Te van a sorprender

25 cosas que no sabes de "Sexo en Nueva York"

La serie que marcó a varias generaciones de mujeres todavía guarda muchos secretos.

Sexo en Nueva York. ¿Por qué llevaba sujetador en las escenas de sexo?

¿Por qué llevaba sujetador en las escenas de sexo?

Sarah Jessica Parker ha protagonizado varias escenas de sexo míticas durante la serie pero siempre lo ha hecho con el sujetador puesto a diferencia de sus compañeras. La actriz ha reconocido que siente que esas escenas eran gratuitas y no aportaban nada a la trama. Así que siempre tuvo una cláusula de no desnudos.

1 / 25

kim cattrall sexo en nueva york 2. Kim no quería ser Samantha

Kim no quería ser Samantha

Sabemos que Sexo en Nueva York 3 nunca verá la luz por ella, pero es que la serie pudo no haber sido lo que conocemos también por su culpa. Kim Cattrall rechazó el papel de Samantha en dos ocasiones hasta que al final la convencieron para aceptarlo.

2 / 25

sexo en nueva york 16. Detalles muy reales

Detalles muy reales

Vivienne Westwood diseñó el vestido de novia que Carrie llevaba en su fallida boda con Big. Además, la nota de agradecimiento que le llega a la protagonista cuando recibe el vestido estaba realmente escrita por la diseñadora.

3 / 25

sexo en nueva york 15. El final "real" fue distinto

El final "real" fue distinto

La autora del libro original admite que Carrie y Big no hubieran tenido un final feliz en la vida real. Sin embargo, la pareja se convirtió en un icono y el equipo de la serie estaba seguro de que la audiencia no se tomaría bien que no acabasen juntos.

4 / 25

sexo en nueva york 17. John Corbett sabía que Big acabaría con Carrie

John Corbett sabía que Big acabaría con Carrie

"Siempre supe cómo iba a terminar. Tenía sentido porque Nueva York era el quinto personaje de la serie. Carrie tenía que acabar con Nueva York y Big es Nueva York. Es algo que siempre ha tenido sentido para mí", dijo el actor en una entrevista.

5 / 25

sexo en nueva york 18. El libro era más heavy

El libro era más heavy

Si lo habéis leído lo sabréis. El libro que escribió Candace Bushnell tenía que ver más bien poco con la serie. La trama estaba basada en la propia vida de la escritora y reflejaba escenas mucho más duras y realistas.

6 / 25

kim cattrall sexo en nueva york 1. Nunca se llevaron bien

Nunca se llevaron bien

Aunque ellas lo hayan negado durante años, lo cierto es que Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall nunca se llevaron bien. Tanto es así, que recientemente han protagonizado una amarga polémica en relación a la tercera película de Sexo en Nueva York. Las exigencias de Kim la han hecho imposible y el resto del elenco se ha quedado muy tocado por ello.

7 / 25

permanente Sarah Jessica Parker liso. Sarah Jessica Parker casi rechaza el papel

Sarah Jessica Parker casi rechaza el papel

La actriz no estaba segura de querer ponerse en la piel de Carrie Bradshaw y estuvo a punto de rechazarlo. La segunda opción de los productores era Lisa Edelstein, la doctora Cuddy de House. Pero al final, su representante la convenció.

8 / 25

Victoria Beckham. Victoria Beckham casi hace un cameo

Victoria Beckham casi hace un cameo

Hubiera sido en la primera película pero todo quedó en nada. Las fechas de rodaje coincidían con los ensayos de la gira de las Spice Girls y no pudo ser.

9 / 25

sexo en nueva york 14. Cynthia se quedaba con la ropa

Cynthia se quedaba con la ropa

La mayoría de las prendas que llevaban Charlotte, Samantha y Carrie procedían de muestrarios de las marcas, así que al terminar el rodaje, había que devolverlas. Sin embargo, como el estilo de Miranda era mucho más clásico, su ropa era comprada, así que la actriz tenía permiso para quedarse lo que le gustaba.

