Gastar menos en vacaciones

20 tonterías en las que se te va el dinero en verano

Si no quieres que este verano se te escapen los euros, toma nota de los errores más comunes que cometemos en vacaciones, y de todos los trucos que te contamos para ahorrártelos.

chica escogiendo y comprando fruta y verdura. 1. La improvisación de última hora

1. La improvisación de última hora

En verano queremos aprovechar al máximo el tiempo libre y solemos desorganizarnos en las compras. Haz una gran compra de productos no perecederos al principio de las vacaciones, así tendrás asegurado un abastecimiento esencial al mejor precio. Y cuando llegues a tu lugar de vacaciones, date una vuelta y no elijas el primer supermercado que veas.

1 / 20

como gastar menos chica escribiendo libreta. 2. La falta de planificación

2. La falta de planificación

Las vacaciones están para olvidarse un poco de todo y relajarnos. Pero tampoco pierdas el mundo de vista. Planifica tus gastos y establece un presupuesto.

2 / 20

tomar fibra alimentos palomitas. 3. Los gastos extras

3. Los gastos extras

Tener más tiempo libre supone también más tiempo para gastar. Por ello es necesario hacer un ejercicio de contención. Evita extras como las palomitas en el cine o lleva una botella de agua encima para no caer en la tentación de un refresco.

3 / 20

comer restaurante truco para adelgazar dieta. 4. Las comidas fuera de casa

4. Las comidas fuera de casa

Aprovecha las ventajas de las reservas online, puedes conseguir descuentos de hasta el 70%. Decántate por el menú del día. Además de ser la propuesta más económica, las materias primas suelen ser más frescas. Y cuidado con las bebidas, que es donde suelen cargar los precios más altos.

4 / 20

ahorrar en vacaciones chica abre puerta del coche. 5. Una mala conducción

5. Una mala conducción

Conducir por encima de la velocidad establecida, no solo te hace gastar más sino que puede hacer peligrar tu vida, la de los demás y que te caiga una multa que arruine tu presupuesto.

5 / 20

como gastar menos chica contando dinero monedero. 6. Despilfarrar con el coche

6. Despilfarrar con el coche

El precio de la gasolina y el aumento de trayectos durante el verano acentúa la conveniencia de controlar los gastos del coche. No apurar las marchas, planificar antes la ruta, apagar el motor en paradas prolongadas, controlar la presión de los neumáticos y no abusar del aire acondicionado son medidas que reducen mucho el consumo de combustible.

6 / 20

ahorrar en vacaciones ala de un avión. 7. Las tarifas aéreas

7. Las tarifas aéreas

La primera tarifa de vuelo que encuentras no siempre es la mejor. No te lances a la compra sin antes comparar todas las posibilidades. Muchas páginas cargan al final gastos de gestión, cargos extras por escoger asiento, equipaje o por el tipo de tarjeta con el que realices la compra.

7 / 20

como gastar menos chica riendo mirando tablet sofa. 8. Olvidar los packs de viaje

8. Olvidar los packs de viaje

Si estás organizando un viaje, debes saber que con los paquetes que incluyen avión más hotel puedes ahorrar hasta un 30%. Otra buena táctica es ser flexible con el calendario, moviendo las fechas puedes conseguir tarifas de vuelo y alojamiento más ventajosas.

8 / 20

como gastar menos chica riendo cama tablet. 9. Esperar hasta el último momento

9. Esperar hasta el último momento

Si esperas al último momento para adquirir alojamientos, vuelos y entradas, seguramente las tarifas más económicas ya estén agotadas.

9 / 20

como gastar menos ventilador salon. 10. Limitarte a los hoteles

10. Limitarte a los hoteles

Existen alternativas más económicas que el hotel para alojarse. Puedes intercambiar tu casa, alquilar habitaciones en casas particulares...

10 / 20

como gastar menos chicachico riendo mirando tablet. 11. No sacar partido a las redes colaborativas

11. No sacar partido a las redes colaborativas

En internet hay infinitas iniciativas de economía colaborativa que permiten compartir coche, plaza de aparcamiento, intercambiar objetos...

11 / 20

como gastar menos chica mirando ordenador tomando infusion cafe. 12. No estar al día del ocio gratis

12. No estar al día del ocio gratis

Casi siempre asociamos las actividades de ocio con pagar, cuando no siempre tiene que ser así. Mantente informada de las propuestas de tu Ayuntamiento, infórmate de los días gratuitos de los museos o busca alternativas como fiestas populares, cines al aire libre o las visitas sin coste que ofrecen algunas instituciones.

12 / 20

chica con carro de la compra en el super. 13. No tener en cuenta las ofertas del súper

13. No tener en cuenta las ofertas del súper

Para que no se te escape ninguna oferta al llenar la cesta de la compra puedes utilizar comparadores de precios de internet. O también optar por compras online, que suelen tener promociones y precios muy ajustados.

