Ser feliz con Rafa Santandreu

"¿Por qué en la India son felices?"

Acabo de volver de la India y he visto mucha miseria. ¿Cómo es posible que nosotros, que lo tenemos todo, no sepamos estar bien?

por que en la india son felices rafa santandreu

Acabo de volver de la India y he visto mucha miseria. Sin embargo, puedo asegurar que aquella gente es más feliz que nosotros. Tenían una paz interior y una sonrisa en la cara que yo no veo en Madrid. ¿Cómo es posible que nosotros, que lo tenemos todo, no sepamos estar bien?

Haces una pregunta que va al eje del problema de la felicidad e infelicidad. El ser humano se vuelve neurótico por las súper exigencias. Cuando nuestro diálogo está repleto de DEBERÍAS, de obligaciones y autocastigos, es muy difícil ser feliz.

Las sociedades ricas tienen una cosa buena y una mala. Por un lado, nos otorgan muchas opciones: podemos escoger oficio, dónde vivir, con quién casarnos, tener hijos o no tenerlos, mil aficiones, ser así o asá. Las posibilidades son inmensas y eso es, a priori, bueno.

Las sociedades ricas tienen una cosa buena y una mala

Pero la otra cara de la moneda es que caemos muy fácilmente en la tentación de convertir esos objetivos y metas en obligaciones absolutas: “¡Si no llego a tocar en una orquesta de primera línea, mi vida será un fracaso!”, etc.

Es decir, la opulencia es como un Ferrari, que puede ir a grandes velocidades. Pero, por eso mismo, necesita un gran volante y unos frenos de primera.

En este sentido, los frenos y el volante son la educación en valores, filosófica o psicológica. Porque lo ideal es disfrutar de la abundancia del mundo moderno pero sin caer en la súper exigencia. Saber renunciar a las comodidades, premios y galas cuando sea necesario.

A mí me gusta decir que yo soy, en el fondo, un indio del Amazonas. Voy desnudo y lo único que me ocupa es cazar y recolectar, amar a la naturaleza y a los miembros de mi tribu. Es cierto que también tengo casa, coche, despacho y demás… pero a eso le doy una importancia menor. Está bien, pero lo esencial es amar y sonreírle al mundo, tal y como hacen nuestros amigos en Benarés o Bombay.

Relacionados

Loading...