Cómo saber cuándo hay que cambiarlo

Secador, tu mejor aliado o tu peor pesadilla

Si tu pelo está cada vez más seco y con las puntas abiertas, puede ser que haya llegado el momento de cambiar de secador. Aunque este funcione, es muy posible que lo esté haciendo incorrectamente y perjudicando a tu cabello.

Mujer pelo encrespado

Quiero compartir con vosotras el caso de una de mis clientas, con la que seguro más de una se verá identificada.

Raquel llevaba tiempo sufriendo porque su cabello estaba cada vez más seco. Llegó a ser una pesadilla para ella, ya que su melena estaba cada vez más dañada. El cabello de Raquel es fino, con color y tiende a encresparse si lo deja secar al aire (suele ser lo más habitual en la mayoría de cabellos). Ella lo cuida muchísimo… con su champú específico para el color, el acondicionador para controlar el encrespado y una vez a la semana su mascarilla reparadora.

Tardé un tiempo en darme cuenta de que lo que le estaba estropeando el cabello era ¡su secador! El secador de Raquel tenía más de 8 años, y lo utilizaba toda la familia, con más de una caída accidental, según me explicaba. Un auténtico superviviente para el uso que se le había dado, ¿no creéis?

¿Debo cambiar mi secador?

Todo aparato eléctrico tiene fecha de caducidad. Por desgaste, por el paso del tiempo, golpes o por no limpiar el filtro. De hecho, solo por no limpiar el filtro regularmente, el secador se obstruye con la pelusa y el pelo, y deja de funcionar correctamente, pudiendo incluso quemar el motor si se atasca totalmente. Plantéate las siguientes preguntas. Te pueden poner sobre la pista de si necesitas "jubilar" a tu secador.

  • ¿Se te ha caído en alguna ocasión? El riesgo de que se suelte una pieza o se rompa la resistencia es de las cosas más comunes.
  • ¿Tardas mucho en secarte el cabello? Esto es un síntoma de que su funcionamiento interno no va bien.
  • ¿Notas demasiado calor? Seguramente el secador alcanza mucha temperatura en tiempo récord.
  • ¿Tienes las puntas muy secas? Si lo notas especialmente cuando acabas de secarte el pelo, es muy posible que el culpable sea el secador.

¿Cuál es el mejor secador?

Raquel hizo una excelente elección. Escogió un secador iónico profesional. De esta manera, se aseguró de cubrir todas las necesidades de su cabello y la durabilidad del mismo.

La boquilla, requisito imprescindible. Si tú también te estás planteando cambiar de secador, fíjate sobre todo en que tenga una anchura de boquilla que no sea excesivamente grande. De esta forma puedes controlar mucho mejor la dirección del aire, sobre todo cuando debes darle forma o volumen a tu pelo con el cepillo.

¿Es importante que sea iónico? Personalmente, yo lo recomiendo. Los iones negativos que generan estos secadores tienen la capacidad de dejar el cabello más hidratado, brillante y suave. También reducen el tiempo de secado y eliminan el efecto electrostático (iones de carga positiva) que, sobre todo en invierno, da la sensación de que el cabello fino tenga vida propia.

Y si todavía no lo tienes claro, te diré más: la ionización negativa tiene un efecto bactericida y desodorante y evita el envejecimiento prematuro de la fibra capilar.

Consejos profesionales para usar el secador

  1. Jamás pegues totalmente la boquilla al pelo. Sobre todo si lo utilizas a la máxima temperatura.
  2. Usa una temperatura media. Con más razón si tu cabello es además fino.
  3. Seca de raíces a puntas. Y hazlo en dirección al suelo. De esta manera cierras la cutícula del cabello... ¡Y se verá mucho más sano y brillante!
  4. Ayúdate de los dedos. Si lo vas a secar liso evita utilizar cepillos hasta haberlo secado un 80%. Usa al principio los dedos a modo de peine.
  5. Mueve el secador. Procura no mantenerlo mucho tiempo en el mismo lugar para no quemar el pelo.
  6. Espera a que se seque un poco por su cuenta. Todas vamos con prisas por la mañana, pero procura no secarte el cabello inmediatamente, con el pelo súper mojado. Aprovecha para hacer otras tareas mientras tienes el cabello recogido con una toalla o turbante y deja que se seque durante 10 minutos. Ahorrarás tiempo y esfuerzo.
  7. Al final, aire frío. Cuando termines no olvides pasarle aire frío, eso aportará más elasticidad al cabello. Y evitarás las formas indeseadas que, con el paso de las horas, coge el cabello.

¿Cuál es el mejor secador iónico?

Tienes muchos modelos y precios, desde 50 hasta 400€. No me he vuelto loca. Es lo que tendrías que pagar por lo último en tecnología punta. Eso sí, prometen que es irrompible, duradero y súper potente, entre otras cosas. Pero por menos de 200€ puedes tener un secador de última generación, ultraligero (que pese poco más de 300 g) y con una boquilla recubierta de cerámica, que genera un calor infrarrojo para un pelo y cuero cabelludo saludable.

Última novedad. También existen modelos con opción de iones positivos, ideales para utilizarlos antes de un tratamiento o mascarilla, ya que abren la cutícula del cabello y permiten que haga mucho más efecto el tratamiento que apliques después.

Relacionados

Loading...