Más vale prevenir

Los errores de limpieza en la cocina que deberías dejar de hacer

Utilizar los mismos trapos y bayetas para todo (o no lavarlos jamás) son fallos que solemos cometer, pero hay muchos otros peligros...

cocina mujer cocinando cuchara. Cocinar y limpiar a la vez

Cocinar y limpiar a la vez

¡¡¡No!!! Se acabó eso de aprovechar mientras se cuece la verdura para ponerte a barrer o hacer otras tareas de limpieza. Durante el proceso de limpieza, la suciedad de la que te estás intentando deshacer puede caer sin darte cuenta en la comida que te vas a comer...

1 / 13

limpiar en tiempo record cocina isla campana extractora. Pasar de la campana extractora

Pasar de la campana extractora

La campana extractora es uno de los lugares donde se acumula más suciedad, y no tanto por la cantidad como por el hecho de que se suele limpiar poco (o nada). Uno de los trucos para limpiar en un plis plas es poner a hervir un rato una olla con agua y limón con el extractor encendido para que se ablande y sea más fácil.

2 / 13

cocina mujer sorprendida abriendo nevera. No limpiar el frigorífico

No limpiar el frigorífico

Aunque de entrada pueda parecer muy limpio, el frigorífico puede ser un auténtico paraíso para la suciedad. Para mantenerlo desinfectado, límpialo al menos una vez al mes con una mezcla de agua con bicarbonato de sodio, uno de los productos de limpieza caseros que nunca fallan.

3 / 13

trucos de limpieza horno microondas cocina. Dejar que el horno y el microondas acumulen grasa y suciedad

Dejar que el horno y el microondas acumulen grasa y suciedad

Otro error muy extendido es ni mirar el interior del horno y el microondas. Para evitar que se ensucie tanto, pon papel de horno y de plata en lugar de hornear directamente sobre las bandejas. Y utiliza la campana protectora del microondas para evitar salpicaduras cuando calientes la comida.

4 / 13

mujer fregando platos. Lavarlo todo sin orden

Lavarlo todo sin orden

Cuando vayas a lavar la vajilla, empieza por lo que está más limpio y con menos grasa, como por ejemplo los vasos. Y deja para el final lo más sucio: las ollas y las sartenes. Así evitas llevar la grasa de unos a otros con el agua y el estropajo de enjabonar.

5 / 13

fregadero cocina manzanas. No desinfectar el fregadero

No desinfectar el fregadero

Está comprobado que el fregadero de la cocina está hasta 100.000 veces más contaminado que el baño, lo que lo coloca a la cabeza de los lugares más sucios de casa. La causa son los restos de comida que se van acumulando. Se recomienda desinfectarlo al menos una o dos veces por semana. Y no te olvides de la grifería, que está expuesta a los mismos gérmenes que el fregadero.

6 / 13

cocina mujer lavando alcachofas escurridor. Obviar los agujeros del escurridor y otros recovecos

Obviar los agujeros del escurridor y otros recovecos

En la cocina hay muchos utensilios, como escurridores, coladores y ralladores que acumulan suciedad y gérmenes en sus recovecos. Para limpiar los agujeros del escurridor, puedes usar pallillos de aperitivo. Y para los ralladores, uno de los trucos de limpieza caseros más populares de internet es rallar una patata cruda pelada y lavar después. Su pulpa y su jugo ablandan los restos y los arrastran más fácilmente.

7 / 13

cocina fregadero lavavajillas ventana claraboya. Pensar que el lavavajillas se limpia solo...

Pensar que el lavavajillas se limpia solo...

Aunque sirve para limpiar tu vajilla, este electrodoméstico puede ir acumulando suciedad de uso en uso. Periódicamente, limpia el filtro del desagüe y, sin nada dentro, haz un ciclo de lavado largo con un chorro de agua oxigenada en el cajetín del lavado. Lo desinfectará y eliminará los malos olores. 

8 / 13

orden en la cocina cajon para ollas y cacerolas. Olvidarse de limpiar las bases de cacerolas y sartenes

Olvidarse de limpiar las bases de cacerolas y sartenes

A menudo nos esmeramos en limpiar a fondo cacerolas y sartenes, pero nos olvidamos de hacerlo por fuera, dejando que se acumule grasa y restos de comida derramados en la base. No solo es un foco de suciedad, sino también algo que puede dificultar el buen funcionamiento de estos utensilios. 

9 / 13

mujer cortando verduras tabla cortar cocina. No limpiar correctamente la tabla de cortar

No limpiar correctamente la tabla de cortar

Según algunas investigaciones, hay 200 veces más bacterias fecales en una tabla de cortar que en un asiento de inodoro. Sucede lo mismo que con el fregadero, ya que es dónde se corta la comida. Para evitar acumulación de gérmenes, se recomienda prescindir de la madera y decantarse por materiales lisos e impermeables, y limpiarlos diriamente con agua caliente y jabón.

10 / 13

orden en la cocina encimera y fregadero despejados. Dejar sin desinfectar las superficies de trabajo

Dejar sin desinfectar las superficies de trabajo

Las superficies de trabajo a menudo no se limpian y desinfectan correctamente. Y eso que, además de que pueden acumular restos de comida, es donde solemos apoyar las bolsas de la compra y otros objetos que vienen de la calle.

