezcla para limpiar las paredes y superficies del interior de la nevera.

Alcohol etílico, más allá del botiquín

El alcohol etílico, presente en los botiquines de casi todas las casas, es un buen aliado de la limpieza. Además de desinfectar, seca las superficies rápidamente, y quita las manchas de grasa o pegamento.

  • Para desinfectar superficies y otros elementos. Mezcla la misma cantidad de alcohol y de agua en un barreño pequeño y utilízalo para limpiar las encimeras, las griferías o incluso los juguetes de los niños.
  • Para limpiar pantallas, teclados y mandos. Humedece un trapo o un bastoncito con alcohol y utilízalo para limpiarlos. Como, además de desinfectar, seca rápidamente, te ayudará a eliminar bacterias sin perjudicar estos objetos, que no toleran la humedad.
  • Para quitar manchas de pegamento. Es muy eficaz para deshacerse de esos restos de adhesivo que quedan al retirar etiquetas, por ejemplo.

Agua oxigenada, "quema" los microorganismos

El agua oxigenada, también conocida como peróxido de hidrógeno, es otro desinfectante del botiquín que puede ayudarte en la limpieza de la casa. Elimina por completo los microorganismos por oxidación, es decir, los "quema" de algún modo.

  • Para limpiar superficies. Diluye en una botella de spray una parte de agua oxigenada por una de agua mineral y utiliza esta mezcla para desinfectar baños, encimeras, mesas o tablas de picar.
  • Para limpiar el lavavajillas. Solo tienes que añadir un chorro de agua oxigenada en el cajetín del lavado y darle a un programa largo.
  • Para blanquear la ropa. Tiene la capacidad de atenuar las manchas de la ropa producidas por refrescos, vino tinto, sangre... Si son de sangre, simplemente vierte directamente el producto en la mancha, déjalo actuar unos minutos, frótalo y enjuaga como de costumbre.
  • Para desinfectar los cepillos de dientes. Remójalos con un poco de agua oxigenada para combatir los virus y bacterias que se van acumulando.

Bicarbonato sódico, un limpiador de toda la vida

Es un excelente aliado para neutralizar y quitar los malos olores de casi todos los materiales y estancias de la casa. Se puede usar para absorber la grasa o las manchas de aceite. Suaviza el agua para no tener que utilizar tanto detergente. Y es un eficaz limpiador de superficies delicadas.

  • Para limpiar alfombras y colchones. Espolvorea por encima. Deja actuar unas horas y luego pasa el aspirador. Sirve para desinfectar y quitar el mal olor.
  • Para sanear tuberías. Tira directamente bicarbonato por el desagüe. Luego, echa vinagre y deja que actúe un cuarto de hora más o menos. Finalmente aclara con agua limpia caliente.
  • Para limpiar juguetes. Sumérgelos en un recipiente con una solución de 4 cucharadas de bicarbonato con un cuarto de litro de agua. Deja toda la noche y enjuaga por la mañana.
  • Para suavizar la ropa. Solo tienes que añadir una tacita directamente a la lavadora y las prendas te saldrán súper suaves sin necesidad de usar productos caros y contaminantes.

Polvos de talco, quitamanchas y desodorante

Son uno de los quitamanchas y neutralizadores de malos olores más potentes que existen.

  • Para eliminar las manchas de grasa o aceite. Antes de lavar la prenda, espolvorea polvos de talco sobre la mancha, deja actuar al menos un día para que absorba toda la grasa y, luego, sacude sin frotar y lava normalmente con jabón neutro.
  • Para eliminar los malos olores de los zapatos. Absorben la humedad y, además, combaten las bacterias y patógenos que se adhieren a la piel.

Betún, no solo para proteger los zapatos...

El betún es un producto a base de ceras y tintes que, de entrada, sirve para dar lustre al calzado de piel. Pero también se le pueden dar otros usos.

  • Para revitalizar los muebles de cuero. Aplica betún incoloro a sofás, butacas y sillas de cuero que estén gastados. Luego cepilla y deja secar unas horas. Antes de volver a usarlos, pasa un paño limpio para comprobar que no han quedado restos que puedan manchar la ropa al sentarse.
  • Para disimular desperfectos y arañazos en la madera. Si tus muebles de madera tienen arañazos o desperfectos, puedes disimularlos con un poco de betún de un color similar al de la madera.

Sal, el "exfoliante" del hogar

La sal es una de las grandes aliadas en la limpieza del hogar gracias a su poder "exfoliante" y absorbente.

  • Para limpiar la tabla de madera de cortar. Frota sal gorda con ayuda de medio limón. Los dos productos juntos dejarán la tabla limpia y desinfectada.
  • Para quitar manchas de cal. Tanto en bañeras como en lavamanos y fregaderos, puedes frotar sal con ayuda de una esponja y las manchas de cal desaparecerán.
  • Para limpiar el suelo. Añade media taza de sal a un cubo con agua caliente y limpia el suelo con ella. Ayudará a retirar todas las manchas que estén incrustadas y lo mantendrá limpio más tiempo.
  • Para sacar brillo a las piezas de bronce, estaño, plata y cobre. Haz una mezcla en partes iguales de vinagre, harina y sal. Aplica en los objetos, deja reposar 15 minutos, y quita suavemente con ayuda de un cepillo.