13 / 20

como gastar menos chica fregando grifo espatula fregadero. 14. Malgastar agua

14. Malgastar agua

Tanto la lavadora como el lavavajillas ponlos solo cuando estén llenos. Reduce el volumen de descarga de las cisternas introduciendo una botella de agua en el interior. Cierra el grifo mientras te estás cepillando los dientes o enjabonas los platos.

14 / 20

como gastar menos chica mirando persiana. 15. Malgastar aire acondicionado

15. Malgastar aire acondicionado

Cuando el calor aprieta, lo más fácil es bajar la temperatura del termostato y tirar de aire acondicionado, pero también es la solución más cara. Por cada grado que bajamos, aumentamos el consumo eléctrico un 7%. Recuerda que puedes controlar el calentamiento de la casa con persianas, toldos...

15 / 20

como gastar menos chica comparando ropa rebajas. 16. Comprar por capricho

16. Comprar por capricho

Muchas veces adquirimos cosas que no entraban en nuestros planes (y que no necesitamos). No saques el billetero sin preguntarte si la compra responde a una necesidad real o más bien es una forma de compensar un mal día o de combatir el aburrimiento.

16 / 20

habitos prevenir cancer chica bicicleta deporte. 17. Comprar y no usarlo después

17. Comprar y no usarlo después

Una bicicleta, una raqueta... Con el buen tiempo las tentaciones de compra relacionadas con las aficiones aumentan. Antes de adquirirlo piensa si realmente le vas a sacar rendimiento. Y recuerda que también puedes tirar del alquiler, el trueque o la segunda mano.

17 / 20

como gastar menos pupitre silla infantil. 18. Tirar las cosas que ya no usas

18. Tirar las cosas que ya no usas

Antes de tirar cualquier cosa porque se ha quedado pasada o ya no la usas, piensa en la opción de revenderla. Según algunos estudios, en nuestros hogares acumulamos de media unos 53 objetos que no usamos y que, en el caso de venderlos, podrían proporcionarnos hasta 2.000 euros.

18 / 20

andar y correr estiramientos. 19. Pagar por NO ir al gimnasio

19. Pagar por NO ir al gimnasio

Si en verano no vas al gimnasio porque cambias horarios o te trasladas de ciudad, ahórrate la cuota y decántate por actividades al aire libre como caminar por la orilla del mar, nadar o pasear en bicicleta. Puedes aprovechar también las clases gratuitas de aeróbic que se realizan en muchas playas.

19 / 20

amigas charlando en la sobremesa. 20. Olvidar que no todo se paga...

20. Olvidar que no todo se paga...

A menudo no nos acordamos de que hay un montón de cosas que podemos hacer que no cuestan ni un euro: quedar con las amigas, salir a pasear, leer un buen libro, meditar...

20 / 20

1 /20

Las vacaciones están para olvidarnos un poco de todo y relajarnos. Pero ojo, lo que no podemos hacer es perder de vista nuestra realidad económica.

A veces, con la excusa de que nos lo merecemos, cometemos excesos que luego hay que pagar. En la galería de imágenes tienes los 20 errores más comunes que cometemos, y a continuación los trucos para contrarrestarlos.

Cuidado con los gastos extras

Tener más tiempo libre supone también más tiempo para gastar. Por ello, es necesario hacer un ejercicio de contención.

Que los niños salgan merendados de casa, evitar extras como las palomitas en el cine, o llevar una botella de agua encima para no caer en la tentación de un refresco son medidas tan sencillas como eficaces.

En vacaciones tenemos más tiempo para gastar, por eso conviene una mayor contención

Cuando comas fuera de casa...

  • Aprovecha las ventajas de las reservas online. Puedes conseguir descuentos de hasta el 70%.
  • Decántate por el menú del día. Además de ser la propuesta más económica, las materias primas suelen ser más frescas.
  • Valora la opción de no tomar postre. Encarece la cuenta y puede arruinar tu dieta. Si es posible, sustitúyelo por el café.
  • Selecciona con prudencia las bebidas. Si te exigen demasiado por un vino normalito, recuerda que el agua es la opción más saludable.

Si te desplazas en coche...

  • Superar los límites de velocidad o tener una actitud poco cívica ante el volante se paga caro. Teniendo una buena actitud, además de proteger tu vida y la de los demás, salvaguardas tu cartera. Una multa de tráfico puede arruinar tu presupuesto. En el coche tus aliados son la prudencia y la tranquilidad.
  • Controla los gastos del coche. El precio de la gasolina y el aumento de trayectos durante el verano acentúa la conveniencia de hacerlo. No apurar las marchas, planificar antes la ruta, apagar el motor en paradas prolongadas, controlar la presión de los neumáticos y no abusar del aire acondicionado son medidas que reducen mucho el consumo de combustible.

A la hora de viajar...