10 / 25

sexo en nueva york 19 Matthew McConaughey. El cameo de Matthew McConaughey

El cameo de Matthew McConaughey

Fue de chiripa. Antes de proponerle al actor una aparición estelar en la serie, habían probado suerte con Alec Baldwin, para quien fue escrito el papel originalmente, George Clooney y Warren Beatty. Los tres lo rechazaron y se lo ofrecieron a Matthew McConaughey.

11 / 25

sexo en nueva york 2. Hay un "opening" alternativo

Hay un "opening" alternativo

El creador de la serie reveló en una entrevista que existe una apertura alternativa de la serie que nunca ha visto la luz. En ella, Carrie aparecía con un vestido azul y se tropezaba al ver el autobús en lugar de que la salpicara al pasar.

12 / 25

sexo en nueva york 3. Sus direcciones eran falsas

Sus direcciones eran falsas

Si vas a ir de visita a Nueva York no busques las direcciones de las casas de las chicas en la serie, porque no existen. Pero si quieres ver donde "vivían" puedes hacer un tour en autobús turístico en el que te mostrarán algunos de los lugares en los que se grabaron las escenas de la serie.

13 / 25

sexo en nueva york 13. La quinta temporada es la más corta

La quinta temporada es la más corta

La quinta temporada de Sexo en Nueva York solo tuvo ocho episodios porque Sarah Jessica Parker estaba embarazada de su primer hijo. 

14 / 25

sexo en nueva york 5. Nunca fueron a Abu Dhabi

Nunca fueron a Abu Dhabi

En realidad, la segunda película de Sexo en Nueva York no fue grabada en ese país sino en Marruecos. Las autoridades del Emirato denegaron el permiso tras leer el guion, así que tuvieron que rodar en Marruecos.

15 / 25

sexo en nueva york 4. Carrie iba a ser morena

Carrie iba a ser morena

En principio, Carrie iba a ser morena, pero al final los productores decidieron hacerla rubia porque la autora del libro en el que está basada la serie es rubia.

16 / 25

sexo en nueva york 6. El post-it siempre pega dos veces

El post-it siempre pega dos veces

¿Recuerdas el capítulo en el que Jack Berger deja a Carrie con una nota en un post-it? Pues esa historia, como la gran mayoría de las que aparecían en la serie, estaba basada en hechos reales. Le sucedió a una de las guionistas.

17 / 25

sexo en nueva york 1. Los cócteles eran de mentira

Los cócteles eran de mentira

Por mucho "cosmo" que bebieran las chicas en pantalla, sus copas no llevaban ni gota de vodka, sino que estaban llenas de agua con colorante alimentario.

18 / 25

sexo en nueva york 8. El último episodio se rodó tres días antes de emitirse

El último episodio se rodó tres días antes de emitirse

Aunque por esa época no había tanto peligro de spoilers, el final de la serie se rodó tres días antes de que se emitiera. Todo un récord.

19 / 25

sexo en nueva york 7. Cynthia Nixon casi se queda fuera del casting

Cynthia Nixon casi se queda fuera del casting

Y todo por su color de pelo. La actriz hizo la primera prueba para encarnar a Miranda siendo rubia, lo que no convencía al productor Darren Star, que quería que hubiera diversidad entre las chicas tanto en el color del pelo como en las siluetas. Menos mal que existen los tintes.

20 / 25

sexo en nueva york 9. Ella se quedó sin premio

Ella se quedó sin premio

Tanto Sarah Jessica Parker como Cynthia Nixon y Kim Cattrall ganaron premios individuales por su actuación. La única que se quedó sin galardón fue Kristin Davis. 

21 / 25

sexo en nueva york 12. El tutú de Carrie era de rebajas

El tutú de Carrie era de rebajas

Era el look más icónico de la serie, y eso que no le faltaban estilismos míticos, pero no era de una gran firma sino que venía de un stand de ofertas y solo costó 5$.

