¡Ahorra más!

11 cosas que puede cubrir el seguro del hogar y que no imaginas

Conocer todas las coberturas que incluye tu póliza te ayudará a ahorrar (y seguro que tienes muchas que ni te has parado a pensar).

mujer ordenador papaleo seguros facturas

Son una minoría los que se molestan en leer la póliza de su seguro de cabo a rabo. Como consecuencia, muchas veces acabamos pagando por cosas que ya cubre el seguro del hogar sin que lo sepamos, lo que no ayuda al ahorro. Y no solo eso, sino que además, en ocasiones, es precisamente contar con esas coberturas lo que encarece nuestra prima, aumentando aún más el gasto. Aquí tienes una muestra de las cláusulas incluidas por algunas compañías en sus seguros y que a menudo desconocemos:

1. Robo en la calle

Es lógico pensar que el seguro se hará cargo de un robo dentro de la vivienda, pero lo que solemos desconocer es que a veces también cubre las pérdidas provocadas por un robo en la calle. Algunas pólizas incluso se hacen cargo de los desperfectos sufridos en la ropa por culpa del incidente. En muchas ocasiones, para que el seguro cubra el robo es necesario que haya intimidación o violencia.

2. Robo de las tarjetas de crédito

Cubren las pérdidas económicas provocadas por el robo de las tarjetas de crédito o por su uso fraudulento, así como el de las libretas de ahorro o cheques. La cobertura no solo incluye al tomador del seguro, sino a cualquier persona que resida en el domicilio cubierto por el seguro.

3. Daños a terceros

También conocido como responsabilidad civil. Las situaciones que cubre son muy variadas. Algunas que a menudo desconocemos son, por ejemplo, la rotura involuntaria de las gafas a alguien, los daños que pudiera provocar en un coche la caída de una maceta desde el balcón, la rotura de una luna por nuestro hijo al jugar a fútbol o los daños provocados por una mascota a una persona o a sus bienes.

4. Asistencia en viaje

Hay compañías que, en caso de estar de vacaciones y caer enfermos, se hacen cargo de todos los gastos que ello implique: hospitalización, transporte de regreso, repatriación en caso de fallecimiento del asegurado… Y si es un familiar (un hijo, por ejemplo) el que está de viaje y enferma, también corren con los gastos del desplazamiento hasta allí del tomador del seguro, así como los derivados de acompañarlo en el hospital.

5. Servicio de bricolaje

¿Montar unos muebles, colgar una lámpara, colocar unos enchufes…? ¿También en la póliza? Pues sí, las hay que incluyen un servicio de “manitas”, que cubre el gasto de desplazamiento de un operario y las primeras horas de mano de obra, eso sí, con un número de visitas limitado. Si no lo tienes, piénsatelo cuando toque renovar...

6. Nuevas tecnologías e internet

Se incluyen coberturas que van desde la mera asistencia informática vía telefónica (y en caso de ser necesario, el desplazamiento al domicilio de un profesional) a la realización de copias de seguridad del ordenador o del smartphone, o la localización y bloqueo de dispositivos móviles en caso de que los perdamos o nos los roben.

7. Daños eléctricos

Cubren los daños sufridos por los aparatos eléctricos en caso de apagón, un cortocircuito o una subida de tensión. En este sentido, también incluyen los alimentos que, aun estando dentro la nevera, se estropeen por culpa de un corte de electricidad o porque el aparato se haya estropeado por alguno de los motivos anteriores. Los hay que también incluyen un servicio de reparación de electrodomésticos de gama blanca, en el que entra el coste del desplazamiento del técnico, de las tres primeras horas de mano de obra y de los materiales empleados.

8. Cambio de cerradura

Mientras que algunos seguros solo cubren la nueva cerradura si te han robado las llaves, otros también lo hacen cuando las has perdido tú (y si eres despistadilla, te viene bien saberlo, ¿no te parece?).

9. Asistencia y defensa jurídica

El servicio incluye la posibilidad de hacer simplemente alguna consulta de carácter jurídico vía telefónica o, de ser necesario, también cubre los gastos ocasionados por la representación legal en caso de que tengas que reclamar daños, estés involucrada en un proceso penal o lleves a cabo alguna reclamación laboral, entre otros supuestos.

10. Rotura de cristales

Al decir cristales no nos referimos a vasos u otros elementos de la vajilla, sino a piezas con un carácter más fijo, como cristales de las ventanas, espejos… Incluso también se encargan, en caso de rotura, de la reposición de placas vitrocerámicas, mármoles, granitos, piedra y loza sanitaria.

11. En la cocina

También asumen los daños en caso de que se prenda el aceite de la sartén y se dañe la campana extractora. En caso de que explote de forma accidental la olla exprés y eso afecte al mobiliario de la cocina, también se hacen cargo de los gastos.

Relacionados

Loading...