¡Puntas abiertas!

"¿De verdad me lo tengo que cortar?"

Te ha costado mucho dejarte el pelo largo y ahora no quieres sacrificar parte de tu melena porque tengas las puntas abiertas. Tranquila, con los consejos que te doy evitarás que se te abran las puntas.

olga san bartolome cortar pelo

Son muchas las mujeres que no quieren cortarse el cabello y perder la longitud de su melena, por mucho que en algunos casos sea realmente necesario. Por ejemplo, cuando las puntas están secas o dañadas hay algo que no va bien y hay que ponerle remedio. Te doy algunos consejos para evitar que tengas que sacrificar tu melena y además, te propongo técnicas que sanearán tu pelo sin que apenas tengas que cortarlo.

¿Por qué se abren las puntas?

Hay multitud de motivos por los que las puntas pueden estropearse. Vamos a repasar los 5 más habituales:

  1. El champú no es el adecuado para tu cabello. Es muy importante que a la hora de escogerlo tengas en cuenta la época en la que te encuentras. En invierno no necesitas tanta hidratación y nutrición, pero en verano tenemos que aportar un extra para que las puntas no se resientan con el sol, las piscinas, el mar.
  2. Pasas de acondicionador. Alguna de mis clientas me dicen que es un fastidio ponerse acondicionador, porque después se tienen que aclarar con agua. Como mucho, las hay que tienen la "voluntad" de usar uno sin aclarado. Pero si las puntas siguen tan secas y abiertas, el pelo nos está advirtiendo de que no es suficiente con el que se está utilizando.
  3. Usas mal el secador. No debería ser un problema si se utiliza con una temperatura media. Y, sobre todo, si vamos a estirar el cabello con un cepillo, es recomendable utilizar uno de cerdas naturales y no pegar la boquilla al cepillo. Así evitarás el exceso de fricción y calor en el cabello.
  4. Abusas de planchas y tenacillas. Si no te puedes resistir, aplica siempre un protector térmico y nunca pases de los 180º de temperatura.
  5. Te haces color o mechas con regularidad. Si eres de las que les gusta llevar el color siempre perfecto, es importante que tu peluquero se centre en la raíz y no toque las puntas. Ese suele ser uno de los errores más frecuentes con los que me encuentro en el salón. Vienen mujeres que, además de tener las puntas muy saturadas de color, también están totalmente abiertas y secas. Por lo que hay que cortar irremediablemente para acabar saneándolas.

Cómo repararlo para no tener que cortar

  • En casa. Además de usar una mascarilla reparadora una vez a la semana (envolviéndote el pelo con una toalla caliente para activar más sus efectos), puedes aplicarte los tratamientos específicos de noche. Muchas firmas profesionales de peluquería tienen productos para recuperar el cabello mientras descansas. Algunos requieren que se lave el pelo al día siguiente. Otros, con un simple cepillado para eliminar los restos, permiten lucir una melena increíble.
  • En el salón de peluquería. Si te lo puedes permitir, no dudes en ir una vez al mes a realizarte un tratamiento de nutrición y reparación intensa. Tus puntas lo agradecerán y evitarás que se abran.

La técnica del corte bordado

¿Que lo tuyo ya no tiene remedio y necesitas una solución rápida? Pues aquí va una que, como siempre, ilustraré con un caso real.

Cuando Sandra llegó al salón fue contundente: "Olga, no quiero cortarme el pelo. Sé que lo tengo estropeado, pero me ha costado mucho tiempo conseguir tenerlo largo".

El caso de Sandra es muy común, tiene una melena espesa, muy encrespada, por lo que utiliza habitualmente secador y plancha para poder domarlo. Y esto, claro, ha acabado pasando factura a esas puntas, que hacen que nunca se vea el cabello arreglado.

Pero la solución era sencilla. Solo tenía que utilizar la técnica del corte bordado. ¿En qué consiste? Es una máquina con un sistema de corte que, al pasarla mechón por mechón, corta solo la punta que está estropeada de forma rápida y segura. La máquina en cuestión reconoce las puntas estropeadas al estar estas más duras y rígidas que el resto.

También existe una técnica de cauterización de puntas, que se realiza con fuego y mucha paciencia, y que solo puede realizarla un profesional experimentado. ¡No intentéis hacerlo en casa!, porque podéis llevaros un buen susto.

Y un pequeño consejo extra...

Recuerda que el mejor tratamiento es la prevención. El cuidado diario es primordial para tener siempre una melena bonita.

Relacionados

Loading...