11 / 13

orden en la cocina trapo armario vasos. Usar los mismos trapos y bayetas para todo

Usar los mismos trapos y bayetas para todo

Los estropajos, bayetas y otros utensilios de limpieza son otro de los puntos negros donde la suciedad campa a sus anchas. Y es que a menudo utilizamos un mismo trapo o bayeta para todo y nos olvidamos de limpiarlos, lo que constituye uno de los clásicos errores de limpieza que cometemos según los expertos.

12 / 13

fregadero manos fregando vajilla. Y si quieres saber más...

Y si quieres saber más...

No te pierdas todos nuestros trucos de limpieza y orden.

13 / 13

Como has visto, olvidarte de limpiar correctamente el fregadero o la tabla de cortar puede convertir la cocina en unos de los lugares más sucios de la casa (y todo un reto a la hora de limpiar y ordenar). Pero no está todo perdido. Aquí tienes más datos y trucos para hacerlo correctamente.

Los puntos negros a la hora de limpiar la cocina

  • Limpiar mientras cocinas. A menudo puedes caer en la tentación de aprovechar el tiempo de espera mientras estás cocinando para barrer o realizar otras tareas de limpieza. ¡Error! Al hacerlo, levantas polvo y partículas microscópicas que pueden acabar en la comida sin que ni siquiera te des cuenta. Hazlo antes o después, pero nunca durante.
  • Pasar de la campana extractora. Si no quieres que sea un nido de gérmenes, limpia los filtros periódicamente. Cuanto más a menudo lo hagas, más fácil será. Más vale prevenir...
  • No limpiar el frigorífico. Un error muy común es no limpiar casi nunca el lugar donde guardamos los alimentos. Se recomienda limpiar la nevera una o dos veces por semana (y una vez al mes a fondo) para eliminar los restos de comida que hayan podido quedar acumulados. El agua mezclada con bicarbonato sódico es lo más recomendable para evitar los productos de limpieza que pueden perjudicar tu salud.
  • Olvidarse del horno y el microondas. Limpiar el horno da pereza con solo pensarlo, pero si dejamos que se acumule la grasa todavía cuesta más. Lo ideal es evitar al máximo la acumulación de grasa y suciedad con ayuda de papel de plata o de hornear, y campanas protectoras para calentar en el microondas.
  • Lavar todo el menaje a la vez. No todos los utensilios de cocina y piezas de la vajilla están igual de sucios por lo que conviene limpiarlos agrupados y de menos sucio a más sucio. Primero vasos y cristalería, luego platos y cubiertos. Y finalmente ollas y sartenes.
  • No desinfectar el fregadero. Otro de los errores clásicos de limpieza en la cocina es no desinfectar el fregadero, y eso que está considerado como unos de los lugares más sucios de la casa debido a la acumulación de restos de comida.
  • No quitar los restos de comida de los utensilios. Escurridores, coladores, ralladores y otras herramientas de cocina suelen acumular suciedad y gérmenes en sus rincones y recovecos. Para llegar hasta el último rincón puedes usar palillos de aperitivo y clips envueltos en papel de cocina.
  • No limpiar el lavavajillas. Para hacerlo, limpia periódicamente el filtro, la puerta y las juntas. Retira las bandejas y rocía el interior con un líquido específico o con una mezcla a partes iguales de agua y vinagre, que es uno de los productos de limpieza caseros desinfectantes. O hacer un ciclo de lavado sin nada dentro y con un chorro de agua oxigenada en el cajetín del detergente.
  • Dejar sucias las bases de cacerolas y sartenes. Al cocinar, se pueden ir acumulando restos de comida en la base de cacerolas y sartenes. Para limpiar los utensilios de acero inoxidable, va súper bien limpiarlos con un paño humedecido con agua y bicarbonato de sodio.
  • No lavar bien la tabla de cortar. Éste, junto con el fregadero y la grifería, es otro de los lugares donde se acumulan más gérmenes y suciedad. Evita siempre que puedas las tablas de madera, que son porosas y más difíciles de limpiar. Y lávala a diario con agua caliente y jabón. O échale sal por encima, luego frótala enérgicamente con un limón cortado por la mitad, y por último, aclárala y déjala secar. Es uno de los trucos de limpieza caseros que triunfan en internet.
  • Obviar las encimeras. En estas superficies depositamos comida, utensilios de cocina, menaje, bolsas de la compra y otros elementos procedentes de la calle. Precisamente, por este motivo, hay que limpiarla regularmente.
  • Utilizar los mismos trapos y bayetas para todo. Es uno de los errores de limpieza más comunes, y en la cocina un auténtico peligro. A menudo usamos los mismos trapos, bayetas y gamuzas para eliminar tanto los restos de suciedad como repasar el fregadero, limpiarnos las manos o secar la vajilla sin tener en cuenta que estamos llevando los gérmenes de un lado para otro. Solución: Un trapo para cada cosa.

Actualizado el

Relacionados

Loading...