Trucos

Paso a paso

Cómo doblar la ropa con el método de Marie Kondo

Aquí tienes todos los secretos para doblar las prendas según la técnica de la autora de "La magia del orden".

Estirar la prenda

Estirar la prenda

Lo primero que tienes que hacer para doblar la ropa según el método de Marie Kondo es estirar la prenda por completo sobre una superficie plana.

1 / 6

Doblar hacia el centro

Doblar hacia el centro

El siguiente paso del método de Marie Kondo es doblar hacia el centro uno de los lados. Debe ser un tercio aproximadamente.

2 / 6

Doblar el tercio opuesto

Doblar el tercio opuesto

Ahora, repite la operación del paso anterior con el otro lado y dobla el tercio opuesto.

3 / 6

Doblar la prenda sobre sí misma

Doblar la prenda sobre sí misma

Una vez que hayas doblado los dos tercios, dobla la prenda sobre sí misma sin que quede por la mitad, debe sobrar un poco.

4 / 6

Volverla a doblar sobre sí misma

Volverla a doblar sobre sí misma

Ahora tienes que doblar la prenda sobre sí misma otra vez. Pero no hagas más de 3 pliegues.

5 / 6

Guardar el "paquetito" resultante

Guardar el "paquetito" resultante

Por último, ya solo te queda guardar el “paquetito” resultante con la parte redondeada hacia fuera, que es la clave principal del método Marie Kondo para guardar la ropa y que esté a mano sin desordenar el conjunto.  

6 / 6

1 /6

Si nunca habías oído hablar de la japonesa Marie Kondo, autora del best seller mundial La magia del orden, no te pierdas su método estrella para mantener el orden en el armario.

Doblar en tres pliegues y colocar verticalmente

En España solemos colocar la ropa doblada de forma horizontal, una encima de otra. De manera que para sacar una prenda de abajo debes desplazar las de arriba, y terminas desorganizando el cajón o el estante.

El truco de Marie Kondo consiste en doblar las prendas en tres pliegues (como te mostramos en el paso a paso de nuestra galería de fotos), y colocar los "paquetitos" resultantes de forma vertical, uno al lado de otro. De este modo, las prendas se arrugan menos, las tienes todas a la vista para poder disponer de ellas fácilmente sin desordenar el conjunto, y como puedes ver en este cajón, ¡cabe el doble!

Cómo mantener el orden en el armario… (y no rendirse en el intento). Organizar los cajones.

Relacionados