  • Las tarifas aéreas. La primera tarifa de vuelo que encontramos no siempre es la mejor. No te lances a la compra sin antes comparar todas las posibilidades, teniendo siempre en cuenta cuál es el verdadero precio final tras pagar comisiones y recargos de equipajes.
  • Los packs de viaje. Con los paquetes que incluyen avión más hotel puedes ahorrar hasta un 30%. Otra buena táctica es ser flexible con el calendario, moviendo las fechas puedes conseguir tarifas de vuelo más ventajosas.
  • Alternativas al hotel. Existen opciones más económicas que el hotel para alojarse. Puedes intercambiar tu casa, contactar con particulares que alquilan habitaciones, u optar por apartamentos, que al incluir cocina te ayudan a rebajar el gasto.
  • Las redes colaborativas. Desde compartir coche hasta plaza de aparcamiento, pasando por ofrecer un sofá para dormir o visitas guiadas sin ánimo de lucro.


La improvisación se paga cara

Intenta establecer un presupuesto inicial y procura respetarlo. En verano queremos aprovechar al máximo el tiempo libre y solemos desorganizarnos en las compras. El problema es que las improvisaciones se pagan caras y acabamos gastando hasta un 40% más.

  • Haz una gran compra de productos no perecederos al principio de las vacaciones, así tendrás asegurado un abastecimiento esencial al mejor precio.
  • Las ofertas del súper, bien a mano. Para que no se te escape ninguna oferta puedes consultar en internet tanto las páginas de ofertas como los comparadores de precios.

No malgastar agua, un goteo constante en el recibo

España es, junto a Bélgica, Luxemburgo, Alemania e Italia, el país de la Unión Europea que más agua consume, que además de alejarnos de un modelo de sostenibilidad, nos perjudica también si queremos controlar nuestra economía. Tener una actitud responsable es una obligación ante un recurso cada vez más escaso y una medida inteligente:

  • Pon en marcha tanto la lavadora como el lavavajillas solo cuando estén llenos.
  • Reduce el volumen de descarga de las cisternas introduciendo una botella de agua en el interior. El 32% del consumo de los hogares se va por el WC.
  • Cierra el grifo mientras te estás cepillando los dientes o enjabonas los platos. Un grifo abierto supone una pérdida de unos 10 litros por minuto.
  • Aprovecha el agua que dejas correr en la ducha hasta que coge temperatura para regar las plantas o fregar.
  • Coloca las plantas del jardín según sus necesidades de agua, eso facilita un riego más inteligente. Recuerda que las mejores horas son a primera de la mañana o a última de la tarde, para evitar la evaporación.

El consumo de agua, gasolina y el uso del aire acondicionado aumentan estos días



Aliviar el calor de forma inteligente

Cuando el calor aprieta, lo más fácil es bajar la temperatura del termostato y tirar de aire acondicionado, pero también es la solución más cara. Por cada grado que bajamos aumentamos el consumo eléctrico un 7%. Sé un poco previsora y evita el calentamiento de la casa con toldos y persianas.

  • La costumbre de muchos lugares calurosos de mantener bajadas las persianas durante el día y subirlas cuando refresca al anochecer es una medida sencilla, económica y muy eficaz.
  • Frente al aire acondicionado, también puedes potenciar la sensación de frescor instalando un ventilador en el techo, que consume menos energía que el aire acondicionado.
  • Y, como último recurso, recuerda que una breve ducha de agua fría activa la circulación y tonifica tu cuerpo.

El peligro de comprar, usar y tirar

Ante las compras, muchas veces nos comportamos como niños caprichosos y adquirimos cosas que no entraban en nuestros planes. No saques el billetero sin preguntarte si la compra responde a una necesidad real o más bien es una forma de compensar un mal día o de combatir el aburrimiento.

  • Busca alternativas. Con el buen tiempo las tentaciones de compra relacionadas con las aficiones aumentan: una bicicleta, una raqueta... Antes de adquirirlas piensa si realmente les vas a sacar rendimiento. Piensa que también puedes optar por el alquiler, el trueque o las compras de segunda mano, que son mucho más económicas.
  • No tires las cosas, revéndelas. Según algunos estudios, en nuestros hogares acumulamos como media unos 53 objetos que no usamos y que, en el caso de venderlos, podrían proporcionarnos hasta 2.000 euros. ¡Una cifra como para animarse a vaciar el trastero!

Posibilidades de ocio a buen precio

Habitualmente asociamos las actividades de ocio con pagar, cuando no tiene por qué ser así.

  • Mantente informada de las propuestas de tu Ayuntamiento, infórmate de los días gratuitos de los museos o busca alternativas como fiestas populares, cines al aire libre...
  • Hazte una lista de fiestas. Paellas, costilladas populares... Son numerosas las comidas populares que se organizan en verano.
  • No esperes al último momento. Si te gustan los festivales de música y lo dejas para última hora, es probable que las entradas más económicas ya estén agotadas.
  • Pagar por el gimnasio y no ir. Si en verano no vas al gimnasio porque cambias horarios o te trasladas de ciudad, ahórrate la cuota y decántate por actividades al aire libre, como caminar por la orilla del mar, nadar o pasear en bicicleta. Puedes aprovechar también las clases gratuitas de aeróbic que se realizan en muchas playas.

Relacionados

Loading...