Ser feliz con Rafa Santandreu

Mi marido tiene un problema con la bebida

La vida con él se ha vuelto muy difícil. Él siempre me promete que lo dejará, pero no lo hace... Ya no sé qué hacer.

mi marido es alcohólico

Ya hace años que mi marido bebe demasiado y no sé qué hacer. La vida con él se ha vuelto muy difícil porque incluso ya tiene problemas para mantener un empleo. Lo he intentado todo. Él me promete que lo dejará, pero no lo hace. ¿Qué puedo hacer?

Tu problema es más común de lo que te imaginas, porque hay unos 4 millones de personas alcohólicas en España. Prácticamente, en cada familia extensa –tíos, primos y demás- existe un alcohólico severo.

Las medidas a tomar dependen mucho del grado de alcoholismo, pero si el problema afecta a áreas importantes como las relaciones familiares o el trabajo, te recomiendo que vayáis a un psicólogo que sepa tratar el tema.

Si él se niega a acudir, cosa típica, puedes pasar a la segunda fase, confrontar el asunto drásticamente. Esto es, dejarle solo con su problema hasta que deje de beber. Esta medida es dura, pero hay que tener en cuenta que el alcoholismo es una enfermedad devastadora que tiende a arruinar la vida de quien la padece y la de la gente de alrededor. Además, el alcohólico suele negar hasta extremos increíbles que tiene un problema.

Por eso, mi recomendación es que le digas: “Cariño, te voy a dejar solo con tu problema para que lo arregles. Si vas a Alcohólicos Anónimos y estás un año sin beber en absoluto, tendremos una opción de volver”.

En Alcohólicos Anónimos saben que los adictos al alcohol suelen necesitar haber tocado fondo para reconocer su problema y empezar a tratarlo de verdad. Por eso, es bueno “dejarles solos”, que se den cuenta de que han de confrontar el asunto y que, en realidad, solo depende de ellos. Ayudarles, en este caso, supone posponer su caída final y su posible recuperación. Y, mientras tanto, van degradando su salud, su calidad de vida y la de los demás a su alrededor.

Quizá tú misma necesites un psicólogo que te ayude a dar ese paso: a dejarle solo como medida para que despierte y como medida para, al menos, salvarte a ti del hundimiento.

Pero no quiero acabar sin unas palabras de ánimo y optimismo. Muchas personas han vencido el alcoholismo a través de Alcohólicos Anónimos (AA) y han descubierto, además, una nueva manera de vivir, más intensa y hermosa. El programa de AA tiene una vertiente espiritual y muchos de sus miembros incluso agradecen a la vida haber pasado por este problema y haberlo solucionado así. Ahora, su vida tiene un sentido extra: ayudar a otros que están pasando por lo mismo, y esa misión les llena como nunca antes.

Relacionados

Loading...