22 / 25

sexo en nueva york 10. Acumula una inmensa cantidad de reconocimientos

Acumula una inmensa cantidad de reconocimientos

Había vida en la televisión antes de Juego de Tronos, y Sexo en Nueva York pudo acumular una gran cantidad de premios en sus seis temporadas. Obtuvo siete Emmy, ocho Globos de Oro y tres Screen Actors Guild Award. 

23 / 25

sexo en nueva york 11. Nunca repitieron ropa

Nunca repitieron ropa

Ninguno de los personajes repitió estilismo durante la serie. La única excepción es este abrigo de piel que Carrie llevó en la primera temporada y en el episodio final.

24 / 25

Un embarazo muy evidente

Un embarazo muy evidente

Cuando Sarah Jessica se quedó embarazada, intentaron ocultar su tripa tras enormes bolsos y ropa ancha pero su barriguita era más que evidente.

25 / 25

En 2018 se cumplirán 20 años del comienzo de una de las series más míticas de la historia de la televisión, Sexo en Nueva York. Y aunque la hayas visto tantas veces que te sepas los diálogos, seguro que estos 20 datos son nuevos para ti.

Curiosidades sobre "Sexo en Nueva York"

  • ¿Por qué llevaba sujetador en las escenas de sexo? Sarah Jessica Parker ha protagonizado varias escenas de sexo míticas durante la serie, pero siempre lo ha hecho con el sujetador puesto a diferencia de sus compañeras. La actriz ha reconocido que siente que esas escenas eran gratuitas y no aportaban nada a la trama. Así que siempre tuvo una cláusula de no desnudos.
  • Kim no quería ser Samantha. Sabemos que Sexo en Nueva York 3 nunca verá la luz por ella, pero es que la serie pudo no haber sido lo que conocemos también por su culpa. Kim Cattrall rechazó el papel de Samantha en dos ocasiones hasta que al final la convencieron para aceptarlo.
  • Detalles muy reales. Vivienne Westwood diseñó el vestido de novia que Carrie llevaba en su fallida boda con Big. Además, la nota de agradecimiento que le llega a la protagonista cuando recibe el vestido estaba realmente escrita por la diseñadora.
  • El final "real" fue distinto. La autora del libro original admite que Carrie y Big no hubieran tenido un final feliz en la vida real. Sin embargo, la pareja se convirtió en un icono y el equipo de la serie estaba seguro de que la audiencia no se tomaría bien que no acabasen juntos.
  • John Corbett sabía que Big acabaría con Carrie. "Siempre supe cómo iba a terminar. Tenía sentido porque Nueva York era el quinto personaje de la serie. Carrie tenía que acabar con Nueva York y Big es Nueva York. Es algo que siempre ha tenido sentido para mí", dijo el actor en una entrevista.
  • El libro era más heavy. Si lo habéis leído lo sabréis. El libro que escribió Candace Bushnell tenía que ver más bien poco con la serie. La trama estaba basada en la propia vida de la escritora y reflejaba escenas mucho más duras y realistas.
  • Nunca se llevaron bien. Aunque ellas lo hayan negado durante años, lo cierto es que Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall nunca se llevaron bien. Tanto es así que recientemente han protagonizado una amarga polémica en relación a la tercera película de Sexo en Nueva York. Las exigencias de Kim la han hecho imposible y el resto del elenco se ha quedado muy tocado por ello.
  • Sarah Jessica Parker casi rechaza el papel. La actriz no estaba segura de querer ponerse en la piel de Carrie Bradshaw y estuvo a punto de rechazarlo. La segunda opción de los productores era Lisa Edelstein, la doctora Cuddy de House. Pero al final, su representante la convenció.
  • Victoria Beckham estuvo a punto de hacer un cameo. Hubiera sido en la primera película, pero todo quedó en nada. Las fechas de rodaje coincidían con los ensayos de la gira de las Spice Girls y no pudo ser.
