Mucho más que espuma

Dime cómo es tu pelo y te diré qué champú necesitas

Cualquiera no sirve. Aparte de mantenerlo limpio, un champú adecuado a tu tipo de pelo puede hacer muchísimo para que luzcas una melena sana y bonita. Elige bien y notarás la diferencia.

champu tipo de pelo

"Me lavo con el primer champú que pillo". "Yo, mientras haga bastante espuma". "A mí ya me vale con el que está de oferta en el súper"... Estas son algunas de las respuestas que me dan las clientas del salón. Y, claro, yo les tengo que decir que de esta manera están perjudicando su cabello.

Si en tu caso el problema es que no sabes cuál escoger ante tanta oferta, te recomiendo que te fijes bien en tu pelo y observes qué es lo que te está pidiendo.

¿Cuál es tu tipo de pelo?

Pelo liso

Cuesta mucho de marcar, se suele ensuciar más deprisa y se enreda más fácilmente. Tu peor pesadilla: la lluvia. Y si te haces una cola, ya no podrás soltarte la melena, pues el cabello queda totalmente marcado por la goma. ¿Te reconoces?

  • Tu champú: elige uno que te aporte cuerpo y volumen. En el envase lo suelen especificar. Escoge también un acondicionador de la misma línea, pero no te pases con la cantidad para que no quede apelmazado.

Pelo ondulado

En muchas ocasiones suele ser encrespado. Para llevarlo bien: o te toca activar y definir el rizo; o bien, sueles optar por estirarlo y lucirlo liso. En muchos casos, dejarlo secar al aire es igual a ir despeinada todo el día.

  • Tu champú: escoge uno que no lleve siliconas, para que no te aporte peso y evite que se te ensucie con facilidad. Una gama orgánica o un producto de cosmética capilar natural te puede funcionar muy bien. En cuanto al acondicionador, escoge también uno de la gama de cabellos rizados, que no lleve parabenos ni siliconas y con función reparadora.

Pelo rizado

La mayoría de pelos rizados suele sufrir encrespamiento, y tiende a verse seco y áspero. Tu peor enemigo es el cepillo, aunque la humedad también puede perjudicar su aspecto. El lavado frecuente es primordial para que durante el día no tenga vida propia, sobre todo si llueve.

  • Tu champú: la prioridad absoluta es buscar un champú y un acondicionador anti-frizz, que hidrate a fondo, controle los rizos y evite el encrespamiento. Lo encontrarás entre las gamas específicas para pelo rizado. Es muy importante que una vez por semana uses como complemento una mascarilla reparadora o hidratante. ¡Verás qué cambio experimenta tu melena!

"¿Y si tengo el cabello muy fino?"

También hay líneas específicas para este cabello, que se ensucia con mucha facilidad. Y, aunque esperes que te diga que no uses acondicionador, es esencial utilizarlo en estos casos. ¿Por qué? La mayoría de líneas del mercado de champú para cabellos finos lo hacen muy astringente y necesitarás el acondicionador para que no te quede el cabello excesivamente seco. Solo tienes que controlar la cantidad. Con poquito, basta.

"Pues el mío es un pelo muy grueso"

Enhorabuena, por un lado, porque suele ser un pelo muy fuerte, sin problemas de caída. Sin embargo, suele ser difícil de controlar y, dependiendo de cómo se lave, puedes llegar a tener la sensación de cabello seco. Como este tipo de cabello necesita mucha nutrición y control, lo mejor es usar una gama específica para cabellos rizados, que es la que suele aportar más hidratación. Por supuesto, los complementos ideales son un acondicionador de la misma línea, una mascarilla semanal muy hidratante y, como extra, un aceite capilar, que se puede aplicar de medios a puntas en el pelo mojado.

Actualizado el

Relacionados

Loading...