Jabón neutro para limpiar y lubricar

El jabón neutro es un producto cuya formulación es equilibrada, lo cual indica que no es muy alcalino ni muy desengrasante, ni tampoco demasiado aromatizado. Gracias a ello, limpia cualquier superficie, se degrada fácilmente y no es tóxico.

  • Para limpiar objetos. Es idóneo para la limpieza de muchos elementos que tienden a ensuciarse de forma continua. Desde tiradores de las puertas y herrajes, hasta placas de interruptores.
  • Para que las puertas no chirríen. Tan solo tienes que humedecer un paño con jabón neutro y frotarlo en el espacio que hay entre el marco y la bisagra o directamente en la bisagra.
  • Para suavizar una cerradura rígida. Lubrícala con un poco de jabón neutro.

Dentífrico, abrillantador y quitamanchas

La pasta de dientes no solo sirve para proteger, dar brillo y quitar las manchas de nuestros dientes, también es muy efectiva como producto de limpieza.

  • Para sacar brillo a la plata. Puedes aplicarla con un paño y dejar un par de horas o toda la noche, luego frota bien con un cepillo de cerdas finas o con un paño para sacar brillo. Asegúrate de quitar todo el residuo de pasta dental.
  • Para quitar manchas de bolígrafo. Tanto en los muebles como en la pared, puedes aplicar un poco de dentífrico sobre un paño húmedo y frotar suavemente para quitar la mancha.
  • Para limpiar la plancha. Pon un poco de pasta en un paño y frota la superficie de la plancha para eliminar todos los residuos y manchas.

Enjuague bucal para desinfectar y perfumar

Las propiedades desinfectantes y el perfume del colutorio lo hacen ideal como desinfectante y desodorante.

  • Para limpiar el inodoro. Vierte un vasito de colutorio en la taza del WC y deja reposar unas horas.
  • Para sanear la lavadora. Puedes hacer lo mismo vertiendo un vasito en el cajón del jabón y haciendo un ciclo de lavado. Así la lavadora quedará limpia y perfumada.
  • Para sacar brillo a las pantallas. Puedes mezclar un chupito de enjuague en un litro de agua y usarlo como limpiador de pantallas del televisor, ordenador...

La magia de las patatas

La patata, además de ser un alimento con estupendas propiedades nutricionales, te puede ayudar en algún asunto doméstico.

  • Para limpiar espejos. Parte una patata cruda por la mitad y frota todo el espejo. Luego pasa un trapo de algodón que no suelte pelusa empapado en vinagre blanco ligeramente diluido. Y finalmente seca con un paño seco.
  • Para recuperar ollas quemadas. Como con los espejos, corta una patata cruda por la mitad y frota las partes quemadas. Luego enjuaga con agua tibia y seca con un paño suave. Ya verás cómo mejoran.
  • Para devolver el brillo al fregadero de acero inoxidable. En este caso, utiliza el agua de cocción de las patatas sin pelar aplicándolo con un paño.
  • Para eliminar los restos de queso del rallador. Ralla una patata cruda pelada y arrastrarás todos los restos de queso que hayan quedado incrustados.
  • Para quitar las manchas de las puertas blancas. Solo tienes que frotar media patata cruda por ellas. Retira el almidón con un paño húmedo y seca con otro.

Aceite de oliva, pule y abrillanta

Además de ser muy saludable, ayuda a proteger la madera y otros materiales delicados.

  • Para proteger los muebles de madera. Solo tienes que frotar un poco de aceite y dejar que se absorba.
  • Para pulir metales. Empapa la punta de un paño con un hilo de aceite y pule los objetos de metal haciendo círculos hasta que brillen.
  • Para limpiar muebles de cuero y otras piezas de piel. La forma de hacerlo es humedeciendo un paño con un poco de aceite y frotando rápido el objeto en cuestión.
  • Para evitar que se empañen espejos y ventanas. Puedes pasar un trapo empapado en aceite. Y luego secarlo con un paño o papel de periódico. Le dará brillo y creará una capa protectora que evitará que se empañe con tanta facilidad.

Café, un eficaz desatascador

No tires los posos del café porque pueden tener una segunda vida como producto de limpieza casero.

  • Para desatascar tuberías. Tira los posos de café directamente al fregadero y deja que se vayan por el desagüe con ayuda de agua templada. Arrastrarán la suciedad y los malos olores de las tuberías.
  • Para limpiar felpudos. Puedes dejarlos secar, esparcirlos sobre el felpudo de entrada, dejarlos actuar unas horas, y luego cepillar.

En definitiva, 14 productos de limpieza que son un complemento perfecto de los trucos de limpieza caseros más populares de internet.

Relacionados

Loading...