  • Cynthia se quedaba con la ropa. La mayoría de las prendas que llevaban Charlotte, Samantha y Carrie procedían de muestrarios de las marcas, así que al terminar el rodaje había que devolverlas. Sin embargo, como el estilo de Miranda era mucho más clásico, su ropa era comprada, así que la actriz tenía permiso para quedarse lo que le gustaba.
  • McConaughey fue la cuarta opción. Fue de chiripa. Antes de proponerle al actor una aparición estelar en la serie, habían probado suerte con Alec Baldwin, para quien fue escrito el papel originalmente, George Clooney y Warren Beatty. Los tres lo rechazaron y se lo ofrecieron a Matthew McConaughey.
  • Hay un "opening" alternativo. El creador de la serie reveló en una entrevista que existe una apertura alternativa de la serie que nunca ha visto la luz. En ella, Carrie aparecía con un vestido azul y se tropezaba al ver el autobús en lugar de que la salpicara al pasar.
  • Sus direcciones eran falsas. Si vas a ir de visita a Nueva York no busques las direcciones de las casas de las chicas en la serie, porque no existen. Pero si quieres ver dónde "vivían" puedes hacer un tour en autobús turístico en el que te mostrarán algunos de los lugares en los que se grabaron las escenas de la serie.
  • La quinta temporada es la más corta. La quinta temporada de Sexo en Nueva York solo tuvo ocho episodios porque Sarah Jessica Parker estaba embarazada de su primer hijo.
  • Nunca fueron a Abu Dhabi. En realidad, la segunda película de Sexo en Nueva York no fue grabada en ese país sino en Marruecos. Las autoridades del Emirato denegaron el permiso tras leer el guion, así que tuvieron que rodar en Marruecos.
  • Carrie iba a ser morena. En principio, Carrie iba a ser morena, pero al final los productores decidieron hacerla rubia porque la autora del libro en el que está basada la serie es rubia.
  • El post-it siempre pega dos veces. ¿Recuerdas el capítulo en el que Jack Berger deja a Carrie con una nota en un post-it? Pues esa historia, como la gran mayoría de las que aparecían en la serie, estaba basada en hechos reales. Le sucedió a una de las guionistas.
  • Los cócteles eran de mentira. Por mucho "cosmo" que bebieran las chicas en pantalla, sus copas no llevaban ni gota de vodka, sino que estaban llenas de agua con colorante alimentario.
  • El último episodio se rodó tres días antes de emitirse. Aunque por esa época no había tanto peligro de spoilers, el final de la serie se rodó tres días antes de que se emitiera. Todo un récord.
  • Cynthia Nixon casi se queda fuera del casting. Y todo por su color de pelo. La actriz hizo la primera prueba para encarnar a Miranda siendo rubia, lo que no convencía al productor Darren Star, que quería que hubiera diversidad entre las chicas tanto en el color de pelo como en las siluetas. Menos mal que existen los tintes.
  • Kristin Davis se quedó sin premio. Tanto Sarah Jessica Parker como Cynthia Nixon y Kim Cattrall ganaron premios individuales por su actuación. La única que se quedó sin galardón fue Kristin Davis.
  • El tutú de Carrie era de rebajas. Era el look más icónico de la serie, y eso que no le faltaban estilismos míticos, pero no era de una gran firma sino que venía de un stand de ofertas y solo costó 5$.
  • Acumula una inmensa cantidad de reconocimientos. Había vida en la televisión antes de Juego de Tronos, y Sexo en Nueva York pudo acumular una gran cantidad de premios en sus seis temporadas. Obtuvo siete Emmy, ocho Globos de Oro y tres Screen Actors Guild Award.
  • Nunca repitieron ropa. Ninguno de los personajes repitió estilismo durante la serie. La única excepción es un abrigo de piel que Carrie llevó en la primera temporada y en el episodio final.
  • Un embarazo muy evidente. Cuando Sarah Jessica se quedó embarazada, intentaron ocultar su tripa tras enormes bolsos y ropa ancha, pero su barriguita era más que evidente.

Por Sonia Murillo

Relacionados